Compartir
Publicidad
Hay vida en Italia más allá de Rossi
MotoGP

Hay vida en Italia más allá de Rossi

Publicidad
Publicidad

Desde hace ya tiempo, Valentino Rossi se está personificando en la esperanza para asegurar el futuro del motociclismo italiano, después de unos años de dudas por la escasa proliferación de nuevos talentos. Su equipo en el mundial de Moto3 (y pronto en Moto2), el Sky Racing Team VR46, no es más que la punta de un iceberg que cuenta con la sólida base de la VR46 Riders Academy.

Aunque Rossi se haya rendido con Romano Fenati, el piloto más exitoso hasta la fecha dentro de su estructura, pero al que dejó sin correr en el GP de Austria, todavía le quedan grandes nombres en Moto3 como Niccolò Antonelli, Pecco Bagnaia, Nicolò Bulega o Andrea Migno. Sin embargo, hay otros pilotos italianos brillando en la categoría pequeña, y demostrando (para respiro de Fenati) que se puede triunfar siendo italiano y sin estar bajo el amparo de la Academy.

Gresini, una apuesta segura

Enea Bastianini Moto3 Gresini

Hablar de Fausto Gresini es, además de hablar de un auténtico mito de la categoría de 125cc (de la que fue dos veces campeón y cuatro subcampeón), hacerlo de uno de los tipos que más se han preocupado durante los últimos años por dar oportunidades a los grandes talentos italianos. Desde la creación del Honda Gresini en 1997, Fausto ha ido extendiendo su estructura hasta dar cobertura a las tres categorías.

En la pequeña comenzó en 2012, dando cobijo a un talento que ahora es parte de la VR46 Riders Academy: Niccolò Antonelli. Tras un año como único piloto, en 2013 Niccò tuvo que compartir box con Lorenzo Baldassarri, y en 2014 con Enea Bastianini, que el año pasado pasaría a ser jefe de filas junto a Andrea Locatelli, y en este 2016 con Fabio Di Giannantonio.

Fabio Di Giannantonio Gresini Moto3

En el quinto año de su estructura en Moto3, Fausto Gresini ha encontrado a su mejor pareja de pilotos: Enea Bastianini y Fabio Di Giannantonio

Bastianini es, claramente, el italiano más visible de los que no llevan el logo de la VR46. En dos temporadas y media suma doce podios, y aunque en este 2016 le costó encontrar la senda, parece haberla enderezado con tres podios (Catalunya, Alemania, Austria) en las últimas cuatro carreras. Pero también ha encontrado una dura oposición en el flamante subcampeón de la Red Bull Rookies Cup: Di Giannantonio.

Diggia empezó, con su sorprendente podio en Mugello, la racha triunfal del Gresini Racing, que ha subido al podio en las últimas cinco carreras, ya que el joven Fabio repitió segundo puesto en Holanda y parece dispuesto a pelear por el galardón de mejor novato con, entre otros, la gran promesa de los chicos de Rossi: Nicolò Bulega.

Siempre quedará la Federazione

Andrea Locatelli Moto3 Gresini

Junto a Bastianini y Di Giannantonio, otro piloto italiano está descubriendo su potencial sin ser parte del grupo de entrenamientos del VR46 Ranch. Hablamos de Andrea Locatelli, que bajo la lluvia de Sachsenring logró estrenarse en el podio, estrenando la hasta entonces mediocre temporada del Leopard Racing (que a la vuelta de vacaciones ha vuelto a la senda de la victoria gracias a Joan Mir).

La federación italiana ha dado su primera oportunidad a pilotos como Romano Fenati, Pecco Bagnaia o el prometedor Andrea Locatelli.

Como tantos otros compatriotas (Fenati o Bagnaia incluidos), Locatelli recibió su primera oportunidad para dejarse ver en el mundial con el equipo de la Federazione Motociclistica Italiana (FMI). Fue hace dos años, y su buen hacer en el mismo le abrió las puertas de Gresini primero, y del Leopard después. Loka está considerado como uno de los mejores talentos italianos, y está empezando a demostrarlo.

El Team Italia FMI suele dar oportunidad a dos pilotos por temporada, aquellos que no la tienen en otras estructuras más potentes. Aunque también es cierto que, salvo Locatelli, en los últimos años el resto no han rendido al nivel esperado: Matteo Ferrari y Stefano Manzi no han logrado cuajar, y en este 2016 la dupla del 3570 Team Italia, compuesta por Stefano Valtulini y Lorenzo Petrarca, apenas lucha por evitar el farolillo rojo.

También el mundial junior

Lorenzo Dalla Porta Fim Cev Moto3

El título de Nicolò Bulega en 2015 con la moto puesta por Rossi y el 46 en el carenado, y el buen hacer de su relevo Dennis Foggia en este 2016, parecía dejar claro que la VR46 era el camino para los jóvenes italianos, pero se está demostrando que hay otra senda cuyo destino es el mismo, y el encargado de probarlo no es otro que el actual líder del Campeonato del Mundo Junior de Moto3.

El actual líder del mundial junior de Moto3 es el italiano Lorenzo Dalla Porta, que en 2017 subirá al mundial con el Team Aspar.

Con cuatro victorias y seis podios en siete carreras, Lorenzo Dalla Porta lidera el certamen con solvencia, ya que a falta de cinco carreras cuenta con 36 puntos de ventaja respecto al ya mundialista Marcos Ramírez. Dalla Porta, que a priori iba a correr el mundial en este 2016, está aprovechando el FIM CEV para coger impulso, y en 2017 estará en el Team Aspar de Moto3.

Pero tampoco está solo. Además del mencionado Manzi, en las filas del SIC 58 Squadra Corse montado por Paolo Simoncelli está destacando Tony Arbolino, que ya sabe lo que es pisar el podio en esta temporada. Junto a él está el prometedor Yari Montella, demostrando que la lista de nombres de la cantera italiana es muy larga, y que aunque la VR46 Riders Academy sea una gran escuela de motociclismo, también pueden llegar al éxito por caminos alternativos.

Fotos | Leopard, Gresini, KTM, Repsol Media

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio