Compartir
Publicidad

Yamaha está trabajando en un motor de dos cilindros en línea... ¡con turbo!

Yamaha está trabajando en un motor de dos cilindros en línea... ¡con turbo!
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los rumores son solo eso, rumores, y desde hace años se lleva rumoreando con la llegada de una nueva hornada de motos con turbo. ¿Por qué? Fácil: porque en 2020 llega la normativa Euro 5 y va a hacer tambalearse al mercado de las dos ruedas tal y como lo conocemos.

Intentando sortear los límites de emisiones tanto de partículas contaminantes como de acústica, Yamaha se sube al carro de los turborrumores con la publicación de una patente en la que se puede ver lo que sería una Yamaha MT-09 con un motor turbo.

Motor turbo: menos cilindrada, mismas o iguales prestaciones

Yamaha Mt 09 Sp 2018 011

Las normativas anticontaminación están poniendo las cosas más y más complicadas para los fabricantes de motocicletas. Desde hace algún tiempo en el mundo de la automoción se ha optado por el downsizing, la sobrealimentación y la electrificación de los motores para superar los límites cada vez más restrictivos. En las motos vamos un poco a remolque.

Para poder compensar las restricciones, las marcas están optando por la fabricación de motores de mayor cubicaje con más o menos la misma entrega de potencia, pero es una solución exclusivamente temporal que en un futuro próximo ha de pasar por medidas aún más drásticas en las que parece que Yamaha ya está trabajando.

Turbo Yamaha 2

Los ingenieros de Iwata al parecer han patentado un nuevo motor que está llamado a ser el futuro de una de sus gamas más populares. Los bocetos muestran una Yamaha MT-09 a la que se ha acoplado un motor rediseñado que ha perdido un cilindro pero ha ganado sobrealimentación a través de un turbo.

La gran diferencia con respecto a lo que conocemos hasta ahora en la fábrica de los diapasones es que por parte ciclo (chasis, basculante, suspensiones...) el boceto se corresponde a una MT-09, pero el motor podría ser un bicilíndrico derivado del CP2 de dos cilindros en paralelo que utilizan las MT-07, de 689 centímetros cúbicos, al que se le adosa un turbo en la línea de escape.

Situado en la zona delantera del motor, una caracola movida por los gases de escape se encargaría de forzar la admisión mejorando el rendimiento. Según los esquemas publicados habría dos versiones del mismo sistema, uno con el turbo en la parte inferior y otro con el turbo junto a la salida de los colectores, pegado a la culata, y que dejaría espacio para ubicar el catalizador en una posición más adelantado.

Turbo Yamaha 4

En cualquier caso, este esquema facilitaría que la MT-09 generase unas emisiones contaminantes muy inferiores a bajas y medias revoluciones (donde más se usan habitualmente los motores) y obteniendo una entrega similar en la zona alta del tacómetro. Adicionalmente también se añadiría un intercooler en la admisión para enfriar el aire para la mezcla.

Este nuevo propulsor es un concepto en el que ya hay otras marcas trabajando, como por ejemplo Suzuki desde que presentó el prototipo Recursion que podría ver la luz de manera inminente en forma de la GSX-700T, y cuya misión principal será conseguir prestaciones iguales o mejores que las actuales con bloques de menor cilindrada.

Turbo Yamaha 3

Para compensar una potencial pérdida de fiabilidad al contar con un sistema más complejo, esta configuración contará con contramedidas como cámaras de combustión con un menor ratio de compresión como ya ocurre en el caso de las Kawasaki H2 y Kawasaki H2R de las que se extraen 231 CV y 310 CV del cuatro cilindros en línea de aspiración forzada con compresiones de 8,5:1 y 8,3:1 respectivamente.

En cualquier caso estos bocetos no prueban nada, no nos confirman ni desmienten que Yamaha vaya a sacar una moto turboalimentada, pero sí nos sirven para estar seguros de que en Iwata están trabajando en soluciones para mantener vivos los motores térmicos sin recurrir a la electrificación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio