Publicidad

1.560 unidades de BMW G 310 R y G 310 R tendrán que pasar por el taller por posible rotura del caballete

1.560 unidades de BMW G 310 R y G 310 R tendrán que pasar por el taller por posible rotura del caballete
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las BMW G 310 R y G 310 GS aterrizaron en 2017 y 2018 como parte de una ofensiva global de BMW para captar la atención de clientes más jóvenes y de potenciales compradores en países emergentes.

La buena acogida de las BMW de entrada para todos los públicos y especialmente para aquellos usuarios del carnet A2 han sufrido un pequeño contratiempo, y es que van a tener que pasar por el servicio oficial debido a un defecto detectado en un punto crítico del chasis.

Un defecto puntual pero generalizado

Bmw G 310 Gs 2017 031

Las BMW de acceso llegaron a principios de 2017 a los mercados de todo el mundo. La familia G 310 de BMW Motorrad irrumpió primero con la BMW G 310 R para posteriormente abrirse a su coto de caza particular en el mundo trail con la BMW G 310 GS, ambas a escala de sus hermanas mayores y con mucho por decir, especialmente en los mercados en los que BMW estaba menos presente.

Ahora estas motos deberán hacer una visita al taller porque lo que parecía un defecto aislado se ha convertido en un contratiempo a tener en cuenta por el fabricante, que ya habría contactado (o estaría en proceso de hacerlo) con los propietarios de estos modelos.

Bmw G 310 R 2017

Se trata de la parte inferior del bastidor, allí donde se ancla el caballete lateral, una pieza de acero que podría fracturarse debido al uso y que podría acabar con la moto en el suelo una vez estacionada, o algo peor, provocar una caída en parado al piloto.

Este problema empezó a circular hace algún tiempo a través de Internet, pero no se conocía si se trataba de un problema puntual, un defecto provocado por un uso incorrecto (sentarse en la moto con el peso apoyado sobre el caballete) o si efectivamente era un defecto en el diseño de la pieza.

Bmw G 310 Gs 2017 034

Finalmente BMW Motorrad ha decidido llamar a revisión a las BMW G 310 R y G 310 GS para comprobar el estado del anclaje del caballete lateral y proceder a su refuerzo mediante una pieza adicional que garantice la solidez del caballete y del punto sobre el que descansa el peso de la moto en una operación que llevará apenas unos minutos.

En total habrían sido 1.560 motos afectadas entre ambos modelos, las fabricadas a partir del mes de abril de 2016. Los modelos entregados durante los últimos meses ya incorporan el refuerzo, por lo que este defecto quedaría solventado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir