Compartir
Publicidad

Moto22 en la competición: cuarta prueba en Castroponce (1/2)

Moto22 en la competición: cuarta prueba en Castroponce (1/2)
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Volvemos al escenario de la primera prueba de la Copa Rodicar, donde por carambola, conseguía mi primer pódium en una competición. Día espléndido para las carreras después de estar toda la semana atento a los partes meteorológicos. Cuando llegamos, la pista está mojada, pero con el sol y el viento se seca rápidamente. Además, dispongo de nuevo equipamiento:un juego de calentadores de ruedas para evitar sustos en las primeras vueltas.

Ausencias destacables para esta carrera: Zapico no puede asistir y Diego Herrero, con rotura de omoplato después de la caída en la anterior carrera en Vidanes, tampoco. Eso si, los tres más rápidos que coparon el pódium en la anterior prueba están presentes: Juancho, Franín y Pedro. Por parte del equipo Xatu Astur, estamos los cuatro integrantes.

Quince minutos de entrenamientos libres en el circuito que más conocemos nos sirve para ver las condiciones de la pista y las nuestras. Delante, llevaba montado un neumático procedente del mundial de Supermoto (concretamente usado por Davide Gozzini en entrenamientos, gracias Yoalbi) y tenía ganas de saber cómo se comportaba la moto con él puesto. De compuesto extrablando, el agarre es espectacular, pero sería necesario tocar los reglajes de la horquilla. Como todavía somos novatos, mejor no tocar nada (si funciona, no lo toques) y adaptarse a las sensaciones, no vaya a ser que empeoremos la situación.

Rodamos a la vez que la categoría de los Superquad, lo que es bastante peligroso, pues meten suciedad en pista y el grip en las curvas cambia de una vuelta a otra. Por culpa de ello, casi me voy al suelo, salvando la caída in-extremis con el pie. Clasifico tercero, a casi dos segundos y medio de Juancho. Ya empiezo a pensar que este hombre no es de este planeta. Cibrics séptimo, noveno Noss y Router, tomándose las cosas con mucha calma, cierra la clasificación.

Para los cronometrados, nos cambian el orden de salida, y volvemos a correr en veinte minutos. Hay que poner rápido las mantitas de las ruedas. Se nota que el asfalto está frío: las primeras vueltas las ruedas van perfectas, pero luego, pierden temperatura y empiezan a deslizar. Debería tocarse las suspensiones, pero riesgos mínimos. Hay que acabar por lo menos cuarto.

Ahora si, toda la carne en el asador que empiezan los entrenamientos cronometrados. Tengo la suerte de engancharme a Franín y Juancho, y aunque ellos ruedan bastante más rápido, las tres primeras vueltas consigo mantener una referencia visual. Un par de vueltas de descanso y otra vez a tirar fuerte. En el curvón que hay a derechas me da un aviso la rueda delantera. No queda mucho más, y viendo el lap timer que llevamos instalado veo una vuelta bastante buena. Ya está todo el pescado vendido.

Boxes, un trago de agua y a esperar que salgan los cronos. Sorprendentemente, estoy tercero, por delante de Pedro y a un segundo y medio de Juancho, en cabeza. No está mal, nada mal. Nunca había clasificado tan adelante. Aún así, mi tiempo ha sido inferior al de la anterior carrera en el mismo circuito. Se nota que las condiciones del asfalto no son las mismas. Cibrics, Noss y Router, sexto, séptimo y octavo, cierran el pelotón. Si no llega a ser porque me colé tercero, parecemos el equipo Suzuki y Kawasaki en MotoGP, siempre de los últimos...

Fotos cortesía de Milka y Estrella.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos