Compartir
Publicidad

BMW R nineT, prueba (características y curiosidades)

BMW R nineT, prueba (características y curiosidades)
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada fuimos invitados por BMW a la presentación de dos de sus últimas novedades para el 2014. Dos modelos radicalmente opuestos pero a la vez muy interesantes tanto por su concepto como por su expectación. El primero de ellos quizás sea el que más interés a levantado en los últimos meses. Se trata de la BMW R nineT, una roadster de aspecto clásico pero planteada para el Siglo XXI y elegida por la marca alemana como regalo para sus clientes por su 90 cumpleaños.

Como iremos viendo, aquí no hay engaños ni apariencias. Lo que se puede ver en la BMW R nineT es lo que realmente es. Nada de piezas plásticas que pretenden dar el pego imitando el metal, ni detalles dejados al azar. Todo ha sido meticulosamente pensado desde la fase de idea para crear una moto que puede convertirse en icónica.

BMW R nineT: cómo crear algo diferente con una base común

BMW R nineT

Nuestros lectores más avispados habrán encontrado ya a la vista de las fotos, ligeras similitudes con otros modelos de la gama de BMW. Efectivamente se trata de la BMW R 1200 R, un modelo que ya pasó por las manos de Jesús hace poco más de un año. Pero partir de esta base no quiere decir que en BMW se hayan limitado a cambiar cuatro elementos estéticos y ya. El trabajo ha sido mucho más complicado y mucho más exhaustivo.

Si cogemos una foto lateral de la BMW R nineT y trazamos una línea horizontal justo por debajo del depósito y el asiento, más o menos tendremos una idea de las piezas que se han mantenido: motor, Paralever, llanta delantera y trasera, disco de freno delantero, freno trasero, piñas y retrovisores, cuadro de relojes... y poco más ya que el resto es completamente nuevo.

¿Y por qué decimos que el trabajo ha sido muy exhaustivo para la creación de la nineT? Porque para empezar, la BMW R 1200 R no cuenta con chasis propiamente dicho y su suspensión delantera es por Telelever. Y aquí sin embargo encontramos una horquilla por lo que han necesitado desarrollar un chasis tubular completamente nuevo tipo trellis al que acoplar la suspensión delantera. Y junto a ello, un subchasis trasero que tiene más miga de lo que parece. También es nueva la aleta delantera, el freno delantero radial, el faro, las tijas forjadas, el depósito de combustible, el asiento y el doble escape lateral.

BMW R nineT

Pero volvamos atrás ahora que ya sabemos que nos traemos entre manos. Y volvamos al propulsor, del que repasaremos algunas de sus características. La BMW R nineT cuenta con el conocido motor bóxer refrigerado por aire y aceite de 1.170 cc y que ofrece una potencia de 110 cv a 7.750 vueltas. Su par es muy elevado, 119 Nm a 6.000 rpm con una zona roja situada en las 8.500 rpm.

El eje de transmisión como dijimos es de tipo Paralever, accionado por una caja de cambios de seis velocidades pero que en este caso adopta una relación más corta en el grupo trasero para primar la aceleración frente a la velocidad punta o las bajas vueltas circulando por autopista. No es una moto pensada para grandes trayectos o viajes por lo que BMW ha decidido acoplarle una relación 2,91 idéntica a la de la BMW R 1200 GS (prueba) frente a las 1,75 que monta de origen la BMW R 1200 R.

Por último, otro elemento distintivo del motor es su escape doble por el lado izquierdo. Con un diseño que recuerda a las motos de competición de los años sesenta y setenta, permite que el motor bóxer emita su sonido con las máximas ganas. Es de acero inoxidable pulido con chorro de arena y firmado por una marca con tanto prestigio como Akrapović. Por supuesto, hay posibilidades de personalización pero de esto hay mucho que contar y lo haremos próximamente.

BMW R nineT: chasis personalizable y parte de ciclo con herencia deportiva

BMW R nineT

Hemos comentado también que el chasis de acero es de tipo trellis y completamente nuevo, sustituyendo al convencional. Esta fabricado de forma modular y dividido en cuatro partes diferentes: el módulo delantero principal, el modulo trasero principal, el posterior superior y el módulo para el acompañante. Los cuatro módulos están sujetos entre sí mediante tornillos.

Los dos primeros forman la estructura principal de la moto pero tanto el trasero superior como el del acompañante pueden desmontarse, obteniendo con ello un carácter y estética completamente diferente. Además, lo puede hacer uno mismo. Es más, al finalizar la presentación, yo mismo estuve echando una mano para desmontar y montar el subchasis trasero y hablo de memoria pero me parece que sólo se necesita soltar ocho tornillos en total, o en tiempo me atrevo a decir que menos de media hora.

De esta forma pasamos de tener la BMW R nineT en configuración estándar, tal y como sale del concesionario o si nos vamos a hacer una ruta en solitario, desmontar el asiento del pasajero y montar en su lugar el colín tipo cafe racer que se vende como accesorio (y cuenta con un hueco portaobjetos en su interior).

Por último, si no usamos la moto nunca con pasajero, podemos optar por desmontar esos ocho tornillos de los que hablábamos con lo que desaparece el subchasis del acompañante (queda únicamente uno no portante para sujetar matrícula y luces) y con el que quitaremos también las estriberas. Montaremos un pequeño tirante para la sujeción del escape además del colín tipo cafe racer y ya tenemos una moto deportiva con una zaga ligera.

BMW R nineT

Pero podemos ir incluso más allá, aunque esta configuración en España no está homologada y es retirar todo el subchasis trasero con lo que únicamente quedará colocado nuestro asiento. Como no se ha dejado nada al azar, la caja del sistema de transmisión del eje posterior tiene tres puntos de alojamiento. En estos puntos se puede montar lateralmente, por ejemplo, un soporte para la placa de la matrícula o un sistema de luces complementarias. Además y si lo queremos, la distancia entre el basculante y el escape admite sin problemas una llanta trasera de 6 pulgadas en vez de la de 5,5 que monta de origen, por si queremos darle un aspecto trasero más bruto (también requiere homologación).

Se ha hecho hincapié en que sea una moto ágil y divertida en carreteras de curvas. Por ello la distancia entre ejes es más corta que por ejemplo en la BMW R 1200 R o que una BMW F 800 R (prueba), para que os hagáis una idea. El asiento está bastante bajo, 785 mm, por lo que prácticamente todo el mundo llega al suelo con toda tranquilidad.

Ya habíamos dicho que la parte de ciclo delantera de la BMW R nineT es más convencional de lo que BMW nos tiene acostumbrados ya que cuenta con una horquilla telescópica invertida similar a la de la BMW S1000RR (prueba) con barras de 46 milímetros. La diferencia radica en los componente internos y la ausencia de reglajes externos. Se ha elegido esta configuración porque es una moto que evoca a modelos antiguos, y entonces un Telelever no tendría mucho sentido.

No ocurre lo mismo en el caso del Paralever, que ya lleva muchos años entre nosotros y usado por los demás modelos con motor bóxer refrigerado por aire. La suspensión trasera es regulable en precarga mediante una rueda de regulación de aluminio forjado además de en extensión

BMW R nineT

Como buena roadster, las llantas de la BMW R nineT son de aleación ligera de perfil bajo, bujes de aluminio anodizados en negro y radios cruzados en acero inoxidable que obligan a usar neumáticos con cámaras en medidas 120/70 ZR17 y 180/55 ZR 17. Medidas modernas en llantas de aspecto clásico.

Sin embargo donde no se ha buscado esta estética es en algo tan importante como los frenos. Por ello encontramos pinzas monobloque radiales de cuatro pistones, latiguillos metálicos, discos flotantes de 320 mm y ABS de dos canales mientras que detrás, el disco es de 265 mm con pinza de dos pistones y lógicamente también con ABS como en el resto de la gama BMW.

De nuevo BMW demuestra en su nineT que se ha parado a pensar mucho en el diseño para facilitar la personalización. Ya no por el tema del chasis desmontable sino también por el sistema eléctrico de la moto. Para ello, las conexiones eléctricas del motor se han separado de las del resto de la moto (faros, intermitentes, etc). De esta forma, se pueden sustituir las piezas por otras de una forma mucho más fácil sin tener que pelearse con posible fallos o problemas eléctricos que afecten al propulsor.

BMW R nineT: en busca de la estética real

BMW R nineT

Real porque ya lo hemos comentado: no hay apariencias, todo es lo que parece. Si parece de metal, es que es de metal como por ejemplo el colín Cafe Racer opcional. O el depósito, de aluminio en vez de acero para rebajar el peso y con 17 litros de capacidad. La placa del lado derecho situada encima de la entrada de aire tiene el color del propio aluminio y ha sido cepillada a mano y provista de varias capas de laca.

Debajo, el embellecedor de la entrada de aire es de material anodizado natural y lijado, al igual que el recubrimiento posterior del asiento que lleva el mismo tratamiento. Se ha utilizado también metal en la abrazadera forjada para el soporte del guardabarros delantero, así como la carcasa, también cónica, del amortiguador de la dirección que es de aluminio forjado. También de aluminio son los elementos de fijación de del manillar,que incluyen las siglas grabadas de la marca BMW Motorrad. La placa distintiva del modelo, remachada en la tija tal como en las motos clásicas de la marca, demuestra cómo los ingenieros que estuvieron a cargo del desarrollo de la BMW R nineT le prestaron atención a los más mínimos detalles.

El faro redondo clásico con el logo de BMW en su interior preside la parte frontal. Lleva únicamente un elemento de fijación montado debajo de la horquilla. El guardabarros de la rueda delantera está atornillado a las bases de los tubos de la horquilla mediante dos elementos de aluminio forjado, acabados con un tratamiento pulido con chorros de perlas de vidrio y anodizado al natural, mismo proceso que han sufrido los soportes del asiento de aluminio o la rueda para el ajuste de la precarga. El asiento es de imitación de piel con doble costura en color blanco hecha a mano y con el logo bordado de la nineT en el lado izquierdo en color azul.

BMW R nineT

La instrumentación cuenta con las clásicas formas redondas (velocímetro y cuenta revoluciones) pero sin olvidarse de la parte moderna que hemos visto durante toda la prueba. Una pantalla en LCD en el centro nos indica los parámetros del ordenador de a bordo de serie como la hora, marcha, autonomía, cuentakilómetros diario, intervalos de mantenimiento, velocidad media y consumo medio. Y todo ello se puede manejar cómodamente desde el manillar con un botón para ello.

La BMW R nineT está disponible en un único color. Siendo una clásica, este no podía ser otro que el negro, en concreto el Negro Tormenta metalizado con superficies que contrastan en colores plata y metálico. Motor negro, horquilla invertida dorado, múltiples superficies en aluminio aportan contraste, al igual que el monobrazo Paralever y las tapas de magnesio de las válvulas en color gris granito metalizado.

Creo que no nos dejamos nada por contar así que mañana pasaremos a lo verdaderamente divertido que es probar una combinación nada convencional de motor bóxer con horquilla convencional y parte de ciclo deportiva. ¿Cumplirá las espectativas? Pronto lo sabremos.

Continuará...

Siguiente parte | BMW R nineT, prueba (conducción en ciudad, carretera y autopista) En Motorpasión Moto | BMW R nineT, datos oficiales, fotos y vídeo de la polivalente moto alemana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio