Compartir
Publicidad
Publicidad
Despídete de las V-Rod, las Harley-Davidson con motor Porsche que miraron al siglo XXI y morirán en 2018
Custom

Despídete de las V-Rod, las Harley-Davidson con motor Porsche que miraron al siglo XXI y morirán en 2018

Publicidad
Publicidad

Quizá haya pasado un poco desapercibido, pero la presentación de la gama 2018 de Harley-Davidson encerraba una profunda reestructuración de su oferta que ya os adelantamos hace unos días. Además de despedirse de las Dyna (los chasis con doble amortiguador trasero), lo más nuevo de Milwaukee encierra al mismo tiempo algo que ha sido un shock y una alegría a partes iguales para el colectivo harlista.

Con las nuevas 2018 toca despedirse también de las Harley-Davidson V-Rod, una familia propia dentro del catálogo de la firma americana que fue exitoso y denostado al mismo tiempo.

17 años de V-Rod, 17 años de Revolution

Harley Davidson V Rod7

Casi sin darnos cuenta, uno de los modelos más rompedores dentro de una gama tan tradicional como la de Harley-Davidson desaparecerá el próximo 2018

Han pasado 17 años desde que los americanos sorprendieron al mundo con la irrupción de un concepto totalmente distinto a lo que hasta aquel momento nos estaban ofreciendo. Corría el año 2001 cuando llegó al mercado la primera V-Rod, una moto que más allá de su imagen moderna, rompedora y cromada hasta el exceso, encerraba la mayor revolución para la marca del águila.

Decimos revolución no por casualidad, y es que el motor que movería a la recién estrenada V-Rod y a todas sus variantes desde principios del siglo XXI se denominaba Revolution, y no sin motivo. Se trataba de un propulsor bicilíndrico en uve a 60º desarrollado conjuntamente con nada más y nada menos que el fabricante alemán de deportivos de Stuttgart: Porsche.

Harley Davidson V Rod1

Aquella vinculación con dos cilindros y denominación VRSC cuyas siglas hacían referencia a V-Twin Racing Street Custom procedía de un ambicioso objetivo de nicho por parte del fabricante más popular de Estados Unidos. Tan de nicho era para ellos que se trataba de ganar en Superbikes, para lo que crearon la rarísima Harley-Davidson VR-1000, la primera motocicleta que equipaba este tipo de motor.

En su configuración final como modelo heredado para las motos de serie, el VRSC cubicaba 69 pulgadas cúbicas (1.131 cc) que luego, con el denominado motor Revolution X, ascenderían en 2008 hasta 76,1 cu (1.247 cc) con una potencia de 115 y 125 cv respectivamente a un régimen de giro desconocido para las motos de Milwauke, superando las 8.000 revoluciones por minuto y convirtiéndose en las motos de serie más potentes jamás ensambladas por el fabricante del país de las oportunidades.

Harley Davidson Vr 1000

Desde su nacimiento se encontró con la oposición del colectivo más tradicional y fiel al espíritu Harley al equipar herejías como la inyección electrónica o la refrigeración líquida, además de una estética que a unos les hacía sangrar los ojos y a otros les embaucaba. Los primeros los más puristas y los segundos los menos afines a Harley-Davidson.

Aquel movimiento de la marca americana buscaba nuevas vías de negocio. Buscaba la captación de nuevos clientes con una estética radicalmente moderna, un neumático trasero de 240 mm y una línea muy baja y larga, con ciertas reminiscencias de las preparaciones que algunos talleres llevaban a cabo sobre las motos de Milwaukee.

Harley Davidson V Rod5

Ambiciosa, rompedora y poco convencional, la V-Rod construida en torno al motor Revolution (en colaboración con Porsche) fue la visión de H-D del siglo XXI

Y la jugada no le salió mal a H-D, porque la oveja negra en la casa de las barras y estrellas, pensada para lidiar contra las grandes custom japonesas que le estaban comiendo el terreno en su propio territorio, consiguió su objetivo captando la atención de aquellos a los que no les importaba que una Harley montase un radiador en la parte delantera o el depósito fuera una simple tapa para el airbox (el depósito de combustible real se localizaba bajo el asiento).

Al fin y al cabo, si tú eras uno de esos aficionados al mundo custom pero no te acababa de gustar el rollo de postureo tradicional de Harley de la época, algo mucho más futurista podía encajar entre tus gustos. Y vaya si lo hizo, porque no se parecía a nada que hubiera en el catálogo de H-D por entonces.

Dscf9049

En Milwaukee debieron coger todas sus señas de identidad, las recogieron en un folio con una caligrafía preciosista, dejaron la pluma sobre la mesa, cogieron el folio, hicieron una pelota con él, lo empaparon en bourbon, lo prendieron fuego y lo lanzaron a la papelera de los convencionalismos.

Las V-Rod fueron un cantos ininteligibles a la libertad, por lo complicado de sus nombres (VRSCA, VRSCAW, VRSCB, VRSCDX...), que se materializaron en productos tan especiales como la primera V-Rod, las Night Rod que han llegado hasta nuestros días junto a las últimas Muscle o las Street Rod.

Harley Davidson V Rod3

Por el camino se han quedado las masivas llantas lenticulares, los escapes gigantescos y buena parte de los cromados para ir dando cabida a productos más maduros pero que conservan ese espíritu de luchar contracorriente dentro de la propia marca.

Un espíritu que yo personalmente guardo con mucho cariño. Fue una Harley-Davidson V-Rod Muscle una de mis primeras pruebas en este mundillo, una moto que en su día me sorprendió por la fuerza de su motor y un comportamiento irreal en comparación a cualquier otra H-D. Un espíritu que aún hoy me acompaña cada día de trabajo como fondo de escritorio en mi PC. Y eso que no, no soy harlista.

Harley Davidson V Rod2

Con un comportamiento y prestaciones desconocidas, las V-Rod abrieron un camino del que hoy se despiden

Pero al final ha sido una lucha que por desgracia han perdido y este 2017 será el último año en el que una V-Rod salga de las instalaciones de Milwaukee. Y sí, da mucha pena, pero quizá a estas alturas de la película en Harley-Davidson necesiten recuperar sus raíces, simplificar un catálogo que rondaba los 30 modelos diferentes y, quizá, ya sus motos se hayan modernizado lo suficiente como para no requerir una cabeza de turco (y menos ahora que sus ventas están cayendo).

Al fin y al cabo, desde que se inició el proyecto Milwaukee, poco a poco la gama del fabricante americano ha ido adoptando los motores de refrigeración líquida. Aun así se las echará de menos.

V's al cielo para las V-Rod.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos