Compartir
Publicidad
Publicidad

Kawasaki Z1000SX, la Z1000 se nos viste

Kawasaki Z1000SX, la Z1000 se nos viste
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las novedades que ha presentado Kawasaki en Intermot es la nueva Kawasaki Z1000SX, basada en la exitosa Kawasaki Z1000. Hace algunos años hicieron algo parecido con su modelo pequeño y vistieron la Kawasaki Z750 con un frontal carenado. Esa modelo lo denominaron Kawasaki Z750S. Sin embargo, no fue éxito de ventas y la verdad es que a mí personalmente no me acababa de convencer.

Sin embargo, la nueva Kawasaki Z1000SX si me parece muchísimo más bonita y muchísimo más polivalente, ideal para aquellos que buscan una imagen agresiva y deportiva pero que no quieren renunciar a usar la moto todos los días, ya sea sólo o a dúo e incluso puedan hacer kilómetros sin que sus muñecas y espalda acusen la distancia recorrida.

Kawasaki Z1000SX, avión de caza personal

Kawasaki Z1000SX

Este es el emblema bajo el que se ha diseñado la Kawasaki Z1000SX. Sus líneas son completamente novedosas aunque al primer vistazo, nadie nos puede decir que no es una Kawasaki, quedando perfectamente dentro de la imagen de marca. El carenado envuelve completamente el propulsor y destaca por su angulosidad. En sus laterales podemos apreciar las entradas de aire para el airbox y debajo los intermitentes delanteros integrados en el diseño. La pantalla es regulable manualmente en tres posiciones, ideal si buscamos una mayor protección en viajes largos.

Otro de los aspectos destacables es el escape de tipo 4 a 2 a precámara a 2, con los extremos de los silenciosos simulando una salida cuádruple. Son muy cortos, con el catalizador situado debajo del motor lo que permite un centro de gravedad bajo. Por encima vemos un colín bastante pequeño finalizado en un faro de LED y tulipas blancas además de sendas asas para el pasajero.

Kawasaki Z1000SX, parte de ciclo deportiva

Kawasaki Z1000SX

A pesar de estar pensado como una moto polivalente, la Kawasaki Z1000SX no deja a un lado la deportividad. Su chasis de aluminio fundido va situado sobre el motor, lo que permite que sea muy estrecho entre las rodillas. Utiliza el motor como pieza de tensión, anclándolo mediante cuatro soportes y está formado por cinco piezas que consiste en una pipa de dirección, los chasis principales izquierdo y derecho, y dos largueros. Los dos componentes principales del chasis tienen secciones transversales abiertas en forma de C, fundidas a presión, para asegurar un acabado suave en la superficie.

El subchasis es una estructura también de aluminio fundido a presión formada por 3 piezas. La parte delantera del subchasis es un ejemplo de combinación de forma y función, y ha permitido eliminar las tapas laterales. También ha permitido reducir el ancho de la parte inferior del asiento, lo cual hace que el piloto pueda alcanzar con menor esfuerzo el suelo.

Kawasaki Z1000SX

La suspensión trasera por su amortiguador y muelle situado de forma horizontal, por encima del basculante y anclado a él mediante bieletas. Es regulable en extensión y en precarga con el fin de adaptar la conducción a uno o dos usuarios además del equipaje que puedan llevar.

La horquilla delantera con barras de 41 milímetros es regulable en extensión, compresión y precarga. Abrazan una llanta de seis radios con discos de 300 milímetros lobulados mordidos por pinzas radiales de cuatro pistones mandados por una bomba de freno también radial. Detrás encontramos un solo disco de 250 milímetros con una pinza de un pistón. También está disponible opcionalmente con ABS.

Kawasaki Z1000SX

Aquí atrás, en el basculante, nos detenemos en uno de los detalles que más llaman la atención y es que dispone de reguladores excéntricos para mantener la tensión de la cadena en vez de la tuerca y contratuerca habituales en otras motocicletas.

Kawasaki Z1000SX, motor lleno a cualquier régimen

Kawasaki Z1000SX

El propulsor de la Kawasaki Z1000SX deriva también del de la Kawasaki Z1000 y dispone de refrigeración líquida, culata tipo DOHC, 16 válvulas, 1.043 cm3 y cuatro cilindros en línea que proporcionan una potencia de 138 CV y 110 Nm de par motor. Según las cifras tiene pinta de ser un motor muy lleno pero no demasiado puntiagudo ya que las cifras las da a unos regímenes muy parecidos a los de la Honda CB1000R que pude probar. Así podremos practicar una conducción tranquila por ciudad pero sin darnos la sensación de que vamos en una marcha más.

Dispone de un eje de equilibrado accionado por un engranaje en el sexto brazo del cigüeñal con el fin de eliminar las vibraciones aunque no completamente. Los cuerpos del acelerador están situados en posición descendente lo que permiten que el aire de admisión llegue hasta el motor recorriendo la menor distancia posible, mejorando las prestaciones. Aunque los cuerpos del acelerador en posición descendente suelen utilizar toberas de admisión cortas para maximizar el rendimiento a altas revoluciones, los de la Kawasaki Z1000SX son más largos para ofrecer la mejor respuesta en conducción urbana.

Kawasaki Z1000SX, versatilidad diaria

Kawasaki Z1000SX

El puesto de conducción es muy similar al de la Kawasaki Z1000 aunque su principal diferencia son unos puños situados diez milímetros más hacia el interior. Está elevado para permitir cargar el menor peso posible en las muñecas y no cansarnos con el paso de los kilómetros. Por delante, encontramos un cuadro de mandos con cuentarrevoluciones analógico y pantalla multifunción digital, muy similar al usado en la Kawasaki ZX-6R.

El asiento tanto del piloto como del pasajero está realizado en poliuretano y dispone de un sistema hidráulico de los lados inferiores del asiento ayuda a reducir la vibración. Los estribos, tanto del piloto como del copiloto están recubiertos en goma para aumentar el confort.

Kawasaki Z1000SX

El parabrisas, como comentábamos antes, tiene tres posiciones disponibles que abarcan aproximadamente unos 20°, lo que permite cambiarlo según sea una conducción deportiva o una protección máxima contra el viento. El ajuste puede hacerse manualmente (no es necesaria ninguna herramienta) pulsando el botón de liberación que se encuentra debajo del panel de instrumentos.

El depósito es de 19 litros por lo que me imagino que la autonomía será bastante elevada. Debajo del asiento dispone de un hueco de aproximadamente el doble de tamaño que el de la Kawasaki Z1000.

Además, a la vez que su salida al mercado se pondrán a la venta un gran número de piezas opcionales: maletas laterales GIVI (35 litros, 5 kg máx. cada uno), baúl superior GIVI (39 litros, 3 kg máx.), protectores de carenado, cubierta de asiento individual, calefactores de puños y protectores de la horquilla delantera.

Principales características:

  • Motor:
    • Tipo: Refrigeración líquida, 4 tiempos, 4 cilindros en línea
    • Cilindrada: 1.043 cm³
    • Potencia max. dec.: 138 cv a 9.600 rpm
    • Par max. dec: 110 Nm a 7.800 rpm
  • Transmisión:
    • Embrague: Multidisco húmedo, manual
    • Cambio: 6 velocidades
    • Transmisión: Cadena sellada
  • Suspensiones:
    • Delantera: Horquilla invertida de 41 mm con amortiguación en extensión y compresión progresiva y ajuste de precarga del muelle
    • Trasera: Back-link horizontal con acoplamiento trasero cargado de gas, amortiguación en extensión progresiva y ajuste de precarga del muelle
  • Frenos:
    • Delantero: Doble disco lobulado semiflotante de 300 mm, montaje radial doble, 4 pistones opuestos, ABS opcional
    • Trasero: Disco lobulado de 250 mm, un solo pistón, ABS opcional
  • Ruedas:
    • Delantera: 120/70ZR17M/C (58W)
    • Trasera: 190/50ZR17M/C (73W)
  • Dimensiones:
    • Longitud total: 2.105 mm
    • Distancia entre ejes: 1.445 mm
    • Altura asiento: 822 mm
    • Depósito de combustible: 19 litros
    • Peso en seco: 228 kg

Vía | Kawasaki

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos