Compartir
Publicidad

Hay gente con mucha suerte... aunque se vaya jugando el cocido

Hay gente con mucha suerte... aunque se vaya jugando el cocido
Guardar
20 Comentarios
Publicidad

Hace un par de años, casi tres me encontré en una situación similar a la que podréis ver más adelante en el vídeo. En una de las carreteras que frecuentaba con mis amigos, mientras circulaba con la KTM 690SM que tenía entonces, me encontré una Kawasaki en dirección contraria por mi carril. Estaba realizando una maniobra de adelantamiento a varios vehículos, entre ellos una autocaravana de forma legal pues existía línea discontinua, pero no había calculado la visibilidad.

La recta por la que circulaba finaliza en una curva a derechas y la autocaravana seguramente le tapaba completamente la visión. Él seguramente, confío en las prestaciones de su deportiva pero no tuvo en cuenta que una moto en frente es igual de ágil y no se esperaba que apareciese de repente.

Yo tampoco me esperaba encontrármelo a él lo que ocurre es que tuve tanta suerte que lógicamente estaba saliendo de la curva y abriendo la trazada hacia mi derecha y el subía pegado a la línea central, por lo que nos cruzamos de casualidad. Una vez llegados al destino, mi compañero Noss que circulaba detrás y yo nos miramos y nos dimos un abrazo. No hacía falta decir nada. Su mirada decía: Morri, de la que te has librado; y yo le decía a él con los ojos: Y tú, que hubieses hecho la montonera.

Y si esto ocurre circulando los dos de forma legal y sin haber cometido imprudencias (se podría decir que la única fue su falta visión de la carretera), es lógico que si encima te la vas jugando para salir bonito delante de la cámara, pase lo que tiene que pasar. Todo quedó en un susto pero por muy poco ya que podía haber sido una desgracia. Está claro, hay gente con mucha suerte...

Vía | Motorevue

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos