Compartir
Publicidad

SYM Joymax 300i GTS, prueba (conducción en autopista y pasajero)

SYM Joymax 300i GTS, prueba (conducción en autopista y pasajero)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con 30 CV bajo nuestras posaderas sabía que con la SYM Joymax 300i GTS no me iba a ocurrir como con las 125 que había llevado últimamente a las que ya les había sacado todo el jugo posible incluso antes de que acabase el carril de aceleración de entrada a la autopista. En este caso sabía que tenía una reserva de potencia suficiente como para al menos, no tener la sensación de que iba a acabar quemando el motor antes de llegar a mi destino.

Como decíamos, la SYM Joymax 300i GTS entrega una potencia muy lineal que se nota especialmente cuando nos aceramos a las tres cifras. Nos permite por lo tanto mantener cruceros de 120 km/h reales aunque la carretera tenga desniveles ascendentes de cierta envergadura y no acabaremos dándole dos vueltas al puño del gas con esa desagradable sensación de ver como nuestra velocidad disminuye y no podemos hacer nada para evitarlo.

Podemos plantearnos rutas de media o larga distancia sin mayores problemas ya que el asiento tiene un mullido muy cómodo, el apoyo lumbar nos permitirá conducir descansados y el espacio bastante amplio para las tallas más normales que las mías que permitirá llevar las piernas relajadas.

SYM Joymax 300i GTS

La estabilidad en autopista a alta velocidad es buena. En zonas con mal asfalto o badenes igual notamos que la suspensión trasera está tarada de origen un poco blanda pero lo podremos arreglar rápidamente ya que es regulable en precarga en cinco posiciones.

Lo que si notamos en la SYM Joymax 300i GTS es que al no tratarse de un scooter pequeño, tendremos que estar atentos a los golpes de viento laterales. Hay suficiente superficie lateral como para que nos desplace lateralmente con bastante fuerza por lo que tendremos que estar atentos en los adelantamientos a camiones o paso por zonas de carretera descubiertas.

Y hablando del viento, la protección frontal es correcta aunque a mí personalmente me quedaba demasiado baja. Para personas de 1’80 de alto aproximadamente la cúpula desviará el aire directamente sobre el casco por lo que habrá que buscar una correcta posición para evitar algún rebufo desagradable. Como opción se puede poner una pestaña superior que desviará aun más si cabe el aire si recorremos largas distancias por autopista.

SYM Joymax 300i GTS

No quiero dejar de lado la visión por los retrovisores. Aunque vistos por la parte de atrás (donde están integrados los intermitentes) pueden no parecer demasiado grandes, la superficie destinada al espejo es inmensa, como una tablet de siete pulgadas por lo menos. La pena es que a pesar de su gran tamaño, la mitad de ellos se desaprovechan en ver nuestras manos y codos aunque a su vez minimizan en gran parte el ángulo muerto. Si queremos ver lo que llevamos exactamente detrás, tendremos que abrir ligeramente los brazos y así, por debajo de la axila podremos apreciarlo perfectamente.

La regulación de los espejos en la SYM Joymax 300i GTS (que también cuentan con el detalle de ser abatibles por si dejamos la moto aparcada en un sitio estrecho) se realiza mediante el movimiento del propio espejo. A alta velocidad por autopista vibran bastante y ya no apreciamos tan nítidamente lo que llevamos a la zaga por lo que lo mejor es hacer una carrera a lo Dani Pedrosa.

SYM Joymax 300i GTS o como tener que bajar a un pasajero de los pelos

SYM Joymax 300i GTS

De los pelos de los brazos porque mi probador oficial tiene el pelo corto y con el casco no podía engancharle de las patillas. Según se colocó en el asiento del pasajero y recorrimos los primeros metros, me eché hacia atrás porque me parecía raro que no nos estuviésemos tocando y aun así, no llegué a contactar con él.

El espacio destinado al copiloto es gigantesco. El asiento, de dos alturas, posee su propio respaldo y estriberas independientes con un accionamiento muy cómodo y logrado. Para desplegarlas, tan solo tendremos que pulsar con el dedo hacia dentro un poco y se desplegarán automáticamente. Para volver a guardarlas, las empujaremos hasta que oigamos un “click” y en ese momento quedarán en su posición retraída con toda facilidad. Además del respaldo, el pasajero cuenta con dos asas de generosas dimensiones, una a cada lado aunque la verdad no es casi ni necesario utilizarlas.

El aumento de peso en la parte trasera no ralentiza dinámicamente al SYM Joymax 300i GTS. Prácticamente se siente igual de ágil por ciudad y el freno trasero funcionará todavía con una mayor eficacia gracias al agarre extra que proporcionan esos kilos de mas.

SYM Joymax 300i GTS

Salimos a probarla a carretera y de nuevo se siente bastante ágil aunque por desgracia la altura al suelo se ve reducida drásticamente. Si llevamos asiduamente pasajero tendremos que endurecer atrás si no queremos rozar con relativa facilidad en las rotondas, sobre todo si somos de los que nos gusta tirar la moto rápidamente. De nuevo nos sorprende el buen rendimiento de su motor que incluso con subidas de consideración no protesta y mantiene cruceros con una buena velocidad.

Y así realizamos unos cuantos kilómetros hasta que al llegar al destino le pregunté que qué tal se iba atrás. Comodísimo. Hasta ahora, el scooter más cómodo que he probado para el pasajero. Solo le llega un poco de aire a la zona de las rodillas y a pesar de ir sentado más alto, la cúpula protege lo suficiente y no hay rebufos incómodos en la espalda o en la parte trasera del casco. De hecho la comodidad en la SYM Joymax 300i GTS es muy superior a la de por ejemplo la Yamaha T-MAX 530, que tiene un asiento más pequeño y duro. De ahí que casi lo tuviese que bajar a gorrazos para poder proseguir la marcha…

Casi hemos llegado al final de la prueba aunque nos queda hablar sobre el consumo medio, el hueco que nos encontramos debajo del casco y algún detalle más. Lo que creo que no hace falta que os diga es que hasta ahora la SYM Joymax 300i GTS nos está dejando muy buen sabor de boca.

Continuará…

En Motorpasión Moto | SYM Joymax 300i GTS, prueba (características y curiosidades), SYM Joymax 300i GTS, prueba (conducción en ciudad y carretera), SYM Joymax 300i GTS, prueba (valoración, vídeo y ficha técnica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos