Compartir
Publicidad

No es un videojuego, así es como el Motobot de Yamaha consigue pilotar la R1 en circuito sin caerse

No es un videojuego, así es como el Motobot de Yamaha consigue pilotar la R1 en circuito sin caerse
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado largo y tendido ya sobre el Motobot de Yamaha; se trata de un ejercicio práctico para mejorar las aplicaciones tecnológicas que velan por nosotros sobre dos ruedas disfrazado de androide que pilota una Yamaha YZF-R1. Durante su corta vida ya lo hemos visto enfrentarse a Valentino Rossi en circuito y hasta promocionarse de una manera... extraña, pero lo que no habíamos visto es cómo funciona en detalle.

Los compañeros de Cycle World consiguieron acceder a las cámaras onboard que recogieron las prácticas de Motobot el pasado mes de septiembre en el trazado de Tunderhill Raceway Park, pero además lo han compaginado con lo que ve el androide. Y no, no es un videojuego.

Motobot es un piloto lento pero seguro

Aunque se parece mucho a lo que cualquiera puede encontrar en un videojuego de cualquier plataforma, el cerebro de Motobot tiene memorizado milímetro a milímetro el trazado en tres dimensiones. Al mismo tiempo lo adereza con la telemetría en tiempo real y a través de posicionamiento GPS para determinar su ubicación.

Motobot Yamaha Valentino Rossi

Cada uno de sus sensores recogen exactamente qué está ocurriendo, analizando mediante acelerómetros las fuerzas G, la inclinación, la aceleración, la frenada y todos los parámetros de la motocicleta como posición del acelerador, embrague, frenos, revoluciones, ángulo de giro de la dirección, marcha engranada... Incluso es capaz de corregir la dirección o el punto de giro si no entra exactamente por el sitio. Vamos, como una persona humana pero de manera analítica.

Para nosotros que tenemos interiorizado el funcionamiento de una moto y nos sale prácticamente natural puede parecernos un comportamiento sin mucho mérito, pero detrás de todo esto hay un trabajo enorme de muchos ingenieros durante años.

Menos emociones, más seguridad para todos

Yamaha Motoroid 2017

Y dirás, "¿pero esto para qué vale?". Pues para mucho, porque por ejemplo las plataformas de medición inercial IMU parten de la misma base que ahora utiliza Motobot y son las responsables de que podamos disponer en las motos de controles de tracción predictivos, ABS en curva, iluminación dinámica, antiwheelie...

Pero mirando de reojo al futuro, Yamaha también ha sido la misma marca que ha sido capaz de presentar algo así como las motos de Skynet, un engendro mecánico y eléctrico llamado MOTODROiD. Este prototipo es capaz de autoestabilizarse de forma totalmente independiente utilizando para ello la dirección y una articulación en la parte posterior del chasis.

Estas iniciativas suelen contar con bastante desprecio por parte de la afición al motociclismo puesto que le quitan la emoción de conducir una moto. Si tú eres uno de ellos, tranquilo, que habrá espacio para todos. Una parte del público puede que el día de mañana disponga de motos que prácticamente se conducen solas como medios de transporte rápidos y ágiles, pero eso no quiere decir que todas vayan a ser así.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos