Compartir
Publicidad
Publicidad

Julián Simón da un gran paso de cara al título, cortesía de Andrea Iannone

Julián Simón da un gran paso de cara al título, cortesía de Andrea Iannone
Guardar
13 Comentarios
Publicidad

Explosiva la carrera de 125 recién disputada en Misano. Disputadísima de principio a fin, llegando a rodar casi las 10 primeras vueltas un grupo delantero formado por cerca de 20 motos. En los últimos compases de carrera cuando parecía que Pol Espargaró tenía su segunda victoria consecutiva, Andrea Iannone intentaba adelantar a la desesperada en la última curva y se irían los dos al suelo. A río revuelto, ganancia de pescadores y Julián Simón que iba tercero ha ganado la carrera, pudiendo sentenciar el título en Portugal.

Los protagonistas absolutos en el comienzo han sido los pilotos locales Simone Corsi y Andrea Iannone, que junto a Nico Terol que arrancaba muy bien, Julián Simón y Bradley Smith que sería adelantado por varios pilotos ya daban a entender que la carrera tenía mucha tela que cortar. Tras las primeras vueltas de desfogue, Iannone y Simón rompieron un poco el grupo, momento en el que en el segundo se ponía Marc Márquez primero e intentaría recortar diferencia sin éxito.

Sergio Gadea cayó a dos curvas de la salida, un high side en toda regla en medio de todo el pelotón. Mucha suerte ha tenido el de Aspar quedándose quieto y lo más enroscado posible, pues le ha podido esquivar toda la jauría de pilotos que rodaban juntos en ese momento.

Conforme avanzaba la carrera, Simone Corsi fue perdiendo fuelle, a la par que recuperaba terreno Nico Terol, que al final ha sido segundo cuando estaba viendo al trío de cabeza a una distancia ya imposible de recortar. Pol Espargaró realizaba la machada, imponiendo un ritmo fortísimo en la tercera parte de carrera que le llevó al liderato de la misma. Pero Andrea Iannone no estaba por la labor de dejar escapar la victoria y en la última curva perdía el agarre de su moto cuando intentaba pasar por el interior al español.

Ha sido deplorable el casi espectáculo que han protagonizado los dos pilotos tras la caída. Ambos están en caliente, pero ambos tienen parte de culpa. Por un lado el acercamiento airado de Pol Espargaró (que igual ni falta de palabra, pero ya las formas presa del enfado dan pie a lo que dan) y por otro la peor respuesta si cabe de Iannone. Ambos deben saber como pilotos evitar de muchas formas estos embarazosos "lances de carrera".

Sitio oficial | MotoGP

En Moto22 | GP San Marino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos