Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW bóxer refrigerada por líquido, segunda ronda de fotos espía

BMW bóxer refrigerada por líquido, segunda ronda de fotos espía
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seis meses han pasado desde que vimos la primera foto de la revolucionaria BMW con motor bóxer refrigerado por líquido. En aquel momento se trataba de unas imágenes extraídas de un vídeo accidental al cruzarse un conductor con una BMW de pruebas por la carretera. Hoy la imágen que vemos pertenece a otra unidad de pruebas que ha sido pillada mientras la cargaban en una furgoneta. Todos sabemos que estas fotos espía casi siempre son intencionadas, pero en el caso de BMW y el tiempo que ha pasado entre la primera y la segunda tanda de fotos nos puede llevar a pensar que se trata de una pillada en toda regla.

Aunque este no es el principal objeto del articulo si no hablar de las soluciones técnicas que podemos apreciar a simple vista en esta unidad de pruebas. Lo primero que llama la atención es que ahora el basculante paralever y el escape intercambian lado de la moto si lo comparamos con las actuales BMW bóxer. También se aprecia que los frenos delanteros ahora montan pinzas de anclaje radial. Y por último el carenado ha pasado por una remodelación que abre unos grandes huecos por los que se supone que saldrá el aire caliente que evacue el radiador. Este parece instalado en el espacio que queda justo por encima del pequeño basculante del telelever delantero.

Pero aquí no estamos hablando de unas pequeñas mejoras estéticas o dinámicas, si no de una remodelación muy profunda del motor que ha sido buque insignia de la marca alemana desde que lo diseñó Max Friz allá por los años veinte del siglo pasado. Lo más destacado (y apreciable) son los cambios de la culata. En los motores que conocíamos hasta ahora, el escape salía por la zona delantera y la admisión se situaba en el lado opuesto. De esta manera la válvula de escape que es la que más se calienta se situaba en la zona en la que recibía más aire fresco y la admisión se hacía por la parte trasera conectando los carburadores a un filtro de aire bastante protegido.

Ahora vemos que el escape sale por la parte inferior del cilindro y la admisión se sitúa en la zona superior. Este pequeño detalle colabora de manera muy importante en el rendimiento del motor, que para seguir en el mercado tendrá que cumplir las normas Euro IV-V y VI que entrarán en vigor en Europa en los próximos años. Esto es porque al situarse las válvulas en esta posición el flujo de gases mejora, mejora el llenado y vaciado del cilindro y por lo tanto ayuda en la reducción de gases contaminantes. ¿Y por que no se había utilizado antes? Pues porque la configuración del motor bóxer no lo permitía si no se remodelaba por completo, una cosa que no se hizo cuando se adoptaron las cuatro válvulas por cilindro en los noventa.

Ahora solo nos falta que salgan las fotos y los datos oficiales de una vez por todas para apreciar cómo va a ser esta BMW del siglo XXI.

Vía | MCN
En Motorpasión Moto | BMW bóxer refrigerada por líquido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos