Compartir
Publicidad

Suerte nivel: salir ileso de un accidente múltiple en el que la moto tenía todas las de perder

Suerte nivel: salir ileso de un accidente múltiple en el que la moto tenía todas las de perder
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La diferencia entre un trayecto rutinario y una tragedia se diferencia en cómo suceda un hecho puntual en décimas de segundo. Y sino que se lo pregunten a Malik Elizee. Este estadounidense circulaba con su moto tranquilamente cuando al salir de un semáforo entre múltiples carriles se le apareció la Virgen.

Si hace unos días veíamos cómo Valerie Thompson salía prácticamente ilesa de un accidente a más de 550 km/h (no, no es una errata), el vídeo de hoy es casi igual de milagroso aunque lejos de ser en un escenario de récord de velocidad ha sido en un desplazamiento diario pero no menos sorprendente.

Sólo alguna magulladura y un carenado roto

Al ponerse en verde el semáforo, Malika avanza junto al resto de coches y no pasan ni unos pocos segundos hasta que un Chevrolet Camaro a toda velocidad invade la trayectoria en dirección perpendicular. El deportivo se había saltado su semáforo y de no ser por el Toyota RAV4 que para el golpe, el resultado podría haber sido trágico.

Malik también se lleva parte del impacto, pero en su caso sólo al chocar contra el SUV tras ser volcado sobre su carril. El Camaro llega a empujarle ligeramente pero después de haber perdido prácticamente toda la energía cinética al chocar contra el Toyota.

Accidente Moto 2

Tal y como dice Malik, nadie tuvo que salir del escenario del accidente en ambulancia, ni siquiera él. La suerte fue como siempre de contar con un buen equipamiento de protección compuesto por casco, botas y guantes. Al ser un desplazamiento diario no llevaba pantalones ni botas técnicas, pero aún así salió ileso de la escena, levantándose por su propio pie, corriendo hasta la cuneta y tumbándose entre risas de nervios.

En cambio, la Suzuki GSX-R600 que pilotaba Malik resultó algo más magullada que él mismo, aunque de nuevo unas protecciones vinieron a salvar su moto de un destrozo mucho mayor. Los protectores que llevaba instalados en el chasis quedaron destrozados por el lado izquierdo, aunque hicieron su trabajo impidiendo que la moto quedase hecha un siniestro.

Accidente Moto 1

Al final sólo hubo que lamentar unos poco daños materiales en los retrovisores, contrapesos y plásticos del carenado que deberían repararse con el seguro del Camaro, pero al menos pudo volver a levantar su moto, arrancarla y volver con ella a casa.

Milagros así no ocurren todos los días, desde luego.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio