Las lesiones que retiraron a grandes campeones de MotoGP y el ejemplo de Valentino Rossi que da esperanzas a Marc Márquez
MotoGP

Las lesiones que retiraron a grandes campeones de MotoGP y el ejemplo de Valentino Rossi que da esperanzas a Marc Márquez

HOY SE HABLA DE

Lesiones. Son el gran enemigo de los pilotos de motos, el rival más temido para todos. En las últimas fechas la preocupación de los amantes del motociclismo se ha extendido en torno a la figura de Marc Márquez: cuando está en pista sigue siendo muy competitivo, pero va de lesión en lesión, una dinámica muy peligrosa.

A lo largo de la historia es difícil encontrar un piloto que no haya sufrido lesiones, incluso hay casos como el de Dani Pedrosa en los que ha sido una auténtica persecución. Pero en un puñado de situaciones las lesiones, o la acumulación de ellas, han sido el factor decisivo para provocar, directa o indirectamente, la retirada anticipada de los grandes pilotos.

Barry Sheene

Barry Sheene 500cc 1976

Si dejamos al margen trágicas muertes que no apetecen ni recordar, quizá el de Barry Sheene sea el primer caso claro de un piloto que se retiró a causa de las lesiones. La carrera del mítico '7' de Suzuki había estado ya marcada por un accidente en Daytona que a punto estuvo de costarle la vida, pero no solo se repuso sino que a continuación ganó sus dos mundiales.

Pero en 1982, ya con 32 años y pilotando para Yamaha, no iba a tener la misma energía para reponerse del brutal accidente que sufrió en Silverstone, cuando se encontró a un piloto tirado en mitad de una curva rápida. Sheene salió volando de su moto y se lesionó de mucha gravedad las dos piernas.

Barry Sheene Suzuki

"Con que vuelva a andar nos daríamos por satisfechos", comentaban los médicos mientras Sheene seguía en el hospital. La posibilidad de amputarle las dos piernas estuvo muy presente entre los doctores, pero el británico no solo se recuperó sino que incluso logró el más difícil todavía: volver a competir en moto.

Sheene volvió a Suzuki para 1983 y 1984, pero ya nada era igual. Las lesiones, además de mermarle el físico, se habían metido en su cabeza. Solo logró un podio en dos años, cuando antes del accidente estaba peleando por el mundial. Finalmente se dio por vencido y acabó retirándose del motociclismo con 34 años.

Eddie Lawson

Lawson Yamaha 500cc

Bastante conocido es también es caso del mítico Eddie Lawson, el histórico californiano que ganó tres mundiales con Yamaha y después se marchó a Honda para conseguir el cuarto. En la marca del ala dorada solo estuvo un año antes de regresar a Yamaha, pero segundas partes nunca fueron buenas y la racha triunfal se le iba a cortar de raíz.

En 1990, ya con 32 años, los mismos que tenía Sheene aquella mañana en Silverstone, Lawson se encontró con su destino en Laguna Seca. La Yamaha YZR500 se quedó sin frenos y se estrelló contra una valla de protección, provocándose múltiples fracturas, entre ellas una en un tobillo. Se perdió hasta seis carreras.

Lawson Honda 500cc 1989

Cuando volvió, parecía que podía seguir siendo el mismo. Incluso hizo podio en Assen, pero solo era el inicio de la decadencia. Lawson pensó en dejarlo ahí, pero Cagiva le convenció para que se uniese a la humilde marca italiana por dos temporadas más. Al menos logró ganar una carrera, en Hungaroring en 1992, antes de colgar el casco definitivamente.

Curiosamente, un caso muy similar al de Sheene. Ambos sufrieron el gran accidente con 32 años y lo dejaron con 34 tras comprobar que ya no eran los mismos. Incluso los dos pilotos apostaron por competir en coches, con mucho más éxito para Lawson.

Wayne Rainey

Rainey Misano Motogp

Peor suerte tuvo Wayne Rainey. El legendario tricampeón mundial estadounidense vio cortada su carrera deportiva de raíz. No se retiró por las lesiones, sino que directamente las lesiones le retiraron. O más concretamente, la lesión: la que sufrió en el fatídico Gran Premio de Italia de 1992.

Rainey estaba luchando con Kevin Schwantz por su cuarto título mundial cuando se fue al suelo en Misano. A simple vista no parecía el accidente más grave del mundo, pero las imágenes ya mostraban muy malas sensaciones. Y se confirmó: Rainey tenía una lesión en la médula espinal que le dejó paralizado de cintura para abajo el resto de su vida.

Schwantz Rainey 500cc

En otras palabras, Wayne Rainey se había quedado parapléjico. Evidentemente, no volvió a correr, pero su accidente fue un shock para todo el mundial. El propio Schwantz, su gran rival y campeón de aquel mundial de 1992, reconoció que fue aquella lesión de su compañero la que le hizo colgar el casco solo un año después.

Rainey tenía 33 años y, afortunadamente, aún sigue con vida, buena salud y dejándose ver por el paddock de MotoGP con cierta frecuencia. Pero el suyo es el accidente más trágico y desgraciado de la historia del mundial si obviamos los que terminaron en muerte. Un mito retirado por la peor lesión posible.

Mick Doohan

Doohan Australia Motogp

El caso de Mick Doohan es uno de los más especiales de esta lista. La leyenda australiana estaba destinada a ganar su primer mundial en 1992, cuando casi iba a triunfo por carrera, pero sufrió un terrible accidente en el que casi pierde la pierna derecha. Fue en Assen, y los médicos no apostaban por que fuese a poder volver a andar, pero vaya si lo hizo.

Doohan no solo volvió a andar sino que esa misma temporada se subió a la Honda para intentar retener su primer título. Se quedó solo a cuatro puntos de Rainey, y eso teniendo en cuenta que se había perdido cuatro carreras y que todavía estaba físicamente muy mermado. Empezaba el proceso de recuperación.

Doohan Honda 500cc

En 1993 aún estaba renqueante, pero entre 1994 y 1998 tiranizó el mundial con cinco campeonatos consecutivos. Parecía que nadie podía impedir su sexto título en 1999, pero llegó el circuito de Jerez. En tierra andaluzas Doohan volvió a caerse durante unos entrenamientos libres y se fracturó de nuevo la pierna derecha.

Ya con 34 años, Doohan ni siquiera volvió a subirse a la moto. Unos años antes había estado a punto de perder esa pierna, y no quería terminar de quedarse lisiado para el resto de su vida. Doohan puso punto y final a su carrera y Álex Crivillé fue quien ganó aquel mundial de 1999, el primero de España en la categoría reina.

Casey Stoner

Stoner Ducati Motogp 2010

La retirada de Casey Stoner siempre ha sido un misterio. El australiano tan solo tenía 27 años cuando se decidió a colgar el casco, y hay teorías para todos los gustos: algunos hablan de plan predefinido, otros de que le hicieron la cama para hacerle hueco a Marc Márquez y los últimos de una supuesta enfermedad.

Pero la voz más autorizada para hablar de este tema siempre será el propio Stoner, que atribuyó su retirada al miedo que cogió a las lesiones o incluso a algo peor. El único campeón de Ducati ya había padecido varias lesiones importantes cuando aún pilotaba vestido de rojo en las temporada 2008 y 2009.

Stoner Marquez Honda Motogp

Para colmo, unos meses antes del anuncio de su retirada, Marco Simoncelli perdió la vida en el circuito de Sepang cuando solo tenía 24 años. Un accidente que traumatizó a todo el paddock de MotoGP y que fue el empujón definitivo para que Stoner diese el paso de anunciar su retirada. Acababa de ser padre, y esa responsabilidad le tiró.

De hecho, Stoner anunció su retirada en mayo de 2012, cuando iba líder del mundial, pero no pudo tener una retirada agradable del mundial. Sufrió una fuerte lesión de tobillo en Indianápolis que le tuvo tres carreras de baja. Al menos pudo volver a tiempo de llevarse una última victoria en su feudo, Phillip Island.

Jorge Lorenzo

Lorenzo Marquez Aragon Motogp 2018

El caso más reciente de una retirada forzada por las lesiones es el de Jorge Lorenzo. El mítico pentacampeón español, con tres mundiales de MotoGP con Yamaha a sus espaldas, colgó el casco cuando solo tenía 32 años y era piloto oficial de Honda. Aunque había tenido alguna lesión a lo largo de su carrera, en los últimos meses eran una plaga.

El calvario empezó en MotorLand en 2018, tras una caída en la primera curva forzada por una maniobra poco limpia de Marc Márquez. Lorenzo sufrió una fractura y luxación en el pie derecho que le hizo estar de baja durante cuatro carreras. En 2019 volvió ya sobre la Honda, y como compañero de Márquez, pero la cosa no mejoró.

Lorenzo Honda Motogp 2019

Lorenzo corrió renqueante las primeras carreras hasta llegar a Assen, donde sufrió una fortísima caída en los entrenamientos libres. Se fracturó dos vértebras y dañó una tercera, lesiones que definitivamente apartaron a Lorenzo de la competición. En su situación, y con su edad, hacerse daño en una zona tan sensible como la espalda le hizo reflexionar.

"Sin la lesión de Assen, quizá habría tenido más paciencia para seguir otro año", decía un Lorenzo que se retiró a final de temporada. Volvió para correr las últimas carreras con la Honda, pero a una velocidad que ya no era digna del piloto histórico del que estamos hablando. Muchos han intentado convencerle para volver, pero ya nadie lo ha conseguido.

El caso de Marc Márquez y el ejemplo de Valentino Rossi

Marquez Jerez Motogp 2020

Seis caso que podrían alarmar a los fans de Márquez, y a los del motociclismo en general, pero no hay motivos para ello todavía. Primero, porque si algo hemos visto es que tras la lesión del brazo Márquez volvió a ganar carreras, y de su problema de visión doble ya se recuperó en una ocasión. Su mentalidad es de hierro.

Como lo era la de Valentino Rossi, su eterno y encarnizado rival que, una vez más, sirve de ejemplo a seguir para Márquez. El piloto italiano también sufrió una lesión en un momento de su carrera que perfectamente le podía haber llevado a la retirada, pero no fue así. Hablamos de lo que ocurrió en Mugello en 2010.

Rossi Mugello Motogp 2010

Rossi se rompió la tibia y el peroné en aquel Gran Premio de Italia, cuando ya era nueve veces campeón del mundo y tenía 31 años, una edad que, como hemos visto, no es la mejor para lesionarse. Además, aunque se recuperó, después se fue a Ducati a pasar dos años de penurias. Hasta ahora, podría ser el camino de muchos de los que han salido más arriba.

Sin embargo, Rossi mantuvo una mentalidad de hierro no solo para volver a Yamaha, sino para alargar su carrera deportiva once temporadas más tras la lesión, ganar diez carreras y quedarse a las puertas de la décima corona en 2015. Aunque quizá muchos piensen que para lo que deparó el Rossi post lesión, quizá mejor que lo hubiese dejado.

En Motorpasión Moto | Probamos la Ducati Streetfighter V2: una deportiva de manillar ancho con 153 CV más humana que la Streetfighter V4 | Manuel Poggiali, el gran talento perdido de MotoGP que demuestra la importancia de la salud mental en el deporte

Temas
Inicio