Compartir
Publicidad

Nos lanzamos al agua con tres demonios: Sea-Doo RXT-X, RXP-X y GTX Limited 300

Nos lanzamos al agua con tres demonios: Sea-Doo RXT-X, RXP-X y GTX Limited 300
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

BRP nos citó en Mallorca, concretamente en Puerto Adriano. Desde allí tendríamos la oportunidad de probar tanto la Sea-Doo RXT-X, como la RXP-X y la GTX Limited 300. El recorrido consistía en salir de Puerto Adriano, ir rumbo sur hasta bordear el Cabo de Cala Figuera y llegar a Portals Vells, un lugar famoso por el verdor de sus aguas. Posteriormente daríamos la vuelta para realizar el recorrido en sentido inverso.

Ataviados con los pertinentes trajes de neopreno y chaleco nos subimos a las Sea-Doo 300. Intentaba recordar algunos escarceos hace años en motos de agua, pero sus mejoras han sido tantas que me sentía completamente desubicado. Pero al mismo tiempo, su manejo es muy sencillo e intuitivo.

Sea-Doo RXT-X, RXP-X y GTX Limited 300: el agua está dura, muy dura

Gama Sea Doo 300 Detalle045

Ante nosotros nos encontramos un tablero de instrumentos que combina la información analógica con una pantalla central digital en la que se pueden seleccionar diferentes vistas: rumbo, velocidad, modo de potencia del motor, etc. A la derecha se sitúa un velocímetro y a la izquierda el tacómetro para las revoluciones del motor.

Pulsamos el botón de arranque e inmediatamente sentimos bajo nuestro cuerpo que el motor Rotax encierra muy mala leche en su interior. El botón de arranque está situado en la piña izquierda, mismo lugar en el que encontramos los botones para el sistema VTS (con el que decidimos cómo de levantado o hundida queremos llevar la popa en función del estado de la mar), el botón Sport para que el motor sea más agresivo y el ECO para una conducción económica. Por delante, la maneta que sirve para activar el iBR, es decir, el freno acuático.

Gama Sea Doo 300 Detalle031

En la mano derecha contamos con el control de acelerador así como todo el control de los diferentes modos de la pantalla. Además y en la versión GTX Limited, allí se sitúan los botones del control de crucero. Porque aunque nos parezca raro, sí, las Sea-Doo también cuentan con posibilidad de prefijar una velocidad mientras nos desplazamos y así sólo nos tenemos que preocupar de disfrutar de la mar y del paisaje.

Llega la hora de la verdad ¡Al agua patos motos!

Gama Sea Doo 300 Accion006

Tras maniobrar marcha atrás y probar a desplazarnos a baja velocidad para interiorizar que, sobre una moto de agua, si no aceleramos perdemos completamente la dirección, salimos lentamente del puerto y nos dirigimos a mar abierto con la configuración de motor estándar.

Cuando apretamos la maneta del gas, el bramido que emite la Sea-Doo 300 asusta de verdad, y el empuje que sentimos hace que nos tengamos que agarrar verdaderamente fuerte con manos y piernas para que no decida ella hacerse a la mar sin nosotros.

Gama Sea Doo 300 Detalle048

Y es que su velocidad punta supera con creces los 100 km/h, algo irreal sobre el mar cuando nos estamos desplazando dando saltos entre las olas. Confieso que intenté llegar a la máxima velocidad pero llegado un punto ya no controlaba yo la moto sino que más bien iba ella por donde quería, lo que me obligaba a cortar para recuperar (o al menos intentarlo) el control.

Si ya pasamos al modo Sport, es lo más parecido a tener un demente impulsando la moto. Después de haber llevado motos de casi cualquier potencia, creo que no he encontrado todavía nada que acelere con tanta contundencia y con una sensación de empuje tan brutal como en estas motos. Y además lo hace en un medio tan complicado como el acuático por su resistencia al desplazamiento. Porque estamos hablando que el 0-100 km/h lo hace en menos de 4 segundos, una bestialidad.

Sea Doo Rxt 300 000 3

También tenía gran curiosidad en saber cómo funcionaría el sistema iBR de frenado y, la verdad es que literalmente clava la moto. Además esta segunda generación lo hace con el añadido de que ya no se hunde el morro sino que permanece casi plano en todo momento. Al igual que si fuese en asfalto, si no te agarras con fuerza puedes acabar tumbado encima del manillar dado la potencia de frenado que se consigue.

Tanto el sistema Ergolock como las empuñaduras con posamanos permiten que el cuerpo se acople mucho mejor a la moto de agua y además, minimice la fatiga. Aunque hay que confesar que tras media hora sobre ella, el cuerpo empieza a pedir un respiro si no estás acostumbrado, necesitando una buena forma física para mantenerte fresco sobre ella.

Gama Sea Doo 300 Accion002

A la vuelta y a medida que iba uno cogiendo confianza, nos íbamos calentado y cada vez manteniendo unas velocidades de crucero más elevadas. Hasta que finalmente ocurrió lo inevitable y es que dimos con nuestros huesos sobre el agua a aproximadamente unos 80 km/h, o al menos eso era lo que marcaba el velocímetro antes de salir despedido.

Un vuelo en la cresta de una ola trajo consigo un aterrizaje en la siguiente de forma lateral, lo que catapultó nuestro cuerpo hacia un lado sin posibilidad de mantenernos sobre la moto. A esa velocidad, y para el que no lo sepa, el agua se comporta casi como una superficie sólida y tras dar dos volteretas por encima del agua como si fuésemos una piedra lanzada a un estanque, acabamos sumergidos en el agua con un dolor de cabeza bastante acusado tras los golpes recibidos.

Sea Doo Gtx 300 Limited 004

Tras ver que estamos bien y observar que el resto de compañeros están, literalmente, partiéndose de risa, comenzamos a nadar porque nuestra moto había quedado a unos 50 metros. Menos mal que vino el guía en nuestra ayuda, porque si no todavía estaríamos nadando, algo nada fácil con el neopreno y el chaleco.

Para subirnos a la moto desde el agua, el estribo trasero nos ayuda enormemente la tarea ya que tampoco es del todo sencillo sin práctica. Enganchamos de nuevo la llave con el sistema de hombre al agua y arrancamos la Sea-Doo, pero ya con más precaución y haciendo una nota mental: la próxima vez, llevar casco, algo muy aconsejable visto el resultado.

Gama Sea Doo 300 Accion012

De vuelta en el puerto y tras la magnífica experiencia, no me importaría tener una de estas Sea-Doo para hacer el gamberro con ella. Cualquiera de los tres modelos me serviría: el Sea-Doo RXP-X de dos plazas (20.399 euros), Sea-Doo RXT-X 300 de tres plazas (21.299 euros) o la lujosa Sea-Doo GTX Limited 300 (21.799 euros).

Valoración - Gama Sea-Doo 2016

9.0

Motor10
Vibraciones9
CambioN/A
Estabilidad8,5
Agilidad8,5
Suspensión delanteraN/A
Suspensión traseraN/A
Freno delantero9,5
Freno traseroN/A
Comodidad piloto9
Comodidad pasajeroN/A
ConsumoN/A
Acabados8,5
Estética9

A favor

  • Tecnología
  • Comodidad
  • Brutal potencia del motor
  • Sistema de frenado

En contra

  • Hay que estar físicamente entrenado
  • Peso
  • El pasajero tiene que agarrarse con fuerza para no perderlo
Salir de la rutina pudiendo probar una moto acuática ha sido un verdadero lujo, sobre todo con estas Sea-Doo que se sitúan en el top del segmento. Con una tecnología que abruma a la vez que una relativa facilidad de conducción, son aptas para cualquiera y permiten desde una conducción deportiva llena de adrenalina hasta el poder realizar travesías costeras de lo más placenteras.

Eso sí, si quieres disfrutar al máximo de estas motos de agua tendrás que estar bien fuerte porque son unos vehículos muy exigentes. Además también tienes que ser consciente de que yendo muy rápido sobre el agua te puedes hacer daño, y que los precios no están al alcance de cualquiera.

No dejan de ser unos vehículos de ocio, por lo que o te gusta mucho el medio acuático o tienes una buena colección de juguetes caros. En ese caso, qué envidia que das.

Gama Sea-Doo 2016 - Ficha técnica

RXP-X 300 RXT-X GTX Limited 300
Motor
Tipo Tricilíncrido 1.630 cc de cuatro tiempos, Rotax sobrealimentado con intercooler Tricilíncrido 1.630 cc de cuatro tiempos, Rotax sobrealimentado con intercooler Tricilíncrido 1.630 cc de cuatro tiempos, Rotax sobrealimentado con intercooler
Tipo de combustible Gasolina sin plomo 87 - 91 octanos Gasolina sin plomo 87 - 91 octanos Gasolina sin plomo 87 - 91 octanos
Arranque Electrónico Electrónico Electrónico
Sistema de propulsión Hélice de acero inoxidable Hélice de acero inoxidable Hélice de acero inoxidable
Dimensiones y pesos
Plazas 2 3 3
Casco En V profunda En V profunda En V profunda
Longitud 3.316 mm 3,535 mm 3,535 mm
Anchura 1.227 mm 1,224 mm 1,224 mm
Peso en seco 386 kg 415 kg 412 kg
Capacidad de carga 182 kg 272 kg 272 kg
Capacidad depósito 60 l 60 l 60 l
Capacidad almacenamiento 116,4 l 162 l 162 l
Precio 20.399 € 21.299 € 21.799 €
Nota:
Los gastos para acudir a la presentación de la gama Sea-Doo 2016 han sido asumidos por BRP. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

Parte anterior | ¿Quieres algo refrescante? Acompáñanos a probar las Sea-Doo RXT-X, RXP-X y GTX Limited 300

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio