Las cuatro principales causas de accidente en moto

Sigue a Motorpasion Moto

Una buena campaña de concienciación no solo debe llegar a los destinatarios a través de los medios de comunicación si no que también necesita implantarse en el medio en el que se aplica. Con esta premisa en mente, en East Midland (Reino Unido) se están dedicando a colocar carteles recordatorios de las cuatro situaciones más peligrosas en las que una moto puede verse envuelta para que los conductores de coche se den por aludidos y dediquen algo más de atención a las motos. Estas cuatro situaciones son, la pedida de control en una curva, colisión en un cruce, alcance del vehículo precedente y los accidentes derivados de la “filtración” de las motos entre el tráfico.

Nota: Este post no tiene más que las imágenes del vídeo, ya que considero que para ilustrar accidentes no es necesario nada más que vuestra propia imaginación y las situaciones que hayáis vivido en primera persona.

Perdida de control en curva

Uno de los accidentes más habituales en una moto es la perdida de control en una curva, ya sea por un exceso de velocidad, lo que suele acabar en un frenazo brusco con derrapada y la consiguiente caída o una falta de agarre en el asfalto de la curva, lo que irremediablemente también acaba en derrapada y caída. Este tipo de accidente puede verse agravado por factores externos como el tráfico en sentido contrario, o los tan temidos guardarrailes que te esperan en el borde del asfalto con sus bordes afilados.

Este tipo de accidente tiene un alto componente de incertidumbre, y la única manera de prevenirlos es mediante la experiencia adquirida durante muchos kilómetros, y aún así te puedes encontrar una curva demasiado cerrada o con asfalto en mal estado en cualquier momento.

Colisión en cruce

Aquí ya empiezan a aparecer componentes externos sobre los que se puede influir, como son los demás usuarios de la vía, principalmente los coches. Una moto es un objeto relativamente pequeño que se mueve a mucha velocidad, por lo que el ojo humano lo tiene muy complicado para situarlo espacialmente, y esto suele acabar en una colisión lateral en la que el peor dañado es siempre la moto.

Como comenta nuestro amigo Morrillu en Circula Seguro, siempre es mejor dejar un hueco excesivo a tener que crear uno. También hay una campaña británica en la que se insiste que mires a un lado, al otro y vuelvas a mirar al primer lado, para asegurarte así de que no viene ninguna moto tras un vehículo o a una velocidad a la que tu no eres capaz de asumir.

Alcances del vehículo precedente

¿A cuantos de vosotros os ha pasado que vas tranquilamente circulando por la carretera y de repente el de delante te pega un frenazo (por que va a girar o por que acaba de encontrar un aparcamiento o se ha pasado una intersección o dios sabe qué) y literalmente te lo comes? En este tipo de accidentes el culpable es quién da por detrás, ya que siempre tienes que mantener la distancia de seguridad que te permita frenar antes de alcanzar el obstáculo. Pero si los conductores de coche estuvieran algo más concienciados de que no circulan solos por la vía e indicaran con la suficiente antelación sus maniobras sería mucho más fácil esquivarlos y evitarnos los daños que tiene una colisión por alcance.

Accidentes por filtración de motos en el tráfico

Una de las principales ventajas de una moto circulando en un tráfico denso es que se puede “filtrar” entre las líneas de coches parados hasta llegar al semáforo que los tiene parados o al objeto que estrangula la circulación. El problema es que una puerta abierta de golpe es casi imposible de esquivar. Aquí volvemos otra vez a la concienciación de los conductores de coche de que no están solos en la vía, los pasajeros también necesitan entender que no se pueden bajar de golpe sin siquiera mirar lo que pasa detrás nuestro.

Si consiguiéramos que se concienciaran los usuarios que conducen coches que la calle no es exclusiva de ellos y que debemos compartirla todos en armonía seguro que los accidentes se reducirían mucho. Aunque para eliminarlos tendríamos que dar otro paso más que es la concienciación y educación de los propios conductores, y eso lleva aún más tiempo. Mientras tanto los más débiles entre los vehículos a motor tenemos que seguir moviéndonos en un ambiente hostil y soportando que nos acusen de ser más peligrosos que lo que realmente somos.

Vía | MasMoto.net

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios