Publicidad

Asistimos a la Kawasaki Ninja Experience del Noyes Camp

Asistimos a la Kawasaki Ninja Experience del Noyes Camp
8 comentarios

En el mes de marzo tuvimos la suerte de ser invitados a participar en uno de los cursos del Noyes Camp de dirt track impartido por Kenny Noyes en las instalaciones que ha montando en el complejo de Motorland, Alcañiz (parte 1 y parte 2). Allí tras la comida del primer día disputamos un "desafío de sobremesa" que va variando en cada curso, aquel consistió en una carrera de lentos. Por mangas eliminatorias había que tardar lo máximo posible en recorrer una distancia sobre las Kawasaki KLX 140.

El espíritu de Motorpasión Moto ganó, así que como recompensa hemos sido invitados a participar en la Kawasaki Ninja Experience, otro de los cursos que el piloto americano más español organiza dentro de su pequeño imperio del pilotaje. A diferencia del curso de dirt track que es de dos días, éste es sólo de una jornada (o media, como prefieras) pero tendrás una ración de moto y aprendizaje que te asegurará unas profundas agujetas las jornadas siguientes.

Kawasaki Ninja Experience: las motos

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

La mañana turolense nos recibe con un fresquito que invita a ir cambiado de casa, así que me pertreché antes de salir para llegar a las instalaciones ya preparado y aprovechando mientras los demás se cambiaban para intercambiar opiniones con el siempre simpático y atento Kenny Noyes, y de paso ir echando un ojo a las Kawasaki Ninja 250R que nos esperan apoyadas sobre sus caballetes.

Es posible que penséis que estas pequeñas motos de cuarto de litro sean aburridas, pero el principio que ha seguido Kenny Noyes al plantear éste proyecto es el de potencia justa con una parte ciclo óptima. La intención es que sin los riesgos asumidos ni las capacidades necesarias para manejar motos con mucha potencia tengamos el tacto de una moto lo más deportiva posible que nos permita aprender en un circuito de karting donde es difícil que echemos de menos más potencia en el motor.

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

Las Kawasaki Ninja 250R no están de serie pero llevan lo justo y necesario para cumplir con garantías sus jornadas en circuito. En cuanto a motor sólo se cambia la cola de escape por una Ixil, los frenos reciben latiguillos metálicos tanto delante como detrás y las fibras corren a cargo de Carbonvice.

El trabajo importante se centra en las suspensiones que están trabajadas con material Öhlins, las estriberas se sustituyen por unas retrasadas para mejorar la posición y los neumáticos son unos Continental Attack SM que se comportan genial en una moto tan ligera como es el caso de la pequeña Ninja.

Kawasaki Ninja Experience: las clases

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

Tras un pequeño briefing, Kenny nos explica cómo son las normas básicas dentro del circuito de karting de Motorland Aragón y los pormenores del circuito sobre plano. Una vez sobre las motos salimos a pista y el funcionamiento estaba muy claro, Kenny Noyes se pondría primero y detrás suyo los cuatro alumnos nos iríamos alternando cada dos vueltas a su rueda para evaluar el nivel de cada uno.

Una vez metidos en harina la primera tanda se dedicó a evaluar un poco el nivel de cada uno, así que rodábamos en fila detrás de él y cada dos vueltas el que rodaba en segundo lugar pasaba a ponerse último y así dar dos vueltas detrás y dos vueltas delante del instructor.

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

En el resto de tandas libres Kenny Noyes nos iría buscando por la pista para con cada uno ponerse delante primero para que irnos enseñando, luego dos vueltas detrás y de nuevo delante. El resto del tiempo que no pasaba con cada uno lo invertías igual que en una tanda libre, poniendo en práctica las instrucciones, que no son pocas.

Es muy recomendable ir bien despejado y con la percepción al 110% porque hay mucho donde mirar. Había que fijarse en qué momento colocar el cuerpo, dónde comenzar la trazada óptima, el punto de apoyo con la rodilla, dónde levantar la moto, cómo mover el cuerpo... Una auténtica infinidad de detalles que son los que realmente te ayudan tanto para pilotar dentro de un circuito como para rodar en carretera con más seguridad.

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

Además, Kenny mientras rodaba con cada uno de nosotros llevaba una cámara en su casco con la que grababa nuestros movimientos para posteriormente, entre tanda y tanda, analizarlos y comentarlos. Ésto parece de cajón pero se puede aprender mucho viendo a otra gente con niveles muy dispares, no por ser más rápido o más lento dejan de tener validez consejos sobre posturas o trazadas.

Kawasaki Ninja Experience: puesta en práctica

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

Tras cada tanda con monitor la siguiente era una tanda libre en la que plasmar lo que Kenny Noyes nos enseñaba tanto dentro como fuera de la pista. Con 20 minutos a nuestro aire dentro del casco intentabas ordenar todas las indicaciones: coloca el pie más atrás, apoya con el muslo exterior antes de la curva, no muevas el cuerpo así... Centrado en todo eso te sientes muy raro y forzando las posiciones a cada momento. Pero de eso se trata, incorporar algo nuevo a nuestro estilo para mejorarlo y machacarlo hasta que lo tomemos como nuestro propio.

Alguno dirá: "bah, motos de 250 y un circuito de karting, ¡qué aburrimiento!". Resulta que se equivoca, la preparación que llevan hace que la parte ciclo esté muy por encima del motor así que en las curvas te puedes emplear al máximo. Si nunca has tocado rodilla lo más probable es que si te apuntas a la Ninja Experience te vayas a casa más contento que unas pascuas.

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

En caso que ya conozcas esa sensación de rozamiento entre el asfalto y la deslizadera aprenderás a trazar, a colocarte sobre la moto y a mover el cuerpo. Trazando cada vez más rápido y perfeccionando los movimientos lo más seguro es que en algún momento nos creamos un Valentino Rossi y terminemos pegándonos un revolcón. Yo confieso que pequé de exceso de confianza, en la segunda salida a pista aún con el asfalto frío perdí la rueda delantera en una frenada sobre cambio de rasante.

Un fuerte golpe en la cadera con abrasión que no impidieron seguir disfrutando y aprendiendo, al igual que los demás. En total, en el curso al que asistimos hubo cuatro caídas sin grandes consecuencias, salvo para el depósito de 50 euros que tienes que dejar y que te será devuelto en caso de terminar la jornada sin dañar tu moto.

Kawasaki-ninja-experience-noyes-camp

Lo mejor de todo en estos casos, aunque suene a tópico, es la gente con la que te juntas. Cuando llegas no sois más que un puñado de desconocidos (o casi desconocidos) pero cuando te vas, a parte de mejoradas tu habilidades y con agujetas, te llevas la experiencia de haber compartido un gran día con gente que hace lo posible por que disfrutes y sólo preocuparte de aprender y dar gas. Aquí he de dar las gracias a Kenny Noyes y a su equipo (Iana y Paco en éste caso) por una experiencia totalmente recomendable.

¡Repetiré!

Más información | Noyes Camp

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios