Compartir
Publicidad

Yamaha ha sido la única marca que no ha hecho test invernales. ¿Estrategia o equivocación?

Yamaha ha sido la única marca que no ha hecho test invernales. ¿Estrategia o equivocación?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si echamos un vistazo en perspectiva a los test invernales realizados por los equipos del Campeonato del Mundo de MotoGP, de cara a la preparación de la temporada 2016, llama la atención que la marca que se ha llevado todos los elogios este año (Campeona del mundo de pilotos, de marcas, como equipo) es la que, de momento, menos pruebas ha realizado.

Tras el Gran Premio de Valencia, Yamaha realizó los tradicionales test en el Circuito Ricardo Tormo para después guardar las motos en cajas hasta el año que viene. Incluso en los entrenamientos solicitados por Michelin tampoco van a estar presentes. ¿Responde a una estrategia predefinida o se están equivocando?

El primero en extrañarse de la decisión tomada por Yamaha ha sido el propio Jorge Lorenzo. El recientemente coronado Campeón del Mundo no entendía la razón por la que no realizaron entrenamientos al igual que el resto de los equipos.

Yamaha y Honda siempre han sido como dos polos opuestos. Mientras el gigante japonés, en algunas ocasiones, rompe con lo preestablecido y lanza soluciones novedosas a riesgo de que no funcionen correctamente, en Yamaha realizan una evolución constante, tocando sólo aquellas áreas en las que cree que puede mejorar.

World Champion 2015

Tras los problemas de Honda con la moto del 2015, el equipo que dirige Nakamoto no pudo comenzar el desarrollo de la moto 2016 con sus pilotos oficiales. Yamaha sin embargo sí pudo poner en pista soluciones del 2016 y que incluso, como en el caso de los alerones delanteros, adaptaron a la moto de la temporada pasada.

En cuanto a la adaptación de los neumáticos, de nuevo Yamaha ha podido jugar con ventaja respecto a Honda. Tras el retiro de Colin Edwards, el americano ha seguido involucrado en el desarrollo de la motos de la marca de diapasones pero, además, fue contratado por Michelin como piloto de desarrollo, lo que ha podido facilitar la adaptación de la Yamaha YZF-M1 2016 al nuevo suministrador de neumáticos.

¿Y la electrónica? Pues puede que de nuevo Yamaha juegue con ventaja. Con centralita y programación Magneti Marelli, la misma que ya usaban antes de que el año pasado se instaurase la centralita única, la marca de Iwata no ha necesitado reeducar a sus técnicos en nuevos lenguajes de programación (algo que sí tuvieron que hacer en Honda).

En marzo, cuando arranque el mundial y seguramente antes en alguno de los test invernales, sabremos si de verdad Yamaha ha hecho los deberes antes que nadie o, si por el contrario, tendrá que ponerse a estudiar de prisa y corriendo la noche antes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio