Compartir
Publicidad
Publicidad

LML Star 125 4T ART, prueba (conducción en ciudad y carretera)

LML Star 125 4T ART, prueba (conducción en ciudad y carretera)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿A que estabais esperando una foto lateral de la LML Star 125 4T ART conmigo subido? Pues no, hoy he preferido contaros como va este scooter retro desde la comodidad de esta tumbona y disfrutando de un magnífico día. Acabamos de recogerla en Moto Klassiker y nos hemos dado una larga vuelta por la ciudad disfrutando de su conducción y observando todos sus puntos fuertes y débiles.

LML Star 125 4T ART: ¿ciudad?, ¿scooter?, ¿marchas?

He de reconocer que me subí a la LML Star 125 4T ART con un sentimiento contrariado. Por un lado me preguntaba cómo iba a ir bien un scooter por ciudad si estaba equipado con un cambio manual. Esto rompía todas las reglas escritas sobre la comodidad. Pero por otro lado también me preguntaba que estas motos fueron usadas durante muchos años para desplazamientos urbanos y tanta gente no podía estar equivocada.

El arranque de botón es inmediato. Creo que no he usado nunca moto que arrancase con tanta facilidad. No era necesario pulsar más de medio segundo el botón y si por sentirte más integrado con la moto decidías arrancarla a pedal, también lo hacía con suma facilidad. Eso si, recordando que el pedal de arranque está situado a la derecha, junto al motor, y no a la izquierda como en la mayoría de los scooter.

LML Star 125 4T ART

Giramos el puño izquierdo hacia arriba y metemos primera, notando perfectamente un pequeño tirón en las posaderas. Solamos embrague y aceleramos con suavidad, apreciando que el motor apenas hace ruido. Es muy silencioso prácticamente en todo el rango de revoluciones. Vamos metiendo marchas y paramos en un semáforo, lo que nos permite descubrir que al cambio hay que cogerle el truco.

¿Cuál es la secuencia normal del cambio? Primera, punto muerto, segunda, tercera y cuarta. Pues no, aquí hay que tener tacto para no equivocarse. Lo normal es encontrar lo siguiente: Primera, punto muerto, segunda, punto muerto, tercera y cuarta. A este detalle se le coge el truco rápidamente pero en las reducciones, no se puede pasar alegremente de segunda a primera. La mayoría de las veces no entrará y tendrás que pasar obligatoriamente por punto muerto. ¿Por qué? Pues porque la moto te pide una conducción tranquila, así que mejor no pelearse con el cambio.

Esto me lleva a comentaros la increíble elasticidad del motor que me aclaró las dudas sobre el uso del cambio en ciudad y es que que la LML Star 125 4T ART se conduce en tercera sin que sea necesario usar ninguna marcha más a no ser que te vayas a detener. Con esta velocidad seleccionada puedes circular a la misma velocidad que un peatón sin que sea necesario ir a medio embrague y sin que el motor proteste en ningún momento. Si aceleramos, la moto responderá, de forma muy tranquila (tampoco esperemos una aceleración fulgurante) pero suficiente como para no entorpecer al tráfico ni tener que pelearnos con el cambio.

LML Star 125 4T ART

Ojo a los baches porque el recorrido de suspensiones es mínimo y si es un poco profundo, nos tocará hacer una visita al dentista casi con toda seguridad. Prohibido conducir con la lengua fuera. En cuanto a los frenos funcionan lo justito para detenernos con seguridad, aunque tendremos que cambiar un poco la referencia de frenada.

El uso del freno trasero también requiere un pequeño periodo de adaptación. El pedal está alto y para circular con comodidad y seguridad, hay que llevar el pie encima del túnel central y la puntera de la bota posada encima del pedal. Debido a esto es por lo que, tal y como comentábamos ayer, en el cuadro de mandos aparece una señal roja si estamos accionando el freno, evitando así circular con el accionado.

Si sois muy altos, como yo, llevar la pierna en esta postura puede que os haga tropezar el manillar contra la rodilla en las curvas cerradas a la derecha así que ojito porque cuando hacéis tope contra ella, podéis tener algún pequeño susto.

LML Star 125 4T ART: con calma, con mucha calma

LML Star 125 4T ART

Así es como debemos circular por carretera, con mucha tranquilidad y calma. Las ruedas tan pequeñas y estrechas, aliadas en ciudad, no lo son tanto en carretera. Hay poca superficie para apoyar y se muestra nerviosa.

De nuevo la tercera velocidad es nuestra gran aliada porque en cuanto la carretera pique hacia arriba, será complicado que la cuarta velocidad pueda con ella. En terreno desfavorable, los 70 km/h los mantiene sin problemas. Y si circulamos en llano, podremos alcanzar los 90 o incluso 95 km/h después de lanzarla durante unos segundos. Y si vamos para abajo, pues hasta el fondo de escala, 120 km/h, pero esto mejor lo dejamos para los pilotos, esos que no saludan a los scooter.

Tranquilidad para circular equivale a tranquilidad para frenar. Accionamos el trasero y el delantero, soltamos y entramos en la curva. Nada de rectificaciones ni nada parecido, a no ser que queramos entrar y salir de la curva culebreando. Hay que buscarle el ritmo y dejar que te lleve flotando sobre el asfalto, la sonrisa aparecerá en tu cara, no por prestaciones sino por la tranquilidad que transmite y que nos permite disfrutar de lo que nos rodea.

LML Star 125 4T ART

Si nos pasamos con el freno, bloquearán, tanto delante como detrás. Ambos nos deleitarán con un para nada divertido derrape, sobre todo si es delantero. Detrás es más controlable. La colocación lateral del motor hará que la zaga barra hacia la izquierda y podremos asombrar al público con una derrapada muy al estilo supermotard. O no, mejor no.

Por último ojito con la inclinación. Permite tumbar bastante antes de que los tacos de goma del caballete rocen en el suelo. Pero entre este y que empiece a pegar la chapa no hay mucho margen, y si lo traspasamos, la caída está asegurada. Aunque reconozco que la altura es superior a la de la Vespa S 125 ie, que tocaba con mucha mayor facilidad en carretera.

¿Estáis listos para disfrutar de un paseo a dúo sobre la LML Star 125 4T ART? Pues estar preparados que mañana os paso a recoger.

Continuará...

Nota: agradecemos la colaboración de Laboral Ciudad de la Cultura para la realización de la sesión de fotos.

En Motorpasión Moto | LML Star 125 4T ART, prueba (características y curiosidades), LML Star 125 4T ART, prueba (conducción en autopista y pasajero), LML Star 125 4T ART, prueba (valoración, vídeo y ficha técnica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos