Compartir
Publicidad

¡Demencial! Esta es la Suzuki 750 cc de dos tiempos y tres cilindros que RSD ha hecho para Travis Pastrana

¡Demencial! Esta es la Suzuki 750 cc de dos tiempos y tres cilindros que RSD ha hecho para Travis Pastrana
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A sus 35 años Travis Pastrana es una de las leyendas del Motocross Freestyle. El piloto de Maryland revolucionó las acrobacias en moto, lo ganó todo y después se retiró en una plácida 'jubilación' donde ha creado en su rancho una factoría de maniobras imposibles con la que ha montado un show llamado Nitro Circus.

El inquiero americano es incapaz de renunciar a las inyecciones de adrenalina que le dan los deportes del motor, y cuanto más extremos sean, mejor. Por eso para afrontar una nueva temporada de dirt track, el fiel piloto de Suzuki se ha hecho con un aparato muy bestia: ¡una 750 de dos tiempos brutal!

Una potencia que podría superar los 100 CV sobre sierra

Suzuki Travis Pastrana Super Hooligans

Después de haber completado el majestuoso espectáculo en honor a Evel Knievel en el que completó tres saltos imposibles a bordo de una Indian FTR750 de carreras preparada especialmente para la ocasión por Roland Sands Design, Pastrana y el propio Roland entablaron una buena relación.

De allí surgió la posibilidad de que Pastrana participase en el Super Hooligan, una carrera de dirt track organizada por RSD destinada a motos de gran cilindrada, que deja fuera a las ligeras 450 monocilíndricas de cuatro tiempos para recuperar el espíritu de las carreras de óvalo para amateurs de la segunda mitad del siglo XX.

El win-win del asunto consistía en que Pastrana se llevaba una nueva inyección de adrenalina participando a modo de reclamo publicitario y RSD conseguía una notable repercusión de su evento. La única pega fue que Pastrana es un piloto fiel a Suzuki y que quería participar con una moto de dos tiempos, así que hubo que estrujarse la sesera porque el reglamento del Super Hooligan está diseñado para motos de más de 750 cc y, hoy por hoy, ninguna marca y menos Suzuki tiene una moto de estas caracerísticas.

Fue entonces cuando RSD y Pastrana volvieron a unir sus fuerzas e intereses para comenzar la búsqueda de una moto que fuera una buena base para trabajar, así que se decidieron por una Suzuki GT750 tricilíndrica de dos tiempos, una máquina que en los años 70 ya daba más de 70 CV. ¿Lo malo? Pues que no era precisamente una moto ligera con una parte ciclo pesadísima que arrojaba 220 kg sobre la báscula... en seco.

Aparte de la estructura principal del chasis, el depósito, el bloque del motor y el pedal de arranque, poco queda de la GT750 original. Se ha modificado todo hasta el extremo en dos sentidos: conseguir una moto más ligera y hacerla apta para la conducción en óvalos de tierra a toda velocidad.

Las suspensiones instaladas son específicas para dirt track con un recorrido mínimo en ambos ejes para limitar las transferencias de peso, el subchasis y colín son nuevos, las llantas son de aleación de 18 pulgadas, el basculante se ha reducido para acortar la distancia entre ejes, se ha suprimido el freno delantero y ampliado el trasero.

Por no hablar del motor, claro, al que RSD ha pegado un buen repaso tirando de las Suzuki TR750 con las que se corría en circuitos de asfalto en los 70. El tricilíndrico se ha apretado pero tratando de conseguir una respuesta dulce, se han instalado cilindros y pistones más grandes, filtros de aire abiertos, nuevos carburadores y un escape FMF

Como era de esperar el sonido de esta bestia de dos tiempos te pone los pelos de punta. Sólo al ralentí ya es un rugido penetrante que intimida, aunque no fue suficiente para que Pastrana lograse buenos resultados en Daytona y quedó fuera de la competición en la primera ronda, aunque tampoco podemos echarle nada en cara pues salió a pista siendo la primera vez que se subía a la moto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio