Publicidad

Un año sin Dani Rivas y Bernat Martínez, os echamos de menos

Un año sin Dani Rivas y Bernat Martínez, os echamos de menos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace un año, se invertían los papeles que rigen el mundo de los sueños: la pesadilla fue despertar. Abrir Twitter y leer que os habíais ido fue un amanecer insoportable, no podíamos creerlo. No queríamos creerlo. Aún no queremos creerlo, pero ya es inevitable.

Os escribo para contaros que os echamos de menos, que las buenas palabras que todo el mundo os dedicaba 365 atrás sigue vigente. Que los vuestros pelean a diario por hacer eterno vuestro legado. Que los que os vimos correr llevamos la firma de vuestros neumáticos estampada de forma indeleble en el asfalto de nuestros corazones.

Querido Bernat

Bernat

Todavía recuerdo cuando te fuiste a Estados Unidos en un viaje de ida sin más garantía que la de oler a gasolina. Sin contratos millonarios ni cheques en blanco de fama y fortuna. Sólo los ojos brillantes de ilusión por seguir compitiendo, por seguir disfrutando.

Fuiste solo, a un campeonato extraño en el que eras 'el extranjero'. Aquel que colaba la bandera española entre Josh Hayes, Roger Hayden, Cameron Beaubier y compañía. Cada vez más alto, cada vez más cerca de las victorias. Tu progresión nos hace pensar que hubieras llegado a batirles. Pues bien, alguien lo está haciendo por ti.

¡Si vieras la que está liando Toni Elías por allí! Desesperaditos tiene a los tres yanquis. Les gana en circuitos que no conocía, y está metiendo a Suzuki entre los dos gallos del corral de Yamaha. Este año el título se ha puesto casi imposible, pero en 2017 no se le escapa, te lo aseguro. Porque está siguiendo tu progresión. Porque sé que le chivas los trucos de esos circuitos que te vieron sonreír. Bueno, y no sé si lo sabes... ¡le van a poner tu nombre a la curva 8 del Ricardo Tormo! Qué menos, digo yo.

Querido Dani

Dani Rivas

Qué raro fue todo lo tuyo. Aquel salto frustrado al British Superbike, el retorno al FIM CEV y el premio de Laguna Seca. Qué ilusión tenías por llegar al Sacacorchos, maldita sea. Por trazar aquella diabólica curva que estremece hasta viéndola por televisión. Qué rabia.

Muy pronto te fuiste, pero tu padre se resiste a dejar ir tu recuerdo. Se está dejando el alma en poner tu nombre y tus siglas por todas partes. Un circuito, un memorial, una copa... Lo está haciendo con la misma pasión que la que tú le ponías en pista, con eso te lo digo todo.

Ah, por cierto, tu BMW está en buenas manos. Sin ti ni Kenny Noyes, el Europeo de Superbike se presumía un aburrido paseo de Carmelito Morales carrera tras carrera. ¡Pues no tío! Un chaval chileno llamado Maxi Scheib le está dando muchísima caña con tu burra. Seguro que tú también le chivas los trucos para pelear contra la Yamaha.

En fin chicos, que por aquí nos ha tocado seguir sin vosotros, y en ello estamos. Intentando honrar a los que ya no estáis con buenas carreras, disfrutando cada día a tope. Espero que estéis bien, que hayáis encontrado un buen campeonato en el que dar gas como os gusta.

Se os echa de menos.

P. D: Desde hace poco tenéis un hermanito por allí arriba. Le llaman Mexicano y es un cachondo mental, como vosotros. Cuidad de él, ¿vale? Y un fuerte abrazo para todos los demás: Marco, Shoya, Norick y todos los demás. No os olvidamos.

Fotos | Circuit Valencia, BMW

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios