La deportiva con motor rotativo sigue viva: cifras aún más locas, precio más desorbitado y el mismo aullido

La deportiva con motor rotativo sigue viva: cifras aún más locas, precio más desorbitado y el mismo aullido
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando creíamos que la innovación en el mundo de las dos ruedas no podía dar más de si, aparece una empresa como Crighton y te deja alucinado. Y es que esta empresa británica acaba de lanzar la CR700W, una moto destinada a competición (pero homologable para calle) con un motor rotativo de 220 CV.

La tecnología como tal no es nueva, de hecho ya os hemos hablado en alguna ocasión de ella, pero la optimización que ha llevado a cabo Brian Crighton junto a Rotron Power Ltd (una compañía que fabrica motores rotativos para la industria aeroespacial) es espectacular.

220 CV para un peso de 129 kg

Cuando parecía que los motores rotativos estaban a punto de desaparecer tras la llegada de las mecánicas eléctricas, llega un viejo conocido como es Brian Crighton y nos deleita con una máquina digna de MotoGP. Y es que este ingeniero y ex piloto británico es un loco de los motores rotativos.

Para poneros en contexto os diré que comenzó trabajando de muy joven con este tipo de motores, llegando a competir a finales de los 80 en el campeonato británico de 50 cc y ganándolo tres veces. Más tarde vino su participación como ingeniero en el programa de carreras con las John Player Special para pasar posteriormente a construir una nueva máquina rotativa para el equipo Crighton Norton a principios de los 90.

Crigthon Cr700p 002

Como podéis comprobar no es ningún novato en esto de los motores rotativos y es posiblemente uno de los más enfervorecidos defensores de ésta configuración. Para su nueva creación lleva trabajando 12 años junto a  Rotron Power Ltd (una compañía que fabrica motores rotativos para la industria aeroespacial). De hecho, la última vez que os hablamos de él estaba en pleno desarrollo de la CR700P, un modelo anterior que llegó a competir en el Festival of 1000 Bikes para ver su capacidad y su fiabilidad.

Pues bien, 9 años después ha salido a la luz su nueva creación, la CR700W. Una evolución de aquella moto que ahora emplea un motor rotativo aspiracional de doble rotor con inyección de combustible de 690 cc capaz de entregar 220 CV de potencia a 10.500 rpm y un par de 143 Nm a 9.500 rpm. Haciéndolos cálculos, la empresa dice que puede ofrecer 319 CV por litro.

Para que os hagáis una idea, según la empresa, este propulsor se encuentra por encima del motor de aspiración natural más potente de la Fórmula 1 (en la era no híbrida) que es el F2004 de Ferrari, con la capacidad de generar 309 CV por litro a unas frenéticas 18.500 rpm. Pero es que si lo comparamos con las últimas motos de MotoGP, pasa lo mismo, ya que actualmente ofrecen alrededor de 300 CV por litro.

Para conseguir estas cifras sin romper el motor, Crighton afirma que los componentes estructurales del motor están fundidos en aleación de aluminio LM24 de alta resistencia y mecanizados internamente. Además, todas las superficies de desgaste del motor han sido recubiertas de molibdeno y nicasil para garantizar un peso de lo más bajo, baja fricción y alta resistencia al desgaste. Lo mismo pasa con los elementos de sellado del motor, que han incluido una densidad ultra baja que junto a la dureza extrema de los materiales proporcionan un sellado eficaz con un desgaste casi nulo.

Crigthon Cr700p 006

En cuanto a la caja de cambios, uno de los puntos débiles de este tipo de motores, han incorporado un grupo de engranajes reforzado para aumentar su durabilidad, así como un cambio de cassette de extracción rápida. Todo ello unido a un embrague anti-rebote diseñado por Nova Transmissions.

No obstante, llama la atención que su sistema de refrigeración esté accionado por una combinación de aire y líquido capaz de extraer de manera efectiva el calor generado en el interior del motor. Las suspensiones tanto delante como detrás, se pueden configurar con dos marcas distintas, por un lado tenemos Öhlins y por el otro Bitubo. Éstas funcionan en conjunción con un chasis fabricado en aluminio 7.000 con un ángulo de la dirección y un punto de anclaje del basculante ajustables al gusto del piloto.

Sorprende también por contar con un peso de lo más bajo, y es que logra parar la báscula en 129,5 kg en seco. Unas medidas más que razonables si tenemos en cuenta que el motor sólo tiene tres piezas móviles, midiendo 340 mm de largo, 240 mm de diámetro y pesando solamente 24 kg.

Crigthon Cr700p 004

Brian Crighton ha anunciado que sólo fabricará 25 unidades para competición aunque también puede sacar una versión matriculable. Eso si, el precio no es apto para todos los bolsillos ya que hacerse con una de ellas costará 95.000 libras sin IVA (unos 113.000 euros al redondeo).

Temas
Inicio