Admira la última creación de Walter Siegl: esta Ducati SBK #4 con mucha fibra de carbono que te robará el corazón

Admira la última creación de Walter Siegl: esta Ducati SBK #4 con mucha fibra de carbono que te robará el corazón
1 comentario

Hacía mucho que no hablábamos de Walt Siegl. El famoso diseñador austriaco afincado en New Hampshire (Reino Unido) que lleva unos cuantos años preparando motocicletas totalmente únicas. Uno de sus últimos ejemplos que os contamos fue la WSM SBK de aspecto setentero o las Ducati Hypermotard 1100 convertidas al aspecto Dakar.

Pero el idilio de este preparador con la firma de Borgo Panigale continúa una vez más en su última creación. Ésta toma como base de sus propias Superbikes italianas de estilo setentero y la reinterpreta para hacerla aún más radical y ligera. Se trata de la WSM SBK #4.

WSM SBK #4: creada a mano con los mejores materiales

W2

El nombre puede resultarnos un poco raro pero ya sabéis que Walter Siegl sólo trabaja por encargo para ofrecer a sus clientes motos exclusivas dignas de aparecer en museos. Para esta creación, su cliente le dijo que fabricase una moto como si fuese para él mismo, que no dejase ninguna concesión y dicho y hecho.

Para su chasis, el diseñador austriaco hecho mano de una construcción super ligera de tubos al cromo-molibdeno con calidad aeronáutica. Esto le permitía una torsión y flexibilidad perfectas para su propósito con un peso de lo más contenido.

Cuadro de mandos

Pero lo que más destaca de esta montura es su motor. A diferencia de lo que ocurría en las WSM SBK anteriores en el que podías montar el propulsor  bicilíndrico Testastretta de cuatro válvulas y refrigeración líquida puesto a punto por Bruce Meyers Performance, en esta ocasión se ha optado por el Desmoquattro 848 subido a 1040 cc. Una mejora que hizo Walter pensando en la ligereza del bloque y que además, ha visto incrementada su dotación con un cigüeñal aligerado, bielas de titanio y un kit racing.

Desgraciadamente no nos han facilitado la cifra de potencia total que alcanza tras las modificaciones, aunque sabiendo que este motor parte de los 84 CV, no sería de extrañar que alcanzase los 140 o 150 CV fácilmente. El airbox sigue siendo de fibra de carbono, así como la línea de admisión de aire o el carenado de su cuerpo (que viene firmado por Indy Performance).

 

Otro cambio efectuado respecto a sus creaciones anteriores tiene que ver con su escape. En esta ocasión se ha sustituido el anterior silencioso SC Project por un escape de titanio de la marca Arrow con dB killer y colectores de acero inoxidable hechos a mano. Un cambio que mejora la respuesta tanto en carretera como en circuito.

La parte ciclo tampoco se queda atrás, con una suspensión regulable Öhlins tanto para su horquilla delantera como para su monoamortiguador trasero. Mientras que Brembo se encarga de detener esta preciosa moto utilizando pinzas monobloque y discos de 330 mm sin ABS. Para las llantas usa ruedas BST en fibra de carbono ultraligeras logrando un peso total que ronda los 143 kg.

 

Para terminar, el conjunto utiliza electrónica extraída directamente del mundo de las carreras así como una pintura edición especial rojo Ferrari que emplea el SP2. Un capricho éste último que vino por parte del dueño de la moto. Su precio no ha sido revelado, pero como dijimos en el anterior artículo, si tienes que preguntar por él es porque no puedes pagarlo.

En Motorpasión | Seis scooters que puedes conducir con la convalidación del carnet B de coche desde los 125 cc hasta los 500 cc | Las normas básicas de seguridad para rodar en circuito con tu moto sin que termine en tragedia

Temas
Inicio