Compartir
Publicidad

Curso de conducción deportiva con la escuela LMR Power

Curso de conducción deportiva con la escuela LMR Power
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son las 9:00 a.m. de un bonito y soleado día primaveral, hace bastante fresquito y acabamos de llegar al madrileño Circuito del Jarama. La zona trasera del paddock que da acceso a los boxes está ya abarrotada de furgonetas y coches con carros de gente que ya ha bajado todo el material y se está cambiando de ropa para ponerse el traje de torero. Parece que había muchas ganas de rodar así que el ambiente en el primer día de tandas libres y curso organizado por LMR Power es magnífico. Nosotros hemos sido invitados por la propia escuela de LMR Power para asistir a un día completo de aprendizaje en sus cursos de conducción deportiva. ¡Qué ganas!

La mezcla entre la sensación térmica y los nervios por volver a entrar en un circuito mítico es extraña así que para ir rompiendo el hielo nos ponemos a la cola de los comisarios que verifican con el fonómetro el nivel de sonoridad de nuestras monturas y nos pondrán una pegatina con el máximo de revoluciones a las que podemos rodar por la zona de Hípica. Una vez pasado éste trámite la gente de LMR Power, a los que ya conocía de rodar con ellos en la prueba de la BMW HP4, se encarga de que nos sintamos como parte de su propia familia.

Escuela LMR Power: lecciones teóricas y prácticas

curso_lmr_power_megaserfoto

Siempre digo lo mismo, pero aun a riesgo de resultar pesado y en contra de lo que muchos motoristas o moteros se piensan, los cursos no son ni mucho menos sólo para gente que empieza a ir en moto, algo que ya comprobé en la Ninja Experience del Noyes Camp. Tenemos que partir de la base de que (como en cualquier otra cosa) siempre habrá alguien que nos pueda enseñar algo nuevo así que no dudé ni un segundo en apuntarme con ésta escuela madrileña con monitores experimentados y un buen rollo insuperable.

Todo el equipo, desde las chicas de la mesa de inscripciones hasta el último de los monitores son gente encantadora y da gusto tratar con ellos, así que una vez hemos charlado un rato nos metemos de lleno en el briefing obligatorio para todos los asistentes. Como vamos a compartir pista con dos grupos de tandas libres hay que dejar claras las normas de convivencia. De cada hora nos corresponde 20 minutos en pista a cada uno, el resto del tiempo (siguiendo las indicaciones de la organización) nos hidrataremos debidamente y atenderemos a las clases teóricas que cada monitor dedica a su grupo.

curso_lmr_power_megaserfoto

Mi primera sorpresa es cuando empiezan a repartir los grupos con sus monitores. Hay más monitores de los que pensaba y en mi grupo somos tres, incluyendo al monitor. Una de las directrices básicas que siguen en la escuela de LMR Power es que no se masifiquen los grupos. Más de una vez he visto cursos con interminables filas de alumnos siguiendo a un monitor a lo lejos. Aquí no tendremos ese problema, nos separaron por niveles (pudiendo cambiar de grupo a petición propia o recomendación del monitor) y para que os hagáis una idea de lo variopinto de los asistentes había un cursillista con un maxiscooter y un monitor con una Gilera Runner.

Mi monitor iba a ser Aitor Gamarra Álvarez, un joven padre de familia cuyo currículo incluye 12 años en competición entre 125 cc, 600 cc, Supersport, Copa RD 350, Enduro, Vespa y resistencia y ejerciendo de monitor para escuelas como TF Racing, Poolbox, WPB, Racing100, SGM Racing y la propia LMR Power. Así que supongo que algo sabrá.

curso_lmr_power_megaserfoto

Antes de salir a pista, Aitor nos explica que en lo que nos íbamos a centrar durante todo el día es a buscar una posición cómoda y efectiva, que nos resultase natural al final del día, forzando las posturas al principio y a un ritmo más lento para buscar el punto de equilibrio. Al fin y al cabo a andar se aprende andando y si queremos buscar tiempos ya podremos rodar otro día por nuestra cuenta y aplicar lo aprendido.

Después de la primera manga a ritmo tranquilo para desempolvarnos un poco y perder el miedo a una pista que estaba bastante fría a primera hora empezamos a trabajar sobre la Yamaha R6 de Aitor subida a su caballete. Nos explica cómo hemos de colocar cada parte del cuerpo: los pies bien apoyados, en curva el interior sobre la puntera de la bota y el exterior bien puesto en la estribera, los codos abiertos...

curso_lmr_power_megaserfoto

Una de las cosas más interesantes que nos explicaron fue cuando encaras una curva empezar el gesto de la inclinación adelantando el hombro del interior. Con ese sencillo gesto obligaremos al resto del cuerpo a seguir el camino correcto. El primero que lo seguirá será nuestro codo y a continuación el resto del tronco hasta que descolgándonos lleguemos con el brazo opuesto a apoyar en el depósito.

Dentro de la pista es complicado acordarte de todo lo que te han recetado y además no perder el hilo del circuito, pero Aitor nos facilitaba la tarea recordándonos por donde tenemos que hacer las curvas, utilizando trazadas muy redondeadas y suaves aprovechando toda la pista e indicándonos dónde dar gas y los puntos de frenada. Cabe decir que muchas de sus recomendaciones las hacía con la mano izquierda lo que me asombró enormemente de lo sobrada que va esta gente encima de la moto.

A medida que iba avanzando el día y nos íbamos soltando sobre la moto esas posturas que son extrañas al principio poco a poco las fuimos asimilando y sobre las marcas del neumático comprobábamos algo obvio, y es que cuanto más mejoramos nuestra posición a los mandos y mejor empleamos la distribución del peso menos necesitamos inclinar la moto, por lo que al nivel al que estábamos rodando el límite de las gomas quedaba mucho más lejos de lo que podía pensar a primera hora de la mañana.

Escuela LMR Power: hay vida más allá de la pista

curso_lmr_power_megaserfoto

Un valor añadido que aportan los chicos y chicas de LMR Power es que intentan que te sientas como si pasases un día con amigos, algo que al final resulta así, y por ello a parte de ser los que ofrecen ofertas a precio de derribo (de los más baratos con diferencia) como podéis ver en su web, también piensan en lo que no es montar en moto. Ponen a disposición un servicio de catering para los asistentes, amenizan la jornada con un DJ, montan un castillo hinchable para los acompañantes más jóvenes, servicio de neumáticos, alquiler de caballetes y calentadores, servicio de fotografía y vídeo... Para que no falte de nada.

En resumidas cuentas, que a parte de pasármelo como un enano dentro de la pista también me lo pasé bien fuera. Así que si estáis dispuestos a aprender a ir en moto aún mejor de lo que ya sabéis a lo largo del año estarán en los circuitos de Monteblanco (Sevilla), Los Arcos (Navarra), Almería y Albacete. Podéis consultar el calendario de su página web y escribirles si tenéis dudas.

Mañana os traeremos una pequeña entrevista que pudimos hacer con los responsables de la escuela para que conozcáis de primera mano un poco más a fondo el mundo de la organización de este tipo de eventos, sus planes de futuro y su manera de ver el mundillo.

Nota:
La plaza para el curso de conducción deportiva ha sido cedida por la escuela LMR Power. Las fotos han sido realizadas y cedidas por el equipo de Megaserfoto. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco HJC R-PHA 10 Plus.

Más información | LMR Power Fotos | Megaserfoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio