Publicidad

Casi siete segundos y un impacto de 30 G fueron los datos de la caída de Loris Baz

Casi siete segundos y un impacto de 30 G fueron los datos de la caída de Loris Baz
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante el pasado test de Sepang se produjo una caída que puso los pelos de punta a todos los que allí estaban. Como os anunciamos en su momento, la rotura del neumático trasero en plena recta de meta hizo que Loris Baz perdiese el control de su Ducati y se precipitase al suelo cuando rozaba los 300 km/h.

Sin embargo, todo se saldó con un montón de miles de euros en reparación para el equipo Avintia y sólo una pequeña abrasión en el codo del piloto francés. Tras lo ocurrido, Alpinestars ha hecho público los datos de la telemetría instalada en el mono y que describen perfectamente qué fue lo que ocurrió.

Ya hemos visto en otras ocasiones esta telemetría: Marc Márquez en Silverstone, Jorge Lorenzo en Assen y de nuevo Marc Márquez en Mugello. Precisamente esta caída se asemeja mucho a la de Loris Baz pues también se produjo al final de la recta de meta de Mugello y a una velocidad de más de 330 km/h.

Tal y como podéis ver en el gráfico de portada, Loris Baz luchó desesperadamente por mantenerse sobre la moto durante casi dos segundos. Una vez perdido completamente el control, es lanzado de la moto pero antes de impactar en el suelo, el airbag del mono ya estaba desplegado.

El primer impacto lo recibió en el hombro izquierdo y rozó los 30G para, posteriormente deslizar durante un total de 6,6 segundos antes de detenerse completamente. Como comparación, Marc Márquez deslizó en su caída de Mugello durante 4.25 segundos. El hecho de ir por la zona de hierba ralentizó su caída pero también hizo que sufriese muchos más golpes en el cuerpo ya que no deslizó limpiamente sino que rodó sobre si mismo múltiples veces.

No me extraña de Baz diese las gracias a Alpinestars tras su caída...

Baz Accident 01

Vía | Alpinestars, Loris Baz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios