Síguenos

Chocar contra un guardarraíl

Si ya de por sí caerse con la moto es toda una tragedia, aún más lo es caerse e ir a parar contra una de esas guillotinas traperas que bordean las carreteras de todo el mundo y que se llaman guardarraíles. Con suerte puedes salir de una caída así sin muchas consecuencias. Si no tienes una pizca de esa suerte puedes morir o salir con algún miembro amputado.

El vídeo que os traigo hoy es de un tipo con suerte, mucha suerte, porque su caída podría haber acabado mucho peor de lo que vemos. Para ponernos en situación el conductor de esta moto va conduciendo por lo que parece una autovía, llega a su destino y sale de la vía por una de esas “raquetas” que todos conocemos. Para su desgracia en medio de esa salida hay una mancha de diésel en el suelo, con lo que no puede evitar caerse. El arrastrón acaba con la moto incrustada debajo del guardarraíl, el magullado por el suelo junto con sus cosas.

Como digo más arriba, el conductor de la moto todavía puede considerar que tiene mucha suerte. A pesar de que su moto queda ahí encajada. Incluso parece que los coches se interesan por su estado (aunque nadie se baja a ayudarlo). La escena es agobiante como pocas.

Vía | Visordown
Vídeo vía Youtube | Carcrashes2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios