Compartir
Publicidad

Un hombre de 33 años ha fallecido en el primer accidente mortal de un patinete eléctrico en carretera

Un hombre de 33 años ha fallecido en el primer accidente mortal de un patinete eléctrico en carretera
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Otra noticia trágica hemos tenido que lamentar relacionada con los patinetes eléctricos. En la jornada del 25 de diciembre un hombre perdió la vida en la localidad de La Rambla, Córdoba, en un accidente mientras circulaba con su patinete eléctrico.

El joven de 33 años circulaba de noche, en torno a las 20:40, por la carretera A-386. Se desconocen las causas del suceso que aún sigue bajo investigación, pero el hombre chocó contra un automóvil. Perdió la vida tras el fuerte impacto pese a que en el momento del suceso utilizaba casco.

Con luces, dos plazas y hasta 70 km/h pero sin matrícula

Patinete Electrico Imagen de un patinete eléctrico similar al del fallecido.

Los servicios de emergencias, la Policía Local de La Rambla, la Guardia Civil de Tráfico y los Bomberos del parque de Montilla acudieron rápidamente al lugar del accidente pero no pudieron hacer nada por salvar la vida del hombre y sólo pudieron certificar su defunción.

Este acontecimiento supone el primer fallecimiento con patinete eléctrico en vías interurbanas y pone de manifiesto de nuevo la peligrosidad del limbo normativo actual en el que se mueven los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y el uso incorrecto que los usuarios están haciendo de estos VMP.

Como norma general, la circulación de este tipo de vehículos por carreteras convencionales está totalmente prohibida según se apunta en la Instrucción 16.V-124 de la DGT: "De acuerdo con lo dispuesto anteriormente, los VMP, no podrán ubicarse físicamente en el ámbito de la calzada", salvo que se trate de vías que hayan sido expresamente autorizadas por la autoridad local competente.

Patinetes

Se da la circunstancia de que el fallecido viajaba a bordo de un patinete eléctrico de grandes dimensiones sin matricular, con dos plazas y capacidad para alcanzar los 70 km/h y una autonomía de hasta 50 km, además de ir dotado con chasis tubular de acero, suspensión en ambos ejes y frenos de disco.

De hecho este sería uno de los patinetes que según la reforma normativa que aplicará la DGT a lo largo de 2019 no debería considerarse como Vehículo de Movilidad Personal, sino como un scooter de la categoría L1e.

Este suceso se une así a las dos muertes previas relacionadas con los patinetes eléctricos ocurridas durante los últimos meses. La primera tuvo lugar en Sabadell donde una mujer de 40 años fue arrollada por un camión tras caer de la acera a la calzadas y la segunda fue una mujer de 92 años de Espluges de Llobregat que fue arrollada por un patinete eléctrico en el que viajaban dos jóvenes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio