Publicidad

El 'Bottle Cap Challenge' en moto se vuelve un reto viral aún más difícil

El 'Bottle Cap Challenge' en moto se vuelve un reto viral aún más difícil
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada año algún tipo de reto se pone de moda en las redes. Un año, por ejemplo, fue el Ice Bucket Challenge, una prueba en la que la gente se desafiaba a tirarse por la cabeza agua helada. En 2018 triunfó el peligroso juego de bailar la canción In my feeling, del rapero canadiense Drake, mientras que la gente se bajaba de un coche en marcha. A esto se le conocía como el Kiki Challenge.

Este año el juego ganador del verano es el Bottle Cap Challenge que traducido al español significa algo así como el desafío del tapón de la botella. Este reto consiste en abrir una botella de una forma poco ortodoxa: dándole una patada al tapón. Si ya de por sí esta acción es complicada, los moteros en las redes sociales han querido ir un paso más allá y aportar su granito de arena haciéndolo a su modo: montados en sus motos.

Derrapando o haciendo invertidos: una nueva forma de conseguir el reto del verano

El juego del #bottlecapchallenge se hizo famoso cuando el actor Jason Statham mostró en Instagram cómo desenroscaba el tapón de una botella con una patada. La idea no fue suya, sino del campeón del mundo de Taekwondo, Farabi Davletchin.

A partir de aquí muchos son los que han intentado o han superado este reto. En el mundo motero también se han hecho eco de este desafío tan particular. Por ejemplo, hemos visto cómo MV Agusta recurrió al especialista Thibaut Nogues para cumplir con el desafío del tapón de un modo mucho más espectacular: derrapando a lomos de una MV Agusta F3 800 y abriendo la botella con ayuda del neumático trasero.

Sin duda es una buena forma de dar a conocer esta moto, una máquina tricilíndrica de 798 cc, 148 CV a 13.000 rpm con un par motor de 88 Nm a 10.900 rpm. Al menos es una idea más acertada para MV Agusta que intentar rozar el porno vendiendo sus motos.

No es el único que lo ha intentado. En YouTube podemos ver otros ejemplos de cómo otros pilotos han conseguido quitar el tapón de una botella montados en su moto y dando una patada.

O haciendo un invertido:

O incluso derrapando en el caso del especialista acrobático Andrey Rakshin.

Cualquier forma vale para conseguir abrir una botella sin que la toquemos con las manos. Al menos este año no se han desperdiciado litros y litros de agua para cumplir un reto cuyo valor final se desvirtúa en muchas ocasiones ya que se corresponde con una acción social, aunque esta vez es simplemente un desafío sin una motivación social aparente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir