Publicidad

Con piezas impresas en 3D y por 3.300 euros: así es la primera moto eléctrica hecha en Polonia

Con piezas impresas en 3D y por 3.300 euros: así es la primera moto eléctrica hecha en Polonia
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Un joven diseñador polaco llamado Piotr Krzyczkowski ha creado el primer prototipo de motocicleta eléctrica de Polonia y lo ha hecho utilizando una impresora 3D.

Piotr estuvo estudiando en 2016 en la Escuela Politécnica de Diseño de Milán (Italia) y fue allí donde desarrolló su idea de moto que tiene un nombre que sin duda llama la atención: Falectra.

Falectra saldrá al mercado en 2021 por 3.300 euros

Falectra Moto Electrica Polonia 3

Este estudiante dedicó dos años de su vida a diseñar, patentar y fabricar esta moto eléctrica que, de momento es un prototipo. Se le ocurrió hacerlo con una impresora 3D porque cree que un proyecto, si se muestra de forma virtual, no es suficiente para convencer a alguien para que invierta en su idea.

Así que a través de este sistema y con la colaboración de Zortrax, una empresa que está centrada en la impresión de objetos en 3D, decidió sacar su modelo por mucho menos dinero de lo que le supondría tener un prototipo real con otros materiales.

Falectra Moto Electrica Polonia 2

No toda la moto está hecha en la impresora 3D, pero sí "las partes necesarias para ensamblar el prototipo", según cuenta Krzyczkowski, aunque no especifica cuáles son. Por las fotos solo vemos que se muestra la parte superior que cubre el faro. De esta forma, consiguió que el proceso de fabricación costase hasta siete veces menos. El material que utilizó fue el filamento Z-Ultrat, bastante duro y suficientemente resistente para utilizarlo en la moto.

Aunque Falectra aún es un prototipo, tenemos algunos datos que podrían acercarse al modelo de producción: es capaz de recorrer 70 kilómetros con una sola carga de sus baterías (no conocemos aún su capacidad) y alcanza una velocidad máxima de 60 km/h.

Falectra Moto Electrica Polonia 1 A la izquierda, la pieza impresa en 3D que protege el faro por la parte superior. A la derecha la pieza original.

Además de este primer prototipo eléctrico, su creador tiene pensado hacer otros diez para probarlos en un entorno real. Cuando superen los tests de carretera será cuando empiece a fabricarse en serie. De momento, la idea es que salga al mercado en 2021 por un precio de 3.300 euros.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir