Compartir
Publicidad

¡Brutal! Esta moto de agua con motor de 1.300 cc de una Suzuki Hayabusa tiene un comportamiento irreal

¡Brutal! Esta moto de agua con motor de 1.300 cc de una Suzuki Hayabusa tiene un comportamiento irreal
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las motos de agua son unos cacharros bastante divertidos y así lo hemos comprobado en nuestras propias carnes alguna que otra vez, pero ¿podrían serlo aún más? Por supuesto que sí, y la solución es tan sencilla como añadir a la ecuación un motor monstruoso de Suzuki Hayabusa de 1.300 cc. El resultado será mejor que lo veas por ti mismo.

Agárrate fuerte o acabarás en el agua

En lugar del funcionamiento tradicional al que estamos acostumbrados en una motocicleta convencional donde para sacar todo el partido a un propulsor a través de una caja de cambios que convierte la potencia en diferentes niveles de velocidad, las motos de agua funcionan de manera directa.

Una moto de agua tiene un motor carente de caja de cambios y embrague, simplificándolo mucho sólo hay un brazo de transmisión que une el cigüeñal del propulsor con una hélice situada en el extremo trasero del casco.

Gama Sea Doo 300 Accion018

La hélice se sitúa en medio de un canal que toma el agua y la expulsa a través de una tobera direccional que es la encargada de dotar a la pequeña embarcación de dirección de una forma más o menos ágil.

Pero y si ya hay motos de agua con una potencia más que generosa, ¿por qué utilizar el motor de una Hayabusa? Bueno, digamos que las motos de más de 1.600 cc y tres cilindros como las Sea-Doo no van cortas de potencia, pero sí de comportamiento. Son motores enfocados a un rendimiento lineal, con mucho par motor y dispuestos a rodar a ritmo constante durante largos periodos de tiempo.

Gama Sea Doo 300 Accion006

Desconocemos los detalles de la transformación del vídeo anterior, pero el motor de 1.300 cc de la Hayabusa con una potencia de unos 170 cv es mucho más explosivo, perfecto para realizar maniobras radicales y deleitarnos con un sonido espectacular.

Basta con ver la exagerada postura que tiene que poner el piloto para que la Busa acuática no le descabalgue en las aceleraciones. ¡Brutal!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos