Publicidad

Honda VFR 1200F, la prueba: una auténtica VFR

Honda VFR 1200F, la prueba: una auténtica VFR
14 comentarios

La VFR es una moto que siempre he admirado. Hace unos 17 años (¡cómo pasa el tiempo!), mientras yo sobrevivía con una modesta Yamaha SR250 Special, cada día me deleitaba admirando una VFR 750 blanca de aquellas con el caballete carenado con la que venía un compañero a la oficina. Y cada evolución posterior de la VFR la iba convirtiendo en una moto más deseable.

Hace unos años estuve a punto de comprarme una preciosa Honda VFR 800 roja, pero al final me decidí por una Honda VTR 1000F que estaba muy bien de precio. Fue una buena compra que no llegué a aprovechar como debiera, y siempre he pensado que uno de los motivos es que cada vez que la veía me acordaba de la bonita VFR que no llegué a tener.

Cuando empecé a oír hablar de la nueva Honda VFR 1200F y fui conociendo las características técnicas me dio miedo de que perdiera el auténtico espíritu VFR, y de que se convirtiera otra cosa. Vamos, de que se hubiera transformado en algo más turístico y menos sport.

Tenía muchas ganas de probar esta nueva VFR. Y este mes de julio me ha llegado la ocasión de poder hacer una prueba a fondo. Durante 10 días he tenido una Honda VFR 1200F en el garaje con la que he recorrido más de un millar de kilómetros en todo tipo de circunstancias, desde el tráfico urbano a las autopistas pasando por carreteras nacionales y de montaña.

Voy a intentar transmitiros mis sensaciones con esta gran moto (en todos los sentidos) en estos cuatro posts de la prueba, pero antes vamos a darle un pequeño repaso, que hay mucho que descubrir.

Honda VFR 1200F

Honda VFR 1200F, un diseño completamente nuevo

De hecho, no se trata de una evolución de ninguna moto, sino que es una moto nueva diseñada a partir de un papel en blanco. La reinvención del espíritu VFR en pleno siglo XXI. Se trataba de conseguir una verdadera sport-turismo de referencia que estuviera a la altura de las míticas siglas que iba a llevar.

La cilindrada crece significativamente hasta los 1.200 cc, pero manteniendo la configuración del deseado motor en V4, como debe ser en una VFR. El tacto del motor en V es una delicia. Se ha hecho un esfuerzo para tener unas curva de potencia y par aprovechables a bajas y medias revoluciones. Eso se traduce en una respuesta instantánea a cualquier insinuación al acelerador. Potencia a raudales plenamente aprovechable en el día a día. Yo lo definiría como algo parecido a llevar un carril de aceleración “puesto encima” a todos lados. Con esta cilindrada ya no hace falta el apreciado VTEC de Honda, el sistema de distribución variable de la apertura de las válvulas. Pero incorpora otras novedades en las que entraré más adelante.

Honda VFR 1200F

Mirando la moto, se aprecia la fluidez del diseño. Es una moto grande, eso es indudable. Pero las estudiadas formas aerodinámicas del frontal, el depósito y el carenado le dan un aire visual de ligereza. La nueva VFR transmite deportividad y modernidad.

Honda VFR 1200F

El carenado tiene un sistema patentado de capas que canaliza el aire de una manera original que ayuda a la estabilización a alta velocidad. Y hay multitud de detalles que transmiten esa atención al detalle. Vista desde delante destaca una marcada X en el diseño y especialmente te fijas en el el faro tiene unas espectaculares formas aerodinámicas. De hecho, alguien me preguntó en broma si la rotura del faro era un siniestro total.

Honda VFR 1200F

Como podéis ver en las fotos, la moto de prueba de la que he dispuesto estos días es de un color granate metalizado, exactamente Rojo Candy Prominence. La pintura tiene una gran calidad. Ya se sabe que para gustos se hicieron los colores. Y a mí la verdad es que este color no me gusta: me parece demasiado un color de coche más que de moto. Pero eso debe ser un problema mío por qué durante estos días se la he enseñado a multitud de amigos y todos coinciden en que les encanta el color. Parece que soy un poco raro. Si me tuviera que comprar una VFR haría lo imposible para conseguirla en blanco: en fotos me parece hermosa y el otro día que tuve oportunidad de verla en vivo me pareció todavía más bonita. Aquí la tenéis en blanco.

Honda VFR 1200F

Mañana seguiré repasando más detalles de la moto y las primeras sensaciones sobre ella.

Siguientes | Honda VFR 1200F, la prueba: calidad en cada detalle;Honda VFR 1200F, la prueba: viajar en primera clase; Honda VFR 1200F, la prueba: conclusiones y galeria de fotos

Más información | Honda VFR 1200F

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios