Publicidad

Lo mejor de cada casa, juntos

Lo mejor de cada casa, juntos
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Cuál es una de las motos más divertidas que puedes conducir por la carretera? Pues se me ocurren varias opciones pero una de ellas es una 990 Supermoto. Postura supermotard, bajo peso, alto centro de gravedad que facilita los cambios de dirección rápido, un motor bicilíndrico de algo más de 100 cv, buena parte de ciclo...

Pero claro, siguiendo en la marca austriaca si quieres un poco más de chicha, tendrías que recurrir al motor de la RC8R con más de 160 cv y aunque no es de las deportivas más rápidas, si es bastante utilizable en el día a día por carretera. ¿Y si juntamos a las dos? Pues puede ser la leche.

Esto es lo que se le ha ocurrido al siguiente chiflado, no sé si alemán o austriaco portugués, que ha trasplantado el motor de una RC8R en el corazón de una 990 (ya no) Supermoto. Por si fuera poco, el motor ha sido preparado por PCV, cuenta con un escape completo Akrapovic en carbono con colectores en titanio, quickshifter, llantas de carbono Dymag, discos Braking, bomba y pinzas Brembo y como él mismo dice, mucho titanio y fibra de carbono.

Total que si decides meterla en el banco, el resultado que te puede dar es cuanto menos sorprendente: 164,6 cv a 9.827 vueltas y un par de 138 Nm a 7.715 revoluciones.

Un bicho ideal para, hacer el gamberro.

O en su defecto, enfrentarla a la 1290 Super Duke R la cual sale mal parada en todas las pruebas de aceleración y recuperaciones.

Me pone dos para llevar, ¿por favor?

Vídeos | Canal mfpmatias

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios