Compartir
Publicidad
El Superprestigio Dirt Track en 25 fotos. Mucho más que una carrera por diversión
Off-Road

El Superprestigio Dirt Track en 25 fotos. Mucho más que una carrera por diversión

Publicidad
Publicidad

¿Aún con resaca del Superprestigio Dirt Track? Yo sí, y sobre todo con el viaje de vuelta después de ver ganar a Marc Marquéz con un soberbio Toni Elías en segunda posición y Brad Baker acabando tercero. Eso de tener que viajar el sábado a primera hora de la mañana y volverse la madrugada del domingo en autobús ¡buf! Pero como reza el dicho popular, "sarna con gusto no pica". Y tanto que si me gustó. Para mí, era la primera vez que asistía a este evento y que iba a fotografiar una competición de dirt track. Espero que os guste el resultado de la galería.

Sabia de que iba la vaina, y había hecho los deberes antes de salir de casa hacia Barcelona. Pilotos, categorías, reglamento, etc… y se suponía que los participantes venían a divertirse y pasarlo bien. Nada más lejos de la realidad. Me bastó con ver la primera carrera, para darme cuenta de que debajo de esos cascos de motocross, más de uno llevaba un cuchillo entre los dientes. Obviamente, eso no fue problema para mí, significaba más diversión.

Si crees que en la Superprestigio los pilotos vienen solo a divertirse, estás muy equivocado

Disfruté mucho de todas las carreras y de todos los enfrentamientos tanto de la categoría Open como de la Superprestigio. Ver a todos los pilotos disputar cada manga por cruzar el primero la línea de meta es algo espectacular, sobre todo si nunca has visto una carrera de este tipo.

Pero si tengo que hacer una mención especial es la categoría Junior. Me quedé impresionado al ver el dominio que tienen sobre sus pequeñas KTM de 2 tiempos, en especial Brian Uriarte que dominó ambas carreras. Esos pequeños diablillos son capaces de abrir gas y controlar la moto con una soltura, que hacen que parezca muy fácil pilotar con semejante estilo, pero no lo és.

Junior Marc Aguilar Superprestigio

En resumen, volvería a repetir con los ojos cerrados a pesar del palizón del viaje de ida y vuelta en el mismo día. Ver una carrera de dirt track es algo que le recomiendo a todo el mundo. Se trata de una constante lucha entre el piloto y la moto a base de golpes de gas y derrapadas que quitan el hipo y te ponen el corazón un puño y que os resumimos en esta galería de 25 imágenes que tenéis a continuación.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio