Compartir
Publicidad
Publicidad

Mira y llora, este impresionante monoplaza esconde un motor de Aprilia RSV4 con 203 cv para 390 kg

Mira y llora, este impresionante monoplaza esconde un motor de Aprilia RSV4 con 203 cv para 390 kg
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los experimentos rarunos nos encantan, incluso si son profanaciones del tipo de meter un motor bóxer de Subaru como corazón a una moto totalmente artesana, pero esto que vamos a ver hoy es otro nivel completamente distinto, a años luz de haber sido concebido en el garaje de un aficionado o un granjero.

Si te gustan los bichos potentes ya tengan dos o cuatro ruedas te va a encantar saber que el Griiip G1 es una mala bestia. Un monoplaza preparado para la Formula 1000 al que se le ha incrustado en sus entrañas nada menos que el motor de cuatro cilindros en uve de una Aprilia RSV4, y el resultado es grotescamente apetecible.

Si tuvieras que correr en coche, tendría que ser en este

Aquí donde lo ves, el Griiip G1 ha sido un proyecto tan cuidado que incluso ha estado en el Hall of Fame de Aprilia junto a motos legendarias como la Aprilia RS-GP actual de Aleix Espargaró, la del año pasado de Stefan Bradl, la RSV4 ganadora del mundial de Superbikes de Max Biaggi, las RSW250 campeonas de la categoría intermedia de Jorge Lorenzo y Marco Simonccelli y la RS125 de Valentino Rossi.

El motivo ha sido una devoción por el cuatro cilindros de la Superbike italiana en configuración de uve a 65º de 999,6 centímetros cúbicos. El propulsor se ha colocado justo tras el piloto y en posición transversal, con la V dispuesta de forma perpendicular a la marcha y apretado hasta las cejas para extraer el máximo rendimiento.

Griiip G1 Aprilia 21

Al motor V4 se le ha desarrollado una serie de componentes de manera expresa como las tomas de admisión o la línea de escape a través de las que respiran los más de 200 cv. La lubricación también se ha modificado y se ha añadido una caja de cambios secuencial adaptada de seis velocidades además de una ECU específica con función quickshift para cortar encendido (up & down) y un diferencial trasero de deslizamiento limitado.

Tan bien hecho está el jodío que han llegado a modificar extensamente el motor para sustituir la transmisión final por un árbol de transmisión. Esta solución reduce al mínimo las pérdidas mecánicas de potencia y evita tener que realizar un mantenimiento continuado, además de incrementar notablemente la fiabilidad.

Griiip G1 Aprilia 15

La fibra de carbono puebla todos los rincones de esta preciosidad de competición pero también se han utilizado materiales nobles en componentes mecánicos para reducir al máximo su peso. El resultado es una máquina de batir cronos con 203 caballos de potencia para sólo 390 kg sobre la báscula con todos los llenos hechos a excepción del piloto.

La estructura está formada por un chasis multitubular de acero 4130 al cromo-molibdeno y a él se adhieren unas suspensiones de doble triángulo con amortiguadores pushrod, zonas de impacto delanteras, traseras y laterales, llantas de aluminio de 13 pulgadas en ambos ejes, sistema de extinción de incendios, frenos de disco ventilados de 256 mm y un tanque de combustible homologado por la FIA de 28 litros.

Griiip G1 Aprilia 16

El Griiip G1 fue diseñado en Israel y fabricado en Italia y si quieres destrozar neumáticos sobre el asfalto del circuito más cercano puedes hacerte con uno si tienes los 52.900 euros que cuesta. No parece caro para un coche de competición aunque claro, por el mismo precio podrías comprarte unas tres Aprilia RSV4 RR.

Vale que no sea una moto, pero si tuvieras que rodar en circuito con un coche, ¿qué mejor que hacerlo con uno con alma de moto?

Fotos | Griiip

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos