Compartir
Publicidad

Victory Vision Tour, prueba (características y curiosidades)

Victory Vision Tour, prueba (características y curiosidades)
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La prueba que os traemos esta semana en Motorpasión Moto no es de una moto convencional. La Victory Vision Tour que 2stroke adivino el viernes es de esas motos que dejan huella, tanto al que la ve como al que la prueba. La propia publicidad del modelo lo deja muy claro: la moto que atrae la atención y pide carretera. Y con esta frase se llega a definir perfectamente porque conseguirás girar cuellos a tu paso continuamente mientras disfrutas cada kilómetro encima de ella.

Eso si, olvida todo lo que creas conocer sobre las motos porque la Victory Vision Tour no se parece a nada que hayas probado antes a no ser que hablemos de una Harley Davidson Electra Glide o de una Honda Goldwing, las dos únicas que pueden competir en su categoría. Porque esto es como el boxeo, y más vale que ninguna moto tirillas se meta con esta americana de gran tamaño, o saldrá muy mal parada...

Victory Vision Tour, galáctica

Victory Vision Tour

Si, puede que no haya sido muy original con el adjetivo pero es que fue lo primero que se me vino a la cabeza cuando la vi en directo. Su diseño es fresco y diferente tratándose de una cruiser, y no se parece a ninguna otra moto que haya en el mercado. Y eso es magnífico porque si no arriesgas en el diseño pierdes personalidad, y la Victory Vision Tour rezuma personalidad por todos los costados.

La mires por donde la mires, multitud de formas en "V" te recuerdan la marca que estás mirando. El frontal, inmenso y con un faro que llega desde una punta a otra del manillar, lateralmente por supuesto con la disposición de su motor bicilíndrico, la parte trasera, de nuevo con un faro que es otra vez una gran "V" y sigue las líneas aerodinámicas de las dos maletas laterales, las tapas que cubre el depósito... ¡Es que casi no me hacía falta saludar a mi cuando me cruzaba con otro motorista!

Disponemos de multitud de gadget instalados que nos harán nuestra vida mucho más cómoda durante los viajes. La pantalla, por supuesto, es regulable eléctricamente. Tenemos control de crucero para no castigar la mano derecha el largos trayectos por la autopista, radio con cuatro altavoces y conexión MP3/Ipod, puños y asientos calefactables individualmente y además un inmenso espacio de carga en la parte trasera repartido en tres maletas que permite albergar hasta 110 kilos de carga o 20 kilos en cada una de ellas. Se completa también con una pequeña guantera en la parte izquierda del carenado para dejar pequeños objetos, con toma de 12V tipo mechero para cargar el móvil y la conexión que comentábamos para el MP3/Ipod.

Detrás de las plataformas del pasajero y delante de las del piloto dispone de protecciones anti caída, que dejan la moto a unos 45º y protegen completamente la moto, evitando que se caiga completamente y además, que los escapes o cualquier otra parte del carenado llegue a golpear el suelo. Veremos su funcionamiento.

Victory Vision Tour, inmenso bicilíndrico con grandes dosis de par

Victory Vision Tour

Si el exterior de la Victory Vision Tour no es convencional, el propulsor no se queda atrás ya que hablamos de un bicilíndrico de 106 pulgadas cúbicas como nos recuerda la inscripción en el lateral del motor, o lo que traducido al sistema métrico europeo, 1.731 cc.

La potencia total no llega a los 100 caballos pero como veremos durante la prueba, a pesar de pesar más de 400 kilos (si, más de 400, no me he confundido) con todos los llenos, no echamos de menos más potencia porque tiene un par motor inmenso, de unos 130 Nm.

Como novedad desde el año pasado y para ayudarnos en las maniobras en parado, la Victory Vision Tour dispone de un pequeño motor eléctrico que hace las veces de marcha atrás. De funcionamiento muy sencillo no acabó de convencerme, aunque no voy a adelantar acontecimientos. Lo mejor en esta moto es aparcar pensando en cuando te tengas que marchar para evitar tener problemas porque en determinadas situaciones, uno solo no podrá moverla.

Victory Vision Tour, ¿y en cuanto a la parte de ciclo?

Victory Vision Tour

¿Que poner a una moto de más de 400 kilos para que cuando circulemos por carretera no se mueva como un flan? Pues tampoco hace falta inventar de nuevo la pólvora, sólo hay que dimensionar correctamente los componentes y tarar adecuadamente las suspensiones. Y sobre todo, no escatimar en frenos porque con estas inercias, hay posibilidades de ser tú el que parta el árbol en dos.

La Victory Vision Tour confía delante en una horquilla convencional con barras de 46mm y 130mm mientras que detrás el amortiguador es de aire y regulable con 120mm. En cuanto a los frenos, llevan de serie ABS y monta delante dos discos de 300mm con pinzas de 4 pistones y detrás otro disco de 300mm pero en este caso con una pinza de dos pistones. Tanto en el eje delantero como en el trasero los discos son flotantes.

En cuanto a las ruedas, delante la llanta es de 18 pulgadas con neumático 130/70 y detrás un 180/60 en llanta de 16 pulgadas. En ambos casos el neumático es el Dunlop Élite 3.

Victory Vision Tour, completísima instrumentación

Victory Vision Tour

No podíamos acabar la primera parte sin pararnos a hablar un poco de la instrumentación de la Victory Vision Tour. La parte principal está presidida por cuatro esferas, dos grandes situadas más en el centro y dos más pequeñas situadas en los extremos. Las de los extremos nos indican el nivel de combustible y el de la carga de la batería. Las otras dos, la velocidad y las revoluciones del propulsor.

En el centro de estas dos esferas, una pantalla en la parte superior contiene los chivatos de aviso para los intermitentes, luces, control de crucero, punto muerto, reserva, y varios chivatos de avería. Debajo, una pantalla LCD nos da información del ordenador de abordo: marcha engranada, hora, temperatura exterior, distancia total, dos parciales, consumo medio e instantáneo en kilómetros por litro, distancia a recorrer con la gasolina disponible, tiempo de funcionamiento, etc.

Un poco más abajo y ya sobre el tanque de combustible, encontramos varios pulsadores. En la unidad probada concretamente dos, el de los puños calefactables, con dos posiciones y el de los cuatro intermitentes. Y si seguimos bajando la mirada, veremos otro LCD pero en este caso para la radio, con varios botones para manejarla que tienen su réplica en forma de mando remoto bajo el puño izquierdo.

Con esto, ya estamos listos para salir a carretera, pero eso lo haremos mañana. Arrancamos.

Continuará...

Agradecimientos a la Policía Local de Simancas y de Valladolid por las facilidades para realizar las sesiones de fotos.

En Motorpasión Moto | Victory Vision Tour, prueba (conducción en ciudad y carretera), Victory Vision Tour, prueba (conducción en autopista y pasajero), Victory Vision Tour, prueba (vídeo, valoración y ficha técnica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos