Publicidad

BMW S 1000 XR, prueba (características y curiosidades)
Zona de Pruebas

BMW S 1000 XR, prueba (características y curiosidades)

Publicidad

Publicidad

Es con toda probabilidad la moto más esperada de la marca germana. Y aunque hay que tener en cuenta que han renovado la BMW R 1200 R y la BMW F 800 R, la que de verdad estabais deseando conocer en profundidad era la nueva BMW S 1000 XR.

Pues bien, hemos tenido el privilegio de poder subirnos a ella hace unos días por los alrededores de Madrid y así poderos contar de primera manos qué es lo que nos ofrece el nuevo modelo de BMW y con el que además completan la gama S, en la que ya estaban la BMW S 1000 RR, la BMW HP4 y la BMW S 1000 R presentada el año pasado.

Nueva BMW S 1000 XR, aventurera deportiva

BMW S 1000 XR

Seis han sido las premisas que han llevado a BMW a desarrollar la nueva BMW S 1000 XR y que explican perfectamente por qué han asaltado un segmento, el de las trail asfálticas de más e 900 cc, en el que hasta ahora se podían contar con los dedos de una mano los modelos que allí coexistían.

A los dos pesos pesados como son la Ducati Multistrada 1200 y la Kawasaki Versys 1000 se unían en menor medida la Aprilia Caponord y la Triumph Tiger Sport 1050. Como podemos ver, motos que sin dejar de lado el concepto y la estética trail, buscan asfaltizarse al máximo con el fin de buscar lo mejor de los dos mundos.

BMW buscaba respuesta a una pregunta muy sencilla, y que consistía en saber para quién podría ir dirigida esta moto. Y así llegaba a las siguientes conclusiones:

  • Para los que buscan un motor de cuatro cilindros.
  • Para los que buscan una GS más potente.
  • Para los que quieren diferenciarse de una GS.
  • Para clientes de roadster que buscan mayor protección frente a la climatología.
  • Para conductores de tour deportiva que buscan algo nuevo
  • Para clientes de BMW que estarían dispuestos a comprar una Adventure deportiva de otra marca.

Por lo tanto, han partido de su conocimiento en los cuatro sectores que debían conjugar (enduro, roadster, tourer y sport) pero en su justa medida. ¿Y cuál es esta medida? Pues podríamos resumirla en los siguientes porcentajes y motocicletas de las que deriva:

  • 30% Sport gracias al motor de cuatro cilindros (BMW S 1000 RR)
  • 30% Touring gracias a la protección climática, el navegador, sistema de maletas o la suspensión Dynamic ESA (BMW R 1200 RT)
  • 25% Roadster por su agilidad y maniobrabilidad (BMW S 1000 R)
  • 10% Urbana por su posición elevada y posibilidad de uso diario
  • 5% Trail por su posición de conducción, ergonomía y diseño (BMW R 1200 GS)
BMW S 1000 XR

Si entramos en cada uno de los sectores en detalle y teniendo presente la imagen de la BMW S 1000 XR, nos encontramos con lo siguiente_

    Carácter Sport:
    • Por supuesto, motor de 4 cilindros en línea
    • Contorno simétrico pero con faros asimétricos como en la RR
    • Frontal dividido con entrada de aire central
    • Diseño de llanta de 17 pulgadas refinado y ligero, muy similar al de la RR
    • Carenados laterales asimétricos
    • Colín deportivo, ascendiente y estrecho
    Carácter Trail o GS:
    • Protectores de puños
    • Pico pato delantero característico
    • Suspensión entre 20 y 30 mm más larga
    • Mayor distancia libre al suelo
    • Flyline (silueta lateral) similar a los modelos GS
    Carácter Tourer:
    • Protección contra viento y lluvia
    • Triángulo ergonómico con una posición relajada y confortable
    • Asiento en posición vertical
    • Posibilidad de maletas de 30 litros y Top Case

Finalmente el propio Andreas Martin, diseñador de la BMW S 1000 XR la definía de la siguiente forma:

La nueva BMW S 1000 XR combina elementos de una GS con los genes de una Supersport y el pedigree de las Tourer de BMW Motorrad. Para nosotros fue crucial que este carácter especial del modelo fuera reconocible en cada detalle de su diseño.

La nueva BMW S 1000 XR en detalle

BMW S 1000 XR

En la nueva BMW S 1000 XR encontramos muchas proximidades en cuanto al propulsor y la parte de ciclo con la BMW S 1000 R. Porque si bien hay, como hemos visto, ideas traídas de otros modelos de BMW, la base es el modelo roadster de la marca alemana.

Así comparten propulsor aunque se ha mejorado el carácter de la entrega de la potencia pensando en el diferente uso que se le va a dar al la XR. Os recomendamos echar un ojo a la prueba de la naked donde contamos todas las diferencias del motor respecto al de la RR.

Su potencia máxima es de 160 cv a 11.000 vueltas y un par motor de 112 Nm a 9.250 revoluciones, con una entrega lo más progresiva posible para conseguir un efecto casi monomarcha (algo que hemos podido comprobar como leeréis más adelante). Conjuntamente con el acelerador completamente electrónico están disponibles varios modos de conducción que van desde la versión básica con un modo Road y otro Rain en el que la potencia está limitada a 150 cv, pasando por el paquete opcional Pro que añade dos modos adicionales además del ABS Pro y el sistema de control de tracción DTC (de serie lleva el control de tracción más sencillo ASC).

BMW S 1000 XR

Seguro que por otro lado os ha llamado la atención la posición tan baja del escape. Tiene una razón y es que de esta forma, ambas maletas cubican 30 litros y ninguna de ellas pierde capacidad al tener que dejar hueco al silencioso.

El chasis deriva directamente del utilizado en la S 1000 RR al igual que el de la S 1000 R, aunque con nuevas cotas menos radicales para buscar un equilibrio entre conducción touring y deportiva. Así el ángulo de la dirección es un poco mayor al igual que la distancia entre ejes. También crece el avance y la longitud del basculante.

En el apartado de frenos no encontramos diferencias con sendos discos de 320 mm mordidos por pinzas de cuatro pistones radiales mientras que detrás el disco es de 265 mm con pinza de dos pistones. Y en las suspensiones tampoco en cuanto al tipo de horquilla y amortiguador que se ha montado aunque los tarados y sobre todo, los recorridos son netamente superiores. Hablamos de un total de 140 mm de recorrido para la rueda trasera y de 150 mm para la delantera.

Por supuesto, se ofrece como opción el paquete de suspensión Dynamic ESA mediante el cual podemos regular electrónicamente la suspensión pero además, ésta es como la propia palabra dice dinámica, con lo que se va adaptando constantemente a las características de la carretera o a nuestra forma de conducir. Pero como no os queremos liar ya el primer día de la prueba con demasiados datos, os iremos explicando cada uno de estos apartados en profundidad en su preciso momento.

BMW S 1000 XR

No queremos acabar sin hablar del completo cuadro de instrumentos en el que podemos encontrar tal cantidad de información que casi llega a saturar. Así tenemos datos como las revoluciones, velocidad, marcha, modo de conducción, odómetro, temperatura, nivel de combustible, autonomía, dos parciales, consumo y velocidad media, laptimer, luz para el cambio de marchas y la hora. Todo ello es manejable desde los distintos conmutadores repartidos en ambas piñas a los que se unen los puños calefactables, el Dynamic ESA o el control de velocidad en caso de equipar también la moto con estas opciones.

Mañana nos ponemos ya en traje de faena!!

Continuará...

Siguiente parte | BMW S 1000 XR, prueba (conducción en ciudad y carretera)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir