Compartir
Publicidad

MotoGP Francia 2014: Valentino Rossi no se ha olvidado de ir rápido

MotoGP Francia 2014: Valentino Rossi no se ha olvidado de ir rápido
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gran Premio de Francia supone en la ya extensa carrera de Valentino Rossi la participación número 299 al máximo nivel. Experiencia no le falta, eso seguro, teniendo en cuenta que en el momento que su amigo Colin Edwards se retire él será el piloto más veterano de la categoría. Con la segunda posición conseguida en Le Mans se anotaba su 150º podio en la categoría reina, con un total de 186 si contamos los de todas las categorías del mundial.

Para conseguir esas cifras de infarto es necesario tener un mínimo de habilidad y eso es algo que no se olvida de la noche a la mañana. Su aciago paso por Ducati en el sueño italiano le comió la moral del mismo modo que le puede estar pasando ahora a Cal Crutchlow, ahora tras un año de adaptación, volver a la moto que hizo ganadora allá en 2004 le está recordando los olores a victoria que tanto añoraba. Se le ve rápido, y se le ve feliz.

Cierto es que en las dos últimas temporadas sólo ha conseguido una victoria, concretamente el 29 de junio de 2013 en Assen, pero se nota a la legua cuando un piloto disfruta sobre su moto y tiene la autoconfianza suficiente para luchar regularmente por el podio. Con tres segundos puestos, un cuarto y un octavo está en un meritorio tercer puesto de la general. Además, ese octavo puesto fue fruto de un neumático defectuoso que le trajo por la calle de la amargura. Pensábamos que podría ser que, al igual que el año pasado, el segundo puesto en Catar fuera un espejismo, pero resulta que no. Está dejando claro que aún puede hacer frente a jóvenes promesas.

valentino-rossi-le-mans-2014-motogp.jpg

Con dos puntos de diferencia respecto a Dani Pedrosa que es segundo representa una seria amenaza para cualquiera que quiera optar a un puesto en el podio. Sí, es cierto que con respecto al líder Marc Márquez hay una abismal distancia de 44 puntos, pero eso es otro tema, el número 93 lleva cinco de cinco y ha sumado todos y cada uno de los 125 puntos posibles además de todas las poles.

La actuación que hizo en Le Mans es un claro ejemplo de que la que podría haber sido una victoria clara al más puro estilo de Il Dottore. Se está mostrando rápido, tanto en entrenamientos como en carrera que es mucho más importante, y le podemos ver con aquella sonrisa traviesa que había perdido dentro de los boxes de color rojo donde se rompía la cabeza intentando buscar soluciones por alocadas que fueran. Ahora ha renovado aires con un nuevo jefe de mecánicos y se puede centrar en ir rápido en una moto que funciona desde el primer momento.

Su estilo ha cambiado de nuevo para adaptarse a unos Bridgestone que no funcionaban del todo bien en la Yamaha M1, un cambio al que ha podido hacerse mejor que su compañero de equipo Jorge Lorenzo. Si su moral no estuviera alta no habría podido acometer ese proceso de adaptación que diferencia a los buenos pilotos de las estrellas del motociclismo.

Me alegro mucho de verle de forma regular en el corralito y bañándose en cava, pero podría apostarme a que a medida que avance la temporada acercará sus pasos al hasta ahora todopoderoso Marc Márquez. Le hemos visto hacer grandes gestas antes, y como él mismo dijo en la celebración de su noveno título: "gallina vieja hace buen caldo". Aún tienen mucho que aprender los jovencitos.

Fotos | Mosvistar Yamaha MotoGP En Motorpasión Moto | GP Francia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio