Publicidad

La moto eléctrica de hidrógeno existe y este scooter es la prueba: 110 km de autonomía y repostaje en tres minutos

La moto eléctrica de hidrógeno existe y este scooter es la prueba: 110 km de autonomía y repostaje en tres minutos
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Cuando se trata de buscar motos que no emitan emisiones contaminantes a la atmósfera mientras están circulando, lo primero que nos suele pasar por la cabeza son las motos eléctricas que utilizan un punto de recarga. Sin embargo, no son la única opción. El hidrógeno existe, está ahí como otra fuente de recursos, y desde hace tiempo se investiga cómo podría resultar práctico y útil en los vehículos de dos ruedas.

Algunos ejemplos que podemos recordar a vuelapluma son una patente de una moto de hidrógeno de Honda, la Honda Dominator de un ciudadano brasileño o la Suzuki Burgman Fuel Cell que se convirtió en el primer vehículo con motor de célula de combustible homologado para la Unión Europea. A ellos se les suma un reciente scooter de hidrógeno que presentó United Renewable Energy (URE), una empresa taiwanesa.

Esta moto tendría muy poco nicho en España

Moto Hidrogeno Ure

URE es una compañía tecnológica que centra el tiro en obtener la energía a través de placas solares. Sin embargo, también aprovecha para ampliar sus miras con otros productos energéticos. Uno de ellos ha sido el aprovechamiento del hidrógeno en un scooter.

Este vehículo de dos ruedas se asemeja en prestaciones a uno de 125 centímetros cúbicos, aunque en este caso lleva un motor eléctrico que obtiene la energía a partir del hidrógeno (en esta información te explicamos todo este proceso). Su velocidad máxima es de 90 km/h, acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos, su autonomía es de 110 kilómetros, utiliza una pila de combustible de hidrógeno que produce electricidad que se almacena en una batería de iones de litio, y el tiempo que se tarda en repostar el hidrógeno es de tres minutos.

Uno de los grandes problemas que tienen los vehículos que utilizan el hidrógeno es su fuente de abastecimiento, es decir, encontrar el lugar donde poder repostar hidrógeno (se conocen como hidrogeneras), un elemento que no suele ser ni mucho menos tan común como la gasolina. Otra cuestión a tener en cuenta es que los vehículos de hidrógeno necesitan cierto mantenimiento para que el almacenamiento del hidrógeno sea el idóneo.

En Taiwán es la propia URE la que se está encargando de encontrar al proveedor de hidrógeno para que la utilización de este scooter no sea un problema en términos de infraestructura. Si esta moto la utilizásemos en España sí que supondría un problema. Tal como leemos en un artículo de Xataka, solo hay seis hidrogeneras en el país y son experimentales, es decir, no están abiertas al público como sí lo está por ejemplo una gasolinera.

Es una gran noticia que haya empresas que se decidan a sacar estos productos al mercado, aunque sea el asiático. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer si queremos que el hidrógeno sea una fuente de recursos normalizada. Parece que son las baterías recargadas a través de la red eléctrica las que están ganando la partida en las motos eléctricas.

En Motorpasión Moto | Siete formas de luchar contra el vaho en la moto y no morir en el intento

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios