Compartir
Publicidad

Moto22 en la competición: cuarta prueba en Castroponce (2/2)

Moto22 en la competición: cuarta prueba en Castroponce (2/2)
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sensación extraña el situarse en parrilla de salida y sólo tener delante a Juancho en la pole. Estaba acostumbrado a salir, como muy adelante, quinto, así que ya tengo otra cosa que contar a los nietos. Pedro sale muy fuerte, y tiene mejor ritmo que yo seguro (es su circuito de casa). Además, es quien me puede arrebatar el tercer puesto en la clasificación, por lo que hay que pensar en una estrategia.

Ésta, es bastante sencilla: salir rápido e intentar mantenerlo detrás. El físico no es su fuerte, por lo que las seis primeras vueltas, de las quince, son cruciales rodar ligero. Además, con los calentadores, puedo tirar a muerte desde la salida. En caso de que me adelante, intentar mantenerme pegado a la espera de las últimas vueltas. y por encima de todo, prohibido caerse.

Salgo bien, pero Pedro es perro viejo en carrera, y sale rápidamente a ponerme la moto paralela e incluso casi sacarme de la pista. No tengo más remedio que cortar y pensar en el plan B. Pero este no resulta, pues llevan un ritmo infernal e inalcanzable para mi. En dos vueltas les pierdo la referencia. Otra vez a rodar solo controlando al quinto, que es Cibrics. En la tercera vuelta, consigo tener una referencia visual de él, y aunque mi padre desde el pit-lane me va leyendo la carrera, no hay nada como saber dónde se encuentra para calcular el ritmo.

Pasan las vueltas y llevo la carrera controlada. Estoy rodando casi un segundo más lento, por lo que me tomo las cosas con calma y no me agoto. A cinco vueltas para el final, Segismundo, que iba pegado a la rueda de Cibrics, se va al suelo, permitiendo que él baje el ritmo y yo también. Por detrás Noss recupera a pasos agigantados y ya tiene a Cibrics a tiro.

Dos vueltas después, es Router quien se va al suelo. Se hace daño y es la primera vez que no puedo parar para ver como está. Esto es carrera, y es una sensación extraña verlo en el suelo y luego de pie, quejándose, y no poder parar. Dos vueltas y me concentro para el final.

Pedro se ha debido de colar en alguna curva, y ha bajado mucho el ritmo, lo estoy alcanzando, pero me tiene controlado, y acelera lo justo para mantener unos tres segundos de ventaja hasta que acabe la carrera. Lo mismo que estoy haciendo yo con Cibrics.

Juancho gana la carrera, Franín segundo y Pedro tercero. Mal rollo, porque aunque sigo tercero en la general, Pedro ya está sólo a 10 puntos. Detrás, Cibrics y Noss. Por su parte, Router espera esas tres vueltas, y cuando deja de ver estrellitas, se monta de nuevo y pasa por meta para coger un puñadito de puntos.

Ya sólo quedan dos carreras...

Fotos cortesía de Milka

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio