Compartir
Publicidad
Yamaha RD350 Crazy Carbon: una maravillosa oldie fruto de la pasión y el esfuerzo
Clásicas

Yamaha RD350 Crazy Carbon: una maravillosa oldie fruto de la pasión y el esfuerzo

Publicidad
Publicidad

¿Cuántas veces os ha pasado qué vais caminando y os cruzáis con alguna moto que llama vuestra atención y que inmediatamente os acercáis a verla? Pues algo parecido nos pasó a nosotros en una de las visitas al Circuito Ricardo Tormo de Cheste, mientras se celebraba el evento Classics & Legends el pasado mes de marzo. Concretamente con una Yamaha RD350 de color amarilla que conforme nos íbamos acercando, nos dábamos cuenta de todo las horas que se habían invertido en ella.

Pasado un tiempo, pudimos contactar con su propietario, un valenciano llamado Mike y tras estar hablando con él en varias ocasiones y concretar un día para vernos, nos dirigimos a conocer más de cerca su RD350 “Crazy Carbon” y que nos contara todo sobre sobre ella.

Un Frankestein con piezas pata negra

Yamaha Rd350 Crazy Carbon 6

En un principio se trataba de una Yamnaha RD350 LC del año 1986 con motor de dos tiempos y sistema YPVS (Yamaha Power Valve System) que era capaz de desarrollar 45 caballos de potencia. Seguro que a más de uno le suena el nombre de “matapijos” con el que apodaron a este cohete del pasado siglo.

Cuenta con una lista de modificaciones bastante larga y todas ellas fueron pensadas para hacer de esta moto algo único. Estéticamente hablando, resaltan los colores amarillos, blancos y negros que homenajean el 50 aniversario de la marca del diapasón y que contrastan con el color crudo de la fibra de carbono de muchos elementos exteriores, como la quilla, el guardabarros delantero, el faro, la tapa de la bomba del agua y la del aceite o las llantas BST. Todo fabricado en el mismo material.

Yamaha Rd350 Crazy Carbon 10

En cuanto a la parte ciclo se refiere, esta moto es la suma de piezas de calidad sacadas de aquí y de allí. El tren delantero procede de una Aprilia RSV Factory, con horquillas Öhlins y pinzas de freno Brembo de cuatro pistones con latiguillos metálicos Goodridge. El tren trasero es heredado de una Yamaha YZF-R6 también con un amortiguador Öhlins y la pinza de freno Brembo, pero de una Moto2.

El motor también ha sufrido modificaciones, y no han sido pocas: cilindros preparados, pistones Wiseco, bielas mecanizadas y reforzadas, jaula de agujas de plata, rodamientos de policamina, caja de láminas V-Force, culata Cool-Head, un cárter preparado y escape artesanal TPR con forma de cono. La refrigeración del motor también ha mejorado con un radiador sobredimensionado que permite evacuar más calor en el motor y mantener la temperatura de funcionamiento en el nivel óptimo.

Yamaha Rd350 Crazy Carbon 15

Una caja de cambios con relación cerrada y piñón de ataque desplazado, transfiere toda la potencia a la rueda trasera a través de un embrague centrífugo. El kit de transmisión lo completa una corona Renthal con tensores de cadena Lightech. Los neumáticos elegidos para mantener esta RD350 bien pegada al asfalto son unos Pirelli Diablo Rosso en medidas 170/60/ZR17 y 120/70/ZR17.

El conjunto final es una obra maestra a la que no le falta ningún tipo de detalle y en la que te puedes perder buscando todas las modificaciones que se le han hecho. Sin duda, el trabajo realizado y la cantidad de horas invertidas es para quitarse el sombrero. Solo hay que ver la cara de su dueño cada vez que se sube en ella.

Fotos | Mario Rodrigo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos