Los patinetes inteligentes llegan a España: no dejan pisar la acera ni aparcar mal, y se chivan al Ayuntamiento

Los patinetes inteligentes llegan a España: no dejan pisar la acera ni aparcar mal, y se chivan al Ayuntamiento
Sin comentarios

En los patinetes eléctricos no solo avanzan las autonomías o potencia de las baterías, sino que poco a poco vamos viendo cómo van llegando novedades importantes en su seguridad. Ahora los patinetes adoptan el apellido de ‘inteligentes’, y en Madrid son ya una realidad.

Inteligentes porque empiezan a equipar sistemas de visión por ordenador, cuyo funcionamiento se basa en Inteligencia Artificial (IA) y aprendizaje automático que detectan con precisión bastantes aspectos que repercutirán no solo a los conductores, sino también al resto de tráfico y peatones.

La precisión de la IA que acabará con los patinetes por las aceras

Patinetes Ojos 1 2022

Voi es un operador de micro movilidad que ya trabajaba en España en diversas ciudades, y que ahora traerá a su flota los primeros ordenadores de a bordo en sus patinetes de Madrid. Estos ‘computer visión’ funcionan con la inteligencia artificial PathPilot de Drover AI, quien comercializa el módulo.

Será la primera empresa en hacerlo en España aunque ya se ha experimentado en otros países como Reino Unido, y su llegada entraña más que una simple nota informativa, sino que podría sentar precedente para la movilidad de los patinetes. Pero, ¿cómo lo hará?

Patinetes Ojos 2 2022

Ese módulo tiene sus similitudes con los sistemas que equipan los coches para leer señales o adaptar, incluso, la velocidad. En el caso de los patinetes, la pequeña caja se sitúa bajo el manillar y va reconociendo en todo momento peatones, lugar, señales de tráfico, incluso el pavimento por el que se desplaza.

De esta manera, es capaz de identificar si se circula por acera, carretera o incluso carril bici. No necesita GPS ni geolocalización para determinar nada, sino que lo hace todo a través de la cámara.

Patinetes Ojos 4 2022

En este caso, el módulo va conectado al motor eléctrico de cada patinete, y aquí es donde viene el quid de la cuestión: puede intervenir. Cada aparato se adapta a las normativas de la ciudad (no circular por aceras, o límites de velocidad, por ejemplo) y no solo emitirá ruidos para alertar al conductor de que deje de hacer algo mal, sino que puede intervenir hasta cierto punto.

Incluso es capaz de saber si el patinete está bien aparcado o no, con un pequeño sensor en el que tanto Voi y el Ayuntamiento de Madrid determinan y controlan cómo y dónde se han de aparcar. Pasarán a estar mucho más controlados, porque toda esa información, no solo la de aparcamiento, sino también la de uso y trayectos, se compartirá con el consistorio municipal.

Patinetes Ojos 5 2022

La realidad es que esos datos son vendidos por Drover a los ayuntamientos. Incluso están planteando instalar cámaras que se mueven por la ciudad para proporcionar un tablero de control para saber cómo funciona la infraestructura de patinetes y bicicletas eléctricos.

Temas
Inicio