Compartir
Publicidad
Publicidad

Un motorista de 27 años sobrevive milagrosamente a una caída de 80 metros: "pensé que estaba muerto"

Un motorista de 27 años sobrevive milagrosamente a una caída de 80 metros: "pensé que estaba muerto"
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Matthew Murray, de 27 años, iba conduciendo su Yamaha por las montañas de Santa Monica en California, disfrutando de una preciosa mañana de curvas en un día perfecto. Sol, sin viento y una temperatura agradable para gozar sobre el asfalto en buenas condiciones hasta que se llevó el susto de su vida.

Su Yamaha MT 10 sobre la que estaba montando, su fiel compañera, decidió jugarle una mala pasada en el peor momento. Al salir de una curva de derechas en un cambio de dirección a más de 60 millas por hora (unos 96 kilómetros por hora) se bloqueó su dirección, impidiéndole girar y yéndose totalmente recto al llegar a la siguiente curva. El resultado fue una de las escenas más escalofriantes que te puedes imaginar.

"Pensé que estaba muerto, no puedo creer que haya sobrevivido"

Matthew cayó al precipicio con su moto. Una caída libre de casi 80 metros que le llevó directamente a ninguna parte, atravesando las copas de los árboles que se encontraban más abajo. Toda la escena fue recogida por la cámara que llevaba montada y supone uno de los mayores miedos a los que un motorista puede exponerse, pero lo peor no quedó ahí.

"Justo en el momento de la caída mi cabeza pensó que iba a morir, que así era como se sentía la muerte", afirmaba Murray, pero tras un minuto y medio de inconsciencia sobrevivió milagrosamente. Ni siquiera él se creía que pudiera estar vivo. Gritó para pedir ayuda pero estaba demasiado lejos para que alguien le escuchase.

En estado de shock, Murray intentó alcanzar su moto para coger el teléfono y llamar a emergencias, pero no podía andar cuestabajo, tenía varias vértebras y una clavícula rotas además de un pulmón perforado. En lugar de quedarse allí trepó la ladera hasta llegar a la carretera y allí pudo parar un coche. "Sentía mucho dolor, pero decidí luchar. Mis piernas estaban bien así que subí y una vez en la carretera me desmallé".

Una vez en casa, su familia confesaba que "Matthew no puede creer que esté vivo. No puede ver el vídeo completo de lo ocurrido porque estaba absolutamente convencido de que iba a morir". Por ahora, y después de 6 años montando, para este motero las motos se han acabado por voluntad propia tras esta experiencia tan terrible, pero nos alegramos de que esté vivo para contarlo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos