Compartir
Publicidad
Publicidad

Vectrix VX-1, probamos la moto eléctrica 1/4

Vectrix VX-1, probamos la moto eléctrica 1/4
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Moto22 intentamos estar siempre lo mas al día posible en lo que se respecta a novedades del mercado, y como no podía ser de otra manera hemos probado la Vectrix VX-1 para poder contaros de primera mano como es esto de un vehículo eléctrico de dos ruedas. Realmente la prueba empezó cuando me enteré que las policías locales de algunos pueblos de la provincia de Alicante estaban evaluando esta moto para incorporarla a su parque móvil. Sin más me puse en contacto con la empresa que estaba llevando a cabo esas demostraciones y conseguí que me prestaran una unos cuantos días. El primer contacto con la moto fue en Crevillente, dónde está Motorturin, especialistas en vehículos de policía, allí me atendió José, el dueño, que muy amablemente me enseñó como funciona este tipo de moto.

La primera impresión

Lo primero que aprecias es que es bastante grande, muy parecida en tamaño a una Suzuki Burgman 650. El conjunto lo preside un gran asiento a una altura de 800 mm del suelo que te deja con las piernas bastante abiertas, pero muy cómodo. En cuanto te sientas en él te quedan los mandos del manillar muy a mano, adoptando una postura muy cómoda.

Vectrix VX-1

El cuadro de instrumentos está dividido en tres grandes esferas, con indicación digital de la carga de batería en el de la derecha, el velocímetro analógico en la central, con un display que contiene el cuenta-kilómetros total y dos parciales y por último encontramos una esfera a la izquierda que nos indica la hora, el estado del motor, los kilómetros disponibles con la carga de la batería y otra vez los kilómetros totales. Las piñas de mandos son bastante convencionales, encontrando el mando de apagado general de la moto en la derecha y las luces, intermitencias y claxon en la izquierda. En ninguna de las dos encuentras un botón de arranque del motor, porque no se arranca a la manera que estamos acostumbrados. Los retrovisores también van anclados sobre el manillar y dan una buena imagen de lo que pasa detrás de nosotros. Al dar una vuelta alrededor de la moto puedes apreciar que es bastante voluminosa, pero sin llegar a ser aparatosa.

Vectrix VX-1

Las ruedas que monta son una PirelliGTS23 en medida 12/70-14 delante y una PirelliGTRS23 en medida 140/60-13 detrás. Ambos trenes montan un freno de disco firmado por Brembo, pero pronto te das cuenta que no son tan necesarios como en una moto convencional. De la suspensión trasera se encargan un par de amortiguadores Sachs, mientras que la delantera es una horquilla telescópica convencional de 35 mm firmada por Marzocchi todo más que suficiente para el peso total de la moto, que son 234 Kg en orden de marcha.

Vectrix VX-1

Arrancamos la prueba

Para poner la moto en marcha no hay que hacer nada más que girar la llave de contacto, coger las manetas de la izquierda y la de la derecha simultáneamente y en la esfera de estado del motor se ilumina un disco con la palabra GO, que te indica que ya puedes darle al puño. La primera sensación es de que la moto no va a ir a ningún sitio, porque no vibra ni se oye ningún ruido, así que no puede estar en marcha. Pero en cuanto giras el puño sale, y con bastante fuerza.

Tras este breve contacto con la moto quedé en que nos veríamos a la semana siguiente en Alicante para quedarme la moto por tres días. Continuará...

Más información | Vectrixemovement

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos