Compartir
Publicidad

Las motos dan un ¡Zas en toda la boca! a la DGT

18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La última campaña de control de motocicletas y ciclomotores realizada por la DGT, puede que no les haya salido tal y como esperaban. Al menos si analizamos las cifras fríamente, tal y como lo ha hecho Juan Carlos Toribio y expresándolas en términos que todo el mundo puede asimilar de una forma más sencilla. Porque al igual que no es lo mismo en nuestra cabeza entender qué es ir a 120 km/h o a 33 m/s, como dice mi compañero Josep muy acertadamente (lo segundo asusta más), las cifras de la campaña dan como decimos, un ¡Zas en toda la boca! al más puro estilo Peter Griffin.

Porque resulta que tras una campaña de control masivo, el número de motocicletas o ciclomotores que incurrieron en algún tipo de hecho sancionable fueron mínimos, casi anecdóticos, con lo que igual los esfuerzos de la DGT y del Ministerio del Interior deberían ir dirigidos a erradicar ciertas conductas más que en un control indiscriminado que no ofrece resultados.

La campaña de la DGT en cifras para dummies

En siete días de campaña antes del arranque del verano, se controlaron un total de 41.678 motocicletas, lo que representa un buen pellizco para extraer algún tipo de dato estadístico. Pues bien, si hablamos de uno de las infracciones más criminalizadas como es el exceso de velocidad, sólo 184 conductores lo hicieron es decir, el 0,44% de los conductores.

También en los adelantamientos antireglamentarios, muy peligrosos en casi todas las ocasiones, fueron sancionados 150 conductores es decir, el 0,35% del total. No nos olvidamos del casco, el cuál no lo llevaban 68 personas (conductor o pasajero). Si todas las motos controladas sólo llevaban conductor, de cada 600 uno no llevaba casco (este punto debería ser cero de todas formas).

En cuanto al consumo de drogas o alcohol, el dato de conductores que hayan sido sancionados es casi anecdótico, protagonizado por conductores que bien podrían llevar una motocicleta, ciclomotor, automóvil, bicicleta o patinete. Y es que hablamos de 4 conductores de 41.678 que conducía bajo los efectos de las drogas y 30 con alcohol, respectivamente un 0,0095% y 0.071%. Me parece que en coche el porcentaje es un poco superior...

Sobre el tema de la ITV y otros papeles, la propia DGT no arroja datos. Esto es que si alguna de las motocicletas paradas no circulaba con la ITV en vigor, no fue denunciada porque seguramente la moto no representaba un riesgo para la circulación y seguramente se marchó con una reprimenda y las orejas calientes.

Desde la AMM (Asociación Mutua Motera), plantean las siguientes recomendaciones básicamente para echar una mano a la DGT y el Ministerio del Interior porque... ¿saben realmente qué medidas tomar para reducir los fallecidos en este colectivo?

  • 1. Se debe mantener la alerta preventiva y el impulso de grupos de trabajo para la investigación de la seguridad vial de los usuarios de motocicletas y ciclomotores.
  • 2. Se debe intensificar la investigación en profundidad de la factorialidad asociada a los accidentes de usuarios de motocicletas y ciclomotores y sus consecuencias.
  • 3. Se debe incrementar las partidas presupuestarias de mantenimiento y conservación de carreteras.
  • 4. Se debe incrementar la formación y recursos de los CC y FF de seguridad que tienen encomendadas misiones de investigación de accidentes de tráfico.
  • 5. Se debe trabajar sobre la formación e información de los usuarios de vehículos turismos en lo relativo a su visión periférica.
  • 6. Se debe trabajar sobre la formación e información de los usuarios de motocicletas y ciclomotores en lo relativo a su visión periférica y la de otros colectivos.

Vía | Seguro en Moto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio