Compartir
Publicidad

Cinco trucos para engañar al radar en moto

Cinco trucos para engañar al radar en moto
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Así se las ponían a Felipe II dice el refrán y algo parecido me ha pasado cuando nada más publicar la noticia y leer todos vuestros comentarios, del motorista detenido circulando a más de 212 kilómetros por hora con su moto recién comprada, me ha llegado esta otra noticia publicada por Autocasion.com en el que se preguntaban si funcionan los trucos para engañar al radar.

He rescatado cinco de ellos que se pueden poner en práctica en una moto. Además, en más de una ocasión, he oído comentar en grupos de moteros muchos de estos trucos que se explican como la solución definitiva, cuando realmente muchos de ellos no pasan de ser leyendas urbanas sin ningún fundamento. O de verdad ¿creías que echando laca del pelo en la matrícula ibas a lograr algo?

Laca en la matrícula

La leyenda urbana dice que echar laca en la matrícula provocará que el flash del radar se refleje de tal forma que los números sean ilegibles. Ni siquiera con la laca de marca “gamos” vas a conseguir este resultado (laca-gamos). Lo único que lograrás es que la suciedad se pegue con más fuerza en la matrícula, pero seguirás teniendo una espectacular foto de todos tus números y letras de la placa.

Doblar la placa, tenerla en mal estado o llevar un pañuelo junto a ella

Hasta hace pocos años era frecuente ver pañuelos atados en los intermitentes traseros y matrículas dobladas, medio tapadas, o con un número o letra en mal estado, lo que impide la identificación de la moto cuando es fotografiada sí la matrícula va doblada como un sándwich o los números están completamente borrados. El método puede ser efectivo, pero, si un agente te para y ve una matrícula así, no te salva nadie de una infracción grave castigada con una multa de 200 euros como mínimo. Valora el riesgo.

NoPhoto

Creación norteamericana que integra un par de flashes en el porta-matrículas. Un sensor detecta el disparo de la cámara del radar y entonces dichos flashes lanzan un destello de luz para evitar que la fotografía salga. La teoría es buena, pero en la práctica no suele funcionar. La sincronización no se produce siempre, por lo que su efectividad queda en entredicho. Y tampoco es barato el invento que cuesta más de 200 €, con lo cual la inversión es mala. Eso sin contar con que la guardia civil te pare y descubra el invento. Ya sabes suma infracción grave y otros 200 euros.

Radar francés

Los números “invisibles”

Desde Rusia, pero en esta ocasión sin amor, nos proponen unos adhesivos con idéntica forma y color que las letras y cifras de tu matrícula. Colocas estas pegatinas sobre los números y como por arte de magia sea harán invisibles a las cámaras del radar. Tú, te lo has creído, no verdad. La matrícula saldrá con la misma calidad que si no llevaras las pegatinas.

Inhibidores de radar

Captan las ondas de los cinemómetros y emiten una señal de mayor frecuencia que los bloquea. Baratos no son, y al coste de su compra e instalación (unos 1.000 euros), suma 6.000 euros y la pérdida de 3 puntos del carné si lo descubren. Cuando precisamente en una moto si sabes dónde mirar, enseguida vas a descubrir instalada, por lo menos la antena del inhibidor.

Por lo tanto valora cada uno de ellos y haz balance. El método más legal para que no te multen es respetar las velocidades límite, sin lugar el más efectivo de todos los métodos y la mejor opción.

Vía | Autocasion.com Foto vía | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio