Compartir
Publicidad

MotoGP Francia 2012: el Circuito de Le Mans, un desafío para los neumáticos de Moto2

MotoGP Francia 2012: el Circuito de Le Mans, un desafío para los neumáticos de Moto2
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como todos sabéis, hoy arranca la primera jornada de entrenamientos libres de Gran Premio de Francia del Campeonato del Mundo de MotoGP en el Circuito de Le Mans. Precisamente su ubicación, a 200 kilómetros al suroeste de París, propicia que el tiempo de las últimas temporadas haya sido muy dispar, lo que presenta todo un reto para los fabricantes de neumáticos. Además, Le Mans en un circuito puro de los denominados Stop & Go o de arranque y parada, con grandes frenadas y aceleraciones desde baja velocidad en marchas cortas.

Para la categoría de Moto2, Dunlop llevará los neumáticos del Grupo A “Baseline” en sus compuestos blandos 3757 y 3854. El 3757 comenzó su andadura en el 2010 y ha demostrado ser la mejor elección cuando la temperatura es baja y el asfalto poco adherente. Por su parte, el 3854 ofrece unas características muy similares. Ambos neumáticos llevarán parejos los Dunlop en compuesto 717 y el 302 para la rueda delantera.

Clinton Howe, Manager de Operaciones de Moto2, explica de forma muy clara las características del Circuito de Le Mans y las necesidades de sus neumáticos Dunlop:

Le Mans tiene una superficie de agarre muy baja y es un circuito muy plano. No sólo en las rectas, sino también en las curvas, que no tienen mucha inclinación. Si el tiempo es frío, como ha pasado en años anteriores, puede haber mucha erosión en la superficie de la pista. Sin embargo, en este circuito también hemos experimentado situaciones de calor. La primavera en Le Mans hace que sea muy difícil predecir el tiempo, pero esperamos poder ofrecer una amplia gama de posibilidades a los equipos. Si llueve, nuestros neumáticos para mojado han respondido muy bien durante esta temporada y tendrán que enfrentarse al reto de Le Mans donde la superficie es más resbaladiza y tiene un drenaje muy lento, lo que implica que puede haber una gran cantidad de agua estancada.

Como no podría ser de otra forma, el piloto local de Moto2, Johann Zarco, también cuenta cuáles son las necesidades y exigencias en este circuito tan particular:

Le Mans es un gran circuito y me encanta correr allí, aunque soy francés no corrí allí hasta 2009. El tiempo es un desafío en Le Mans puesto que puede variar mucho. Si el circuito está húmedo puede ser muy resbaladizo, sin embargo los neumáticos Dunlop para mojado son muy buenos para este tipo de situaciones. Si el circuito está seco es muy difícil decidir cuál será el mejor neumático. Los neumáticos blandos no resbalan mucho pero tienen el inconveniente de que se desgastan con mayor rapidez. Hay muchas partes del circuito en las que necesitas un neumático delantero duro por las fuertes frenadas. Para mí es una gran sensación correr bajo el puente Dunlop, ya que la siguiente curva es ciega y llegas a ella acelerando al máximo. En este tipo de situaciones necesitas confianza en tus neumáticos y los de Dunlop para Moto2 me la proporcionan.

A modo de resumen, la parrilla de Moto2 contará para el Gran Premio de Francia con cuatro delanteros en compuesto 302 y cuatro 717 (medida 120/75R17) y nueve traseros en 195/75R17, cuatro 3757 (ATR05) y cinco 3854 (ATR05). También tienen a su disposición tres delanteros y tres traseros de lluvia en medida 125/80R17 KR191 414 y 90/55R17 KR393 414 respectivamente. Si todas las sesiones se disputaran en mojado, contarían con un cuarto neumático adicional tanto delante como detrás.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio