Publicidad

Las motos eléctricas se están popularizando en Cuba en respuesta a la crisis de abastecimiento de combustible

Las motos eléctricas se están popularizando en Cuba en respuesta a la crisis de abastecimiento de combustible
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuba es un país increíble, pero sujeto a una situación geopolítica compleja. Como consecuencia de las tensiones entre poderes el país insular suele tener ciertos problemas de abastecimiento. Una problemática que en cuestión de carburante está apretando a la población, y es que todo el país tiene que funcionar aproximadamente con un 30% del abastecimiento normal de combustibles fósiles según datos del mes de septiembre.

Esta situación viene provocada por las restricciones a las exportaciones venezonalanas, principal fuente de diésel y gasolina para Cuba. La consecuencia es clara: ciudadanos que no pueden moverse con la normalidad habitual, a lo que la población está respondiendo con formas alternativas de movilidad.

200.000 motos eléctricas rodando en Cuba, y con demanda creciente

Next Nx1 2019 Prueba

No, en esta ocasión no estamos hablando de patinetes eléctricos, aunque sí estamos hablando de movilidad de cero emisiones. La solución al menos de momento son las conocidas en Cuba como 'motorinas', pequeñas motos eléctricas.

En su mayoría estas motos y scooter eléctricos han sido importadas desde China, una auténtica potencia en movilidad eléctrica que está consiguiendo abrirse camino en unos casos a base de precios de derribo y en otras ocasiones por pura necesidad, como es el caso.

Silence S01 2019 Prueba 010

Se estima que en Cuba ya están rodando cerca de 200.000 motorinas, y no es para menos. Mientras que en países como el nuestro cuestionamos la movilidad eléctrica desde el prisma de la comparativa directa con sus equivalentes de combustión con la autonomía como caballo de Troya, la necesidad imperante en Cuba neutraliza los prejuicios y han abrazado a estas opciones asequibles y resolutivas.

Con un precio en torno a los 2.000 euros de media, las pequeñas motos eléctricas más baratas son incluso más accesibles que las de gasolina. Y no, puede que no sean ni más bonitas, ni más rápidas, ni tengan más autonomía que una de gasolina, pero solucionan las necesidades de movilidad de un pueblo que no puede cruzarse de brazos.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, hizo un llamamiento a los usuarios de este tipo de vehículos, quienes han respondido de modo voluntario. Ahora, una flota de pequeños moto-taxistas eléctricos están ayudando a movilizar a aquellas personas que no pueden desplazarse debido a la crisis de abastecimiento.

Motorinas Cuba 1

Más allá de la anécdota, las motos eléctricas por modestas que sean responden a algunas cuestiones de movilidad con el único impedimento de necesitar unas cuantas horas conectadas a un enchufe para recargar sus baterías.

Un pequeño scooter eléctrico de 2.000 euros no será nunca una moto de circuito que nos desborde de emociones, pero con 50 km de autonomía eléctrica real es más que suficiente para cubrir los desplazamientos de la mayoría de los habitantes que trabajan en su misma ciudad.

Además, y en comparación con la misma solución eléctrica extrapolada a los coches, las motos eléctricas invierten mucho menos tiempo en los desplazamientos, ocupan menos espacio una vez estacionadas y requieren tan solo una fracción de energía para acometer el trayecto.

Next Nx1 2019 Prueba

Su eficiencia es aún mayor cuando tenemos en cuenta que de estos deslpazamientos urbanos, la gran mayoría se realizan en solitario, por lo que la inversión de energía está notablemente mejor invertida en una moto que en un coche.

El mayor problema para aquellos a los que el transporte público y los almendrones no responden a sus necesidades es que las motorinas no son fáciles de conseguir, ni baratas para las rentas básicas de la población cubana. Por eso también se ha disparado la demanda de bicicletas eléctricas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir