Compartir
Publicidad

La ganadora del AMA Supersport, Elena Myers, culpa de su retirada a los abusos sexuales

La ganadora del AMA Supersport, Elena Myers, culpa de su retirada a los abusos sexuales
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Elena Myers tenía en sus manos la posibilidad de romper la brecha que hay entre hombres y mujeres en el panorama internacional de nuestro deporte. La piloto americana se convirtió en 2012 en ser la primera mujer en ganar una carrera profesional en el AMA Pro Racing, concretamente en la primera carrera del año de Supersport, celebrada en Daytona. Todo estaba por llegar para una jovencísima Elena, que vio más tarde el sueño de todo piloto cumplido: subirse a una MotoGP.

Sin embargo, su progresión se vio lastrada en septiembre de 2014 cuando, según relata al Philadelphia Magazine, sufrió abusos sexuales por parte de un masajista deportivo en el hotel donde se recuperaba de las lesiones sufridas en la carrera del día anterior. Aquel suceso provocó una serie de ataques de ansiedad que truncaron su carrera deportiva hasta el punto de que en 2016 ni siquiera encontró patrocinadores para seguir compitiendo.

Elena Myers: “Quiero incitar a otras mujeres a resistir”

Elena Myres Motogp

Jerome McNeill, que cinco meses antes había obtenido la licencia de masajista por parte del Estado de Pennsylvania, ya había sido acusado en 2007 por intentar abusar de una niña de solo 12 años en tres ocasiones. Este hombre sería el encargado de ayudar a Elena a recuperarse de la caída que había tenido en el Circuito de New Jersey.

Sin embargo, Jarome McNeill pretendió abusar de una mujer que, por aquel entonces, contaba con 20 años y con una constitución física inferior a la de su masajista. La propia Elena lo relata con sus propias palabras:

He tenido una centena de masajes. Pero nunca me había pasado algo así. Estaba en shock. Era más grande y más fuerte que yo. No quería que fuera a más. Fue aterrador.

Elena Myers se vistió y salió de la sala. Instantáneamente alertó a otro empleado del spa lo que le había ocurrido con McNeill, pero no le creyó, sino que se mostró “indiferente y callado”, ofreciéndose a “dejar una nota para el director del spa”. Luego, tras alertar a su madre, el director del spa le llamó y, sencillamente, se disculpó por si no había acabado contenta con el servicio.

Elena Myres no se vio con fuerzas para alertar a las autoridades

Elena Myers 2015 2

En palabras de Myres, tanto el hotel como el spa se lavaron las manos y le ofrecieron un almuerzo gratuito en un buen restaurante. La piloto de motociclismo, asustada y confusa por lo ocurrido, decidió no alertar a la policía. Ella misma ha explicado el motivo:

Aunque alerté de lo ocurrido muchas veces a la gerencia del hotel, del spa y del gimnasio, cada vez que decía lo que me había pasado parecía que me menospreciaban e intentaban minimizar lo sucedido. Esto me llevó no ir a la policía en una ciudad de otro estado, donde sería nuevamente interrogada y tendría que volver a enfrentarme a mi atacante y testificar de nuevo. En ese momento, esto se convirtió en algo que sentía que no podía hacer.

Elena Myers 2015

Tras enterarse de que en el mismo hotel ha habido otro caso de abusos sexuales, Elena Myers ha decidido romper su silencio y alertar al mundo entero lo que le ocurrió para intentar que se haga justicia.

Ahora sé que reportar estos abusos a las autoridades del hotel, gimnasio y spa no es suficiente para prevenir el abuso a otras mujeres. Antes de presentar esta demanda, dije a mis abogados que denunciasen esta agresión a la Oficina del Fiscal del Distrito de Philadelphia y así lo hicieron. Pero esto ha sido demasiado tarde para frenar el abuso a otras mujeres en el The Hotel Loews Philadelphia Hotel. Ojalá lo hubiera hecho antes y hubiera llevado esto conmigo cada día, pero al final sé que he hecho más que el gimnasio y el spa para proteger a sus clientes de la agresión sexual.

Elena Myers quiere “incitar a otras mujeres que hayan sido atacadas a resistir”. Ahora su objetivo no es volver a las carreras, pues tiene “cero ganas de subirse a una moto de carreras”. Lo esencial es que ahora se haga justicia tanto con Myers como con todas las mujeres que hayan sufrido este tipo de abusos. Las carreras, por una vez, tendrán que pasar a segundo plano.

Espero que esto ayude a otros hombres y mujeres en circunstancias parecidas a obtener la ayuda que necesitan para lidiar con el trauma que resulta de las agresiones sexuales. Por favor, no te quedes callado.

Fotos | Facebook Elena Myers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio