Cuando te sobra una Yamaha R1 en el garaje y te haces una moto voladora que parece un dron

Cuando te sobra una Yamaha R1 en el garaje y te haces una moto voladora que parece un dron
Sin comentarios

Hay inventos surrealistas ahí fuera, y luego está este, el que probablemente sea uno de los más increíbles del 2023 que estamos a punto de clausurar. En verdad, es todo un prodigio de la ingeniería fabricado sin salir del garaje de su casa.

El objetivo es convertir una resplandeciente Honda VFR800 en un 'hoverboard' con hélices que se asemeja a un dron. Pero como no le gustaba mucho, la terminó cambiando por una Yamaha R1. Una explosión de amor por las motos y la metalurgia que acaba con una de las personalizaciones más raras y radicales que hayamos visto.

Una Yamaha R1 que vuela, lo más loco para terminar 2023

Hoverbike 2 2023

Él es 'Meanwhile in the Garage', un youtuber que se dedica a crear todo tipo de inventos para su canal: desde un tanque para su hijo hasta restaurar motos hechas auténtica chatarra. Su última ocurrencia fue comprar una preciosa e impecable Honda VFR800 para convertirla en un 'hoverboard'.

Sin embargo, no le fue demasiado bien la idea de la VFR porque decía que la relación peso-potencia del chasis y el propulsor V4 no era la adecuada. Así que se fue a por algo más radical: una Yamaha R1. Y esta sí que le vino bien, aunque tuvo que desnudarla entera.

Vamos, una moto voladora personalizada. Sin embargo, no se parece a ninguna que hayamos visto antes, ya que cuenta con un sistema de transmisión por cadena y un diseño que hace que la VFR se impulse por cuatro rotores para levantarla del suelo. Un híbrido entre moto, dron y 'hoverboard', como él dice.

Hoverbike 3 2023

No estamos ante cualquier aficionado. Él es ingeniero mecánico y todo lo que hace lo hace con conocimiento de causa. De ahí que su vídeo sea una casi película en la que comenta técnicamente cada paso y hace que su trabajo sea tan divertido de ver.

Una creación que le ha llevado seis meses terminar. Desmontó la moto al completo para ponerla sobre un gran marco en forma de X, soldarlo, cortar las piezas... Incluso menciona que él fabricó a mano todas las hélices del proyecto. Desde luego que no es una tarea nada sencilla.

Para moverla creó un mecanismo para transferir el par del motor de la motocicleta a las hélices. Empleó un sistema de ruedas dentadas, cadenas para motos D.I.D., piñones auxiliares y varios tensores para transformar la potencia hacia los rotores. Y funciona hasta el punto de que parece un dron a punto de despegar del suelo.

¿Funciona? Incluso se levanta un poco del suelo. Pero eso te dejamos que lo compruebes por ti mismo en los últimos compases del vídeo.

Temas
Inicio