Compartir
Publicidad
Publicidad

Moto22 en la competición: La carrera de la primera prueba en Castroponce

Moto22 en la competición: La carrera de la primera prueba en Castroponce
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bueno, el otro día hablábamos de los entrenamientos, y ahora os contaré como se desarrollo la carrera.

Habíamos quedado en boxes, reparando el guardabarros de la moto. Para ello, no tuve más remedio que tomar prestado el del compañero Router, que desgraciadamente sólo pudo disputar tres vueltas de los entrenamientos libres debido a una avería mal subsanada en su embrague. Llave del ocho, cuatro tornillos fuera, cuatro dentro y la moto como nueva.

Ahora sólo faltaba saber cuál había sido el tiempo hecho en entrenamientos, y, sorprendentemente, me había clasificado quinto. Delante, los tres que me esperaba (Borja, Diego y Franin) y por supuesto Pedro, que ya rodaba en tiempos más lógicos. Se encontraban, como mínimo, a seis décimas, y por detrás, el siguiente rodaba a un segundo y medio de mi, así que si salía correctamente no tendría problemas en mantener esa posición. Además, me encontraba muy contento pues había conseguido rebajar los tiempos a 45`3, medio segundo más rápido que mi mejor vuelta realizada quince días antes.

Aparentemente, y por las carreras disputadas antes, la pista había quedado en perfectas condiciones, pero después de la caída, mi confianza se encontraba un poco mermada. Se habla con la organización, y esta accede a permitirnos dar tres vueltas de warm up antes de la salida, para probar el estado del asfalto y si las reparaciones en las motos eran correctas. Mi primer paso por esa curva fue derecho como una vela, y en la segunda le eche valor y frene encima de la zona sucia... ¡Buf! Agarra de nuevo.

Franin, Pastrana y Noss

Ya colocado en parrilla, el corazón se me acelera. Nunca antes he hecho una salida desde parado con la nueva moto. Tengo pánico a ponérmela de sombrero. Medio gas esperando el banderazo de la salida y... ¡SALIDA! Miro a la derecha y veo a Pedro que se le cala la moto. ¡CUARTO!

Por delante, Borja y Diego se enganchan en la primera curva, llendose hacia el exterior. Franin aprovecha para meterse por dentro. Diego se sale del circuito, pisa la tierra, se le va la moto y se cae, casi llevándose consigo a Borja. Ha acabado la primera curva y estoy ¡TERCERO!

Siento un motor acechándome en las frenadas, y tiro a muerte. Se que mi condición física no me va a permitir aguantar las quince vueltas a este ritmo, pero tengo que sacar ventaja al cuarto e intentar abrir hueco con Pedro y Diego, por si vuelven a poner en marcha las motos.

Zapico y Morrillu

En la segunda vuelta, mi padre, asistiéndome desde el muro, me hace la señal convenida de que me tranquilice. ¿Estaré rodando sólo? ¿Habría algún problema detrás? Sigo al mismo ritmo dos vueltas mas y en una de las horquillas miro hacia atrás. Zapico, que rueda cuarto, está unos diez metros mas atrás, y poco a poco le voy sacando ventaja. Por delante, Franin y Borja son dos puntos muy pequeños en el horizonte, así que toca hacer una carrera cerebral fiándome de las señales de mi padre desde el muro.

Después de diez vueltas, se me ha cansado mucho el brazo derecho, así que bajo un poco el ritmo. Aún así, mi ventaja sigue en aumento. La última vuelta es de paranoia total: y si me caigo, y si me falla la moto, y si...

Veo la bandera al encarar la recta de meta... no me lo puedo creer. Mi primera carrera y haré pódium. La sensación en la vuelta de honor es indescriptible. Después de unos penosos entrenamientos, he tenido mucha suerte en carrera. No he fallado y he estado atento con la caña. A río revuelto, ganancia de pescadores que se dice.

Morrillu y Noss en Boxes

Entro en boxes y me está esperando mi progenitora. Ha visto la carrera desde lejos. Después de mis dos caídas estaba muy nerviosa. La gente me felicita y llega mi padre desde la recta de meta. Nos fundimos en un abrazo. Al momento, saca una botella de Champagne que había traido en el maletero. Tenía confianza plena en su pupilo. Llega a la vez Noss ha a boxes, que ha quedado quinto después de luchar durante toda la carrera y recuperar dos posiciones. Una de ellas, después de que Cibrics se quedase sin frenos a final de recta y se tuviese que tirar literalmente al suelo para no atravesar la escapatoria y llegar al otro lado del circuito (casi como Pablo Nieto este año en Donnington Park). Los recuerdos del pódium los tengo un poco borrosos, y no por el alcohol, no penseis mal, pero estaba flotando en una nube. Eso si, anecdótico es que se olvidaron los trofeos y hasta el martes no lo pude recoger.

Borja, Franin y Morrillu
Borja, Franin y Morrillu

No está mal, primera carrera, primer pódium. Ahora toca mejorar la forma física y el 17 de agosto Pola de Laviana. Un circuito urbano.

Gracias a Jota y Router por las fotos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos